febrero 21, 2012

La Revolución Cubana es una obra evangélica.

Epístola al Fraile Frei Betto.
Recientemente en el encuentro de Fidel Castro con los intelectuales el fraile dominico Frei Betto expresó: “La Revolución Cubana es una obra evangélica.” Asimismo las Sagradas Escrituras dicen: de una misma boca no deben proceder bendición y maldición. ¿Acaso alguna fuente echa por una misma abertura agua dulce y amarga? (Santiago 3:10-11)
Estimado Rev. Frei Betto:
Es bastante difícil de entender que un sacerdote que sufrió torturas y prisión por cuatro largos años durante la dictadura militar que padeció su país, pueda pronunciar elogios a otra dictadura, así como al líder y promotor de esta.
Según Ud. mismo expresa: “a Cuba vengo hace más de 30 años”. ¿Entonces como se puede ser tan irreverente ante Dios primeramente y llegue Ud. hasta esta tierra desde allende a darle loas y cumplidos a un tirano excomulgado, pasándole además por arriba al sufrimiento y al dolor de este pueblo en luto, para pronunciar públicamente que: “La Revolución Cubana es una obra evangélica?.

Al Señor Jesús no se le pasó esto que acontece hoy aquí y por ello desde entonces reprendió enérgicamente a los líderes religiosos que lisonjean a dictadores cuando señaló: “Pues en vano me honran” (Mat 15:7-9)
Quisiera creer que Ud. Rev. Betto ignora la cantidad de fusilados, desterrados, de sacerdotes en Campos de Concentraciones (UMAP) y que entre estos el mismo Cardenal Jaime Ortega Alamino sufrió reclusión, el hundimiento del remolcador “13 de marzo” en el cual entre los asesinados habían 11 niños, así como las numerosísimas vejaciones y detenciones arbitrarias que ocurren actualmente a quienes opinan diferente de la tiranía y que han contribuido al enriquecimiento del martirologio cubano.
 Según Ud. el evangelismo de Jesús significa: dar comida a quien pasa hambre, salud a quien está enfermo, amparo a quien está desamparado, ocupación a quien está desocupado. Y añadió: “Eso está en la letra del Evangelio. Por eso digo que esta es una obra trascendente..

Muy estimado Rev. Betto, permítame no estar de acuerdo con Usted. En este aspecto, pues Ud. está haciendo trascendental las obligaciones de todo gobernante en cualquier lugar del Mundo porque el evangelio es mucho más que eso: es ser una Biblia viva, es amar primeramente a Dios y después a su prójimo y de llevar con pasión las buenas nuevas de salvación a todos.
Entonces para concluir, en lo que si estamos completamente de acuerdo es en su expresión: “Es el Fidel de siempre” y además me atrevo a reafirmar de que Ud. coincide con la gran mayoría del pueblo cubano de hoy, pues el tirano en jefe nunca se ha arrepentido del mal y el dolor que le ha suministrado a Cuba y hoy sigue siendo el mismo pero sin el uniforme.
Cordialmente:
Rev. Manuel Alberto Morejón Soler.

1 comentario:

Puta Armienne dijo...

Hay personas que se obsesionan con una idea hasta el punto del obstinamiento o se ciegan ante una realidad que no desean ver.
También pueden actuar de mala fe para obtener alguna ganacia personal o causar mal a otros ya sean personas individuales o pueblos.
En mi opinión Frei Betto es una mezcla de todos ellos.