mayo 31, 2011

PASTORES PROTESTANTES DETENIDOS E INTERROGADOS EN CUBA.

Para su publicación inmediata
Tres pastores protestantes fueron detenidos e interrogados por agentes de Seguridad del Estado en Camagüey, Cuba el fin de semana pasado. Los pastores están todos afiliados al Movimiento Apostólico, una red de iglesias que ha estado bajo una fuerte presión del gobierno cubano en los últimos años.
El sábado 30 de abril, los pastores Benito Rodríguez y Bárbara Guzmán fueron detenidos por un grupo de agentes de seguridad de alto rango del Estado y funcionarios del Partido Comunista. Los dos fueron llevados a la comisaria de la calle Palma, en Camagüey, donde fueron retenidos por dos horas. Durante su detención, los dos reportaron haber sido interrogados y puestos bajo una fuerte presión para dejar de celebrar los servicios religiosos en sus hogares.
El domingo 1 de mayo, un servicio religioso oficiado por los dos pastores fue interrumpido por la Señora Estael Pérez Valdivia, la jefa de la Oficina de Asuntos Religiosos en el Ministerio Provincial de Justicia. Pérez Valdivia, quien estaba también presente en el momento de la detención, emitió una citación a los pastores Rodríguez y Guzmán para que se presenten y comprueben que son dueños de sus respectivos domicilios ante el Ministerio de Justicia el 6 de mayo. El pastor Rodríguez, de 45 años, ha vivido toda su vida en su casa.
Tras la visita de Pérez Valdivia, el pastor Bernardo de Quesada Salomón fue detenido tras salir de su casa alrededor de las 12:45pm. Fue trasladado a un centro de detención de la provincia donde reporto haber sido sometido a fuertes presiones y amenazas, en un esfuerzo para empujarlo a dejar su trabajo pastoral.
El pastor Omar Gude Pérez, un líder del Movimiento Apostólico, actualmente cumple con una sentencia de seis años y medio de prisión bajo libertad condicional, dijo a CSW que la presión en la red de iglesias se ha intensificado.
"Esto es sólo una de las muchas ocasiones en las que han sido detenidos, multados, o amenazados por el régimen de Castro, que no ha alterado en lo más mínimo su política de negación de la libertad religiosa y agresiones contra el Movimiento Apostólico", dijo.
El pastor Gude Pérez también señaló que un número de pastores, incluyendo a su esposa Kenia Denis y Mario Álvarez, un líder de la iglesia con sede en San José de las Lajas, recientemente se les ha negado el permiso para salir del país para asistir a conferencias religiosas en el extranjero. Ellos creen que esto se debe al hecho de que siguen compartiendo información sobre violaciones a la libertad religiosa con grupos internacionales de derechos humanos y los medios de comunicación.
Andrew Johnston, Director de Defensa de CSW, dijo, "Estamos profundamente preocupados por la detención arbitraria y la intimidación a los pastores Rodríguez, Guzmán y Quesada, y de la hostilidad más generalizada hacia las iglesias afiliadas al Movimiento Apostólico por parte del gobierno. Hacemos un llamado al gobierno cubano para que dejen de acosar a estos hombres y mujeres y para que permitan que estas iglesias se registren y operen libremente.”
Para más información o para concertar entrevistas contáctese con Kiri Kankhwende, Oficial de Prensa de Christian Solidarity Worldwide
kiri@csw.org.uk visite o www.csw.org.uk.
Christian Solidarity Worldwide (CSW) es una organización cristiana que trabaja por la libertad religiosa a través de la promoción de los derechos humanos y en la búsqueda de la justicia.
Notas a los Editores:
1. Los funcionarios que detuvieron a los pastores Rodríguez y Guzmán fueron el Mayor Labarsena, el jefe de la primera unidad de la Policía Nacional Revolucionaria de la provincia de Camagüey, el capitán Saavedra del Departamento de Seguridad del Estado, Jefe Seguidor, jefe de la Policía Provincial Nacional Revolucionaria, la Sra. Estael Pérez Valdivia, jefe de la Oficina de Asuntos Religiosos del Ministerio Provincial de Justicia, y un activista de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR).
2. El pastor Omar Gude Pérez fue por primera vez encarcelado en mayo de 2008 y sentenciado a seis años y medio de cárcel por cargos inventados dos años más tarde. Se le concedió la libertad condicional en febrero, pero se le prohíbe trabajar como pastor o salir de Camagüey.
3. El Movimiento Apostólico es una red de iglesias carismáticas protestantes en todo el país. Los líderes nacionales son los pastores Omar Gude Pérez, Mario Álvarez, Bernardo de Quesada Salomón y Alain Toledano, quienes han sido todos sometidos a detención arbitraria, amenazas de confiscación de la propiedad e intimidación. Se cree que el Movimiento Apostólico, que ha sido impedido de registrar sus iglesias, se ha convertido en el target del gobierno debido a su rápido crecimiento en los últimos años.
4. Cuba es uno de los pocos países en el mundo que exige que sus ciudadanos apliquen por una visa de salida para salir del país. Copias escaneadas de las negativas están disponibles bajo demanda.
Kiri Kankhwende
Press Officer
Christian Solidarity Worldwide
PO Box 99
New Malden
Surrey
KT3 3YF
T: +44(0)208 329 0045  +44(0)208 329 0045
F: +44(0)208 942 8802
Christian Solidarity Worldwide (CSW) is a Christian organisation working for religious freedom through advocacy and human rights, in the pursuit of justice.
CSW, PO Box 99, New Malden, Surrey, KT3 3YF
T: +44(0) 845 456 5464  +44(0) 845 456 5464 , E: admin@csw.org.uk, W: http://www.csw.org.uk/

mayo 29, 2011

Y LOS GOLPES SIGUEN.

Yo he visto al bien con los ojos del mal
como un ciego feliz en la oscuridad.
Nena no sé lo que va a pasar si la mentira se disfraza como la verdad,
si la mentira se disfraza como la verdad...
Pero Dios sigue siendo mi anzuelo colgando del cielo.
Carlos Varela.
Se le ha dicho al pueblo de Cuba que Juan Wilfredo Soto murió de forma natural y se ha lanzado la pregunta de -¿Acaso no basta el aval de la Revolución de más de cinco décadas sin un solo torturado, desaparecido o asesinado?- Uno solo no… Ya nos hemos referido en post anteriores a esa «muerte natural» y a ese historial de la «Revolución».
No expresaré aquí lo que considero sucedió, teniendo en cuenta las evidencias, con ese hombre de pueblo que fue Camilo Cienfuegos, que en un momento determinado serviría más de héroe muerto que de cuerpo presente, ya que vivo se habría convertido en un problema. No retomaré los ejemplos conspicuos de Pedro Luis Boitel u Orlando Zapata Tamayo. Tampoco volveré esta vez sobre casos de trascendencia más local cuyas muertes todavía esperan por investigaciones reales, como Ramón (Aló) Casas Carrazana, Marcos Pareja González o Jesús J. Márquez Lemes. No me dedicaré nuevamente a hablar del desfile ante mis ojos de personas golpeadas en la redada del pasado 23 de febrero, por solo mencionar una fecha; cuando fui secuestrado durante veintiséis horas por interceder en plena calle por Lilia Castañer y Juana Oquendo, forzadas a abordar un auto matricula privada por civiles sin identificar. No me detendré en el caso del periodista Hector Julio Cedeño en cuya cabeza llegaron sentados a la estación ese día. Ni en la golpiza que propinaron a Ivonne Malleza, forzada a abordar otro de esos autos paramilitares, o a su esposo Ignacio Martínez Montero que indignado se atrevió a defenderla; tanto Cedeño como Montero trasladados a mi lado desde el cuartel de Infanta y Amenidad hasta la estación de Santiago de las Vegas. No hablaré ni siquiera de aquel puñetazo que me dieron a traición por el lado izquierdo del abdomen en los años ´90, y que luego estuvo meses molestándome, cuando siendo un estudiante en la Universidad de la Habana defendí a Eduardo, un amigo chileno estudiante como yo, a quien un policía golpeó con una tonfa por la rodilla para establecer el «orden» de una cola. No me referiré tampoco a la cobarde golpiza propinada a mi amiga Yoani Sánchez en noviembre de 2009 y que luego trataron de negar mediáticamente…
Sobran los golpes y faltan las palabras. Mi humilde opinión; la que mi sensibilidad cristiana por un lado, y la hosca realidad que me ha tocado vivir por el otro, han ido curtiendo; es que nos encontramos ante una clase de desgobierno demasiado buen discípulo de «El Príncipe» de Maquiavelo, y condiscípulo de «Mi lucha» por Adolfo Hitler. Si buenos son golpeando, buenos son con su propaganda que luego trata de limpiar las escenas de los crímenes. Para decirlo en buen cubano: son como la gatica de María Ramos, que tira la piedra, y esconde la mano.
Pero se impone en definitiva no hablar ahora de lo que ya no tiene remedio. Lo alarmante es que tras la golpiza a Juan Wilfredo el régimen sigue golpeando impunemente cual si nada hubiese sucedido, ensañado incluso en algunos de los testigos de referencia de este ominoso caso.
¿Qué le sucedió a Héctor Duniesky Bermúdez Santana ( Foto a la izquierda )  el pasado 10 de mayo cuando transitaba en bicicleta por su Reparto Pastorita en Santa Clara? Fue él quien condujo a Juan Wilfredo del Hospital a  su casa aquel 5 de mayo, luego de cruzar unas palabras de reclamo con unos agentes de la Seguridad del Estado, que ya estaban personados en la institución sanitaria impartiendo órdenes a los médicos.  ¿Quiénes le apedrearon dos días después de la sepultura de EL ESTUDIANTE? Una de las piedras le impactó en la cabeza, y las consecuencias no se midieron, porque si Héctor no escapa sangrando, no sabemos hasta dónde se habrían ensañado.
Y ¿quién golpeó a José Lino Asencio López ( Foto abajo a la derecha ) en la madrugada del 17 fracturándole costillas y dejándole varias secuelas más? No eran ladrones los atacantes, porque no se llevaron ninguna de sus pertenencias, ni siquiera su bicicleta, pero si le lanzaron sus consignas «revolucionarias». Lino, además de ser uno de los amigos incondicionales de Juan Wilfredo, escuchó su testimonio de la golpiza.
¿Cómo es posible que con un escándalo como el de Juan Wilfredo, hace apenas hace unos días se golpeara en Placetas, de manera extrema a Iris, líder del grupo de mujeres que rinde honores con su nombre a la mítica Rosa Park? Ya ha trascendido que el agente Veliz Veliz, apodado «el pesista», la lanzó al suelo de manera tan brutal que tuvieron que esconderla por tres días en la sala de un establecimiento de salud donde permaneció secretamente custodiada hasta que debido a la presión popular fuera devuelta a su casa donde todavía permanece en cama.
¿No se hace evidente que nos encontramos nuevamente ante fenómenos de la naturaleza e aquellas turbas paramilitares al servicio de Hitler o Mussolini en Alemania o Italia, respectivamente? Con la diferencia de una propaganda de simulación y maquillaje.
¿No llama acaso la atención el fenómeno también preocupante de la cifra creciente de suicidios entre miembros de las fuerzas del orden en Villa Clara? ¿Qué está ocasionando tal estrés entre nuestros policías? Por lo menos en el mes de mayo, que haya trascendido, se reportan tres en la provincia, dos en Santa Clara y uno en el poblado de Vueltas. De ellos el que más ha llamado la atención y que la opinión popular vincula con la golpiza a Juan Wilfredo, es el del policía Alexis Herrera Rodríguez, vecino de Calle 5ta., entre 12 y 14, número 204, en el Reparto Camacho de Santa Clara, dirección en la que se propinó el disparo mortal, aunque en los últimos tiempos él residía en la casa de su novia vecina de San Antonio, en El Gigante, uno de los repartos en las afueras de Santa Clara en dirección a Camajuaní. Este policía veinteañero se suicidó ese terrible Día de las Madres en que sepultábamos a EL ESTUDIANTE, para morir apenas cinco días después enlutando con ese terrible dolor que es perder a un hijo a otra madre cubana. Fue velado y sepultado con un operativo de vigilancia extrema el viernes 13 de mayo. Circulan rumores que escapan a las severas medidas tomadas por la policía secreta al respecto de que Alexis tomó tal extrema decisión luego que la Seguridad del Estado le citase con urgencia por dos ocasiones, siempre tras el incidente con EL ESTUDIANTE el jueves 5 de mayo, supuestamente preocupados por «reportes con faltas de ortografía» por parte de Alexis, según se hizo trascender a sus padres; pero según comentario generalizado fue Alexis el patrullero que condujo a EL ESTUDIANTE del parque Leoncio Vidal a la Tercera Estación de Policía de Santa Clara. De cualquier manera, aunque toda esta información está basada en revelaciones confidenciales de personas que no están dispuestas a atestiguar públicamente yo considero que constituyen elementos a tener en cuenta en cualquier investigación seria que se abra en el futuro en relación al caso Juan Wilfredo. Y ante cualquier Tribunal en el mundo que se me cite como testigo de referencia, si de hacer justicia a mi amigo asesinado se trata, de más está decir que estoy dispuesto a declarar. Por algo soy Cubano Confesante.
Cualquiera diría que no son tan violentos ya que a mí todavía no me han propinado ni un rasguño, a pesar de constituir uno de los testigos más citados por los medios internacionales a causa de mi tweet publicado en @maritovoz el mismo 5 de mayo a las 11.55 am tras escuchar, de su propia boca, el testimonio de Juan Wilfredo la última vez que me dirigiera la palabra. No es que no tengan deseos de desaparecerme, es que son limpios y edulcorados por los ardides aprendidos de Maquiavelo. Conocen muy bien que tocarme es atacar por extensión a las Iglesias que pastoreo, a la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental que me reconoce oficialmente como Pastor, a los seminarios teológicos donde enseño, así como a entidades internacionales como Solidaridad Cristiana Mundial o a la Alianza Bautista Mundial, cuyos principios son los que me han hecho adoptar esta postura. Algunos comentaristas han sido severos con las instituciones a las que pertenezco por cuanto estas no han emitido declaraciones públicas. Yo pido que se sea más comprensivo con ellas entendiendo las sobradas razones para ser prudentes, no olvidar la categoría del monstruo ante el que nos encontramos. Baste saber que ninguna de las instituciones a las que pertenezco me han retirado su respaldo, a pesar de todas las evidentes presiones que se ciernen sobre ellas. Yo considero que esta actitud ya habla mucho por si sola, sin tener que decir una palabra. Sin hablar de todas las muestras de preocupación y apoyo recibida de muchos consiervos que me han manifestado su incondicional apoyo, de Cuba o fuera de Cuba. Ante el contexto diabólico en que nos encontramos no creo que pueda pedir más, aunque sueño con que todos mis hermanos se hagan más fuertes, entendiendo el Poder que nos ampara para seguir pugnando por el Reino, y por su Ética, un Reino que desde los días de Juan el Bautista sufre violencia y solo los valientes logran aferrarlo (Mateo 11.12), y las armas de nuestra milicia no son carnales, pero poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas (2 Corintios 10.4).
No obstante a que los denunciados no se hayan atrevido a atacarme físicamente, no cesan sus amenazas, que no temo, del corte de algunas como estas: «Tú también caerás, aguántate que cuando la furia del pueblo se desate acabará con todos los esbirros y sicarios», de un tal @aron. Por otra parte es notoria y hasta risible la vigilancia extrema de elementos de mi comunidad cuyos nombres no citaré por piedad, y porque ellos conocen de antemano, por mi identidad cristiana, que tengo el reto por Jesucristo de perdonar, amar y de pastorearles inclusive. Se hace sentir también la campaña de descredito y difamación a que algunos han sido comisionados; hasta el punto de abusar psíquicamente de los sentimientos de una anciana que en la cola de espera de un Policlínico se atrevió hace unos días a manifestar su admiración por mí, y bastó para que uno de esos elementos lanzase, sin el menor escrúpulo por la anciana, descalificativos como «degenerado» y «sinvergüenza». Mire usted en todo lo que me ha convertido el haber escuchado de mi amigo la denuncia de la cobarde paliza de que fuera objeto; resulta que ellos golpean y matan, y soy yo el «esbirro», el «sicario», el «degenerado» y el «sinvergüenza». He denunciado en Twitter al acoso a numerosos feligreses que han venido a contarme, con nombres y apellidos de los agentes que se les acercan, lo mismo vestidos de lobos que de ovejas, para tratar de desacreditarme y volverlos en mi contra. El más común de los argumentos es que «su Pastor se ha metido en política», como si «no meterse en política» justificara en algunos casos ser cómplice de abusos y asesinatos. Soy el primero que por principio bautista fundamental de «libertad de conciencia» respeto la ideología de cada cual. Miembros del Partido Comunista e incluso policías conocen que jamás les he excluido de mi trabajo pastoral. Si viviese en un país donde se persiguiese a los comunistas y se abusara de ellos, como ahora se abusa y mata a otros en Cuba por su discrepancia política, sería yo el primero en defenderles. Estoy en contra de todos los macartismos y cacerías de brujas. Incluyo a los miembros del Partido Comunista y a los militares en la Cuba que estamos llamados a construir todos, y abogaré siempre por la reconciliación de todos los cubanos. Pero esto ya pasa de ser una cuestión de ideologías, de «meterse en política», para convertirse en materia de Derechos Humanos y violencia que como siervo de Dios estaré llamado siempre a condenar, máxime si proviene de aquellos que están comisionados a llevar la espada para impartir justicia (Romanos 13.3, 4).
*Pastor Bautista radicado en Cuba y Miembro de la Convección Bautista de Cuba Occidental, quien desempeña su ministerio en la Iglesia Bautista de Taguayabón y Rosalía, VC, Cuba. Profesor Seminario de Santa Clara, y filial del Seminario de La Habana en Vueltas. Edita desde Cuba el Blog Cubano confesante.

Dice el Sátrapa menor, Raúl Castro, que hoy más que nunca necesitan todas las bendiciones (de Dios).

Las palabras se dijeron en el Culto de celebración por los 7º años de creado en Consejo de iglesias de Cuba. Sobre todo los últimos 50 años de triste memoria, en que esta organización ha servido, y sirve a los intereses de la Dictadura más antigua del hemisferio. Allí se dijeron muchas lindezas, pero estas palabras del camarada presidente de turno del Consejo, el reverendo Marcial, denota la usual guataquería de estos líderes.
Dice el reverendo:
«Dios Bendiga su Santa Iglesia, Dios Bendiga Nuestra Nación, Dios Bendiga a nuestros gobernantes, a nuestro presidente, y a sus familias»
Dice la información que en el acto: le otorgaron  placas de reconocimiento a Fidel y a Raúl por la atención y el apoyo a la labor ecuménica. Anuncian constitución de un Comité Internacional de las iglesias, consejos ecuménicos y personalidades religiosas, y otro nacional, para trabajar por la liberación de los Cinco. Hay una foto donde aparece la sabandija que hoy gobierna a los cubanos junto a los miembros del CIE, para que no quede duda de esta viciada connivencia.
Usted puede leer toda la información nauseabunda haciendo CLIC AQUÍ.
Pero esto no es todo…,
Pueden leer una extensa entrevista  en Juventud Rebelde, donde aparecen opiniones de personajes como el propio Presidente del CIE y el también presidente, pero del Consejo Mundial de Iglesias, Olav Fykse Tveit. Léanlo AQUI

mayo 28, 2011

Bochornoso contubernio entre Iglesias norteamericanas y el Consejo de Iglesias de Cuba, para apoyar al régimen dictatorial en su absurdo reclamo para la liberación de los Cinco espías cubanos.

Andan en componendas estos mentirosos y manipuladores de una y otra orilla. Esto es lo que muestran los representantes de algunas Iglesias de los Estados Unidos, aunque nos quieren vender la información de que son las Iglesias de los EEUU o los religiosos de ese país. Son algunas organizaciones religiosas y son algunos colaboracionistas de siempre así denominados “religiosos” de EEUU. Del otro lado tampoco representan a la Iglesia cubana en su conjunto; son los colaboracionista, los “aguerridos” combatientes del Consejo de Iglesias, secuaces ideológicos de la dictadura castro comunista.
Y ahora nos vienen con la matraca de que hay que liberar a los Cinco espías de la Red Avispa que fueron sorprendidos in fraganti en sus labores de espionaje y conspiración; juzgados con todas la garantías procesales y condenados. Estos son los que están en la cárcel, otros colaboraron con la fiscalía estadounidense y llegaron a acuerdos con la misma. La foto de abajo parece ser de la "actividad"
¿Dónde se meten estos “ religiosos estadounidenses’ cuando son enviados a prisión los periodistas independientes cubanos y los opositores pacíficos? ¿Dónde andan declarando cuando son golpeadas las Damas de Blanco? ¿Se solidarizan con una joven madre de confesión bautista, Sara Marta Fonseca, cuando las turbas la golpean? ¿Qué dicen de las muertes de presos y opositores en condiciones carcelarias inhumanas o mediante palizas?
Aquí les dejo la información:
El Consejo de Iglesias de Cuba y religiosos estadounidenses han enfatizado este sábado en la liberación inmediata de los cinco cubanos antiterroristas presos en Estados Unidos.
Los religiosos norteamericanos se reunieron en el Hospital Frank País en La Habana, con los familiares de los cinco cubanos antiterroristas y aseguraron que a través de sus oraciones y acciones, la batalla continuará hasta la excarcelación de los cinco héroes de las prisiones estadounidenses, informa Prensa Latina.
En este mismo sentido, el Presidente del Consejo de Iglesias de Cuba, Marcial Miguel Hernández, hizo hincapié en la continuación de la lucha para desencadenar a los héroes que velaban por el pueblo cubano y sus sueños.
Por su parte, Carlos Luis Malavé, de la Iglesia Presbiteriana, en nombre del Consejo Nacional de Iglesias de Estados Unidos reiteró la disposición de su formación para la liberación de los Cinco.
La Iglesia de Cristo de Estados Unidos, también mostró su deseo para sumirse en la misma lucha.
Los familiares de los cinco antiterrorista, a su vez, expresaron su gratitud tanto a los religiosos cubanos como a los extranjeros, por sus esfuerzos llevados a cabo para poner fin a la reclusión forzada y violenta que padecen los patriotas.
Antonio Guerrero, Fernando González, Gerardo Hernández, Ramón Labañino y René González, conocidos como "Los Cinco", forman el grupo de antiterroristas cubanos, arrestados el 12 de septiembre de 1998 en Estados Unidos, cuyos principales crímenes fueron defender a su país del terrorismo que amenazaba su nación desde el suelo norteamericano.

La providencia divina y el asesinato de Juan Wilfredo Soto García.

La vida no vale nada, si ignoro que el asesino, cogió por otro camino, y prepara otra celada.Pablo Milanés.
Cuando analizo retrospectivamente mi relación pastoral con Juan Wilfredo Soto García, descubro que, no potencias internacionales ni campañas mediáticas, pero sí Dios, nunca neutral ante los asuntos humanos, estaba muy interesado en este hombre. Y me estaba preparando a mí para retarme a actuar como el samaritano, ya que a él lo dejarían tirado junto al camino.
Conocí a EL ESTUDIANTE, apodo con el cual me fuera presentado, en marzo del 2010. Orlando Zapata Tamayo acababa de morir el 23 de febrero como consecuencia de ignorarse sus derechos como huelguista. Conmovido por hechos como estos, nada nuevos en Cuba y con antecedentes tan deleznables como la muerte de Pedro Luis Boitel, supe de la Huelga de Hambre y Sed a la que se había arrojado en protesta Guillermo Fariñas. Entendiendo que a Dios no le pasaban desapercibido asuntos como estos, y quemándome espiritualmente el deseo de presentarme en el epicentro de los hechos con el Evangelio que libera, y echando mano de las bienaventuranzas dejadas por Jesús en el Sermón de la Montaña, hice acto de presencia empuñando como poderosas armas la Biblia y la oración.
Juan Wilfredo  ( Foto a la derecha ) era uno de los amigos del círculo íntimo de Guillermo Fariñas. No recuerdo haber visitado el Hospital y que EL ESTUDIANTE no estuviera presente. Los días en que la sobrevivencia de Guillermo constituyó un auténtico milagro, Juan Wilfredo no se movió de los bajos del hospital, ni de día ni de noche.
Desde la primera ocasión en que EL ESTUDIANTE me escuchó leer la Biblia y orar solicitando a Dios salvación para todas las almas involucradas en el asunto, y reconciliación para todos los cubanos; se me acercó con aquella espontaneidad tan cubana que siempre le caracterizó para darme un abrazo y expresar su más profunda admiración. Desde entonces me trató con la misma fidelidad que dedicaba al Coco, a pesar de ser aquel uno de sus más antiguos amigos de la infancia, con quien jugó básquetbol en el Palacio de los Pioneros, y de haber sido su vecino por alrededor de diecisiete años.
Gracias Pastor por venir a acompañarnos y traernos a Dios, eso no lo hace cualquiera»- me halagaba en cada una de mis visitas. Le explicaba que lo que hacía no provenía ni de mi propia bondad ni de mi limitada valentía, sino de Dios, que es quien pone en sus hijos tanto el querer como el hacer, y que, ¡Ay de mí si no lo hacía!
Yo soy quien se admira de ti, por tu fidelidad hacía tu amigo, y porque a pesar de tus piernas tan hinchadas no te separas de este hospital.»- le respondía retado por su auténtica amistad, valor humano tan resaltado por la Biblia: «En todo tiempo ama el amigo. Y es como un hermano en tiempo de angustia (Proverbios 17.17)».
Wilfredo no era el único. Evidentemente aquel hombre que languidecía allá arriba en la Terapia Intensiva había sabido cultivar verdaderos amigos dispuestos a dar su vida por él si hubiese sido necesario, y esto en definitiva era lo que él estaba haciendo por más de cincuenta prisioneros, algunos de los cuales ni él mismo conocía personalmente. Pero quiso Dios que de aquel círculo de amigos del Coco fuera Wilfredo precisamente con quien yo hiciese las mejores migas. Enseguida me puse al corriente de sus serias afectaciones de salud: hipertensión, gota, diabetes, y miocardiopatía dilatada. Costaba creer que un hombre tan corpulento y de un espíritu tan fuerte arrastrara todos esos padecimientos, la mayoría de los cuales no eran más que secuelas de sus maltratados períodos de prisión que en sumatoria de tres causas diferentes contabilizaron doce difíciles años, e iniciándose desde sus dieciséis, en 1984, cuando apenas era un estudiante de preuniversitario, de donde se le quedó su entrañable alias de EL ESTUDIANTE. Entonces fue condenado por primera vez a cuatro años de privación de libertad acusado de «Propaganda enemiga», condena que cumplió en la sección de menores de la prisión de Manacas.
Me conmovieron tanto sus padecimientos que además de mi prioridad espiritual sobre su vida -para él en este año fui sencillamente su Pastor- hice lo posible por conseguirle algunos medicamentos que necesitaba. Con tal propósito me facilitó un Resumen de Historia Clínica que hice llegar a colegas pastores en el extranjero para que me ayudaran en tal empresa. A pesar de que Juan Wilfredo era santaclareño, y yo taguayabonense, alguna vez me visitó como muestra de su profunda admiración. Siempre me manifestó su deseo de asistir a la Iglesia que pastoreo, a pesar de la distancia, pero yo le recomendaba que se acercara a excelentes congregaciones que hay en Santa Clara, lo cual hizo alguna que otra vez. EL ESTUDIANTE llegó a sostener relación con otros pastores cubanos, e incluso extranjeros, omito sus nombres por carecer de sus autorizaciones para hacerlo, pero sé que se encuentran tan conmocionados como yo por esta muerte tan arbitraria.
Cuando el jueves 8 de julio de 2010 el gobierno cubano no tuvo otra alternativa que anunciar en el periódico Granma la liberación de todos los presos que restaban del mítico grupo de los ´75, culminando así la epopeya de Guillermo Fariñas; Wilfredo abandonó el campo de batalla pacífico en que se había convertido el Hospital, para volver a ese otro sitio que con su espíritu de pueblo él sentía como suyo: el parque Leoncio Vidal de Santa Clara.
Su condición de expreso político por un lado, y de enfermo por el otro, le obligaba a sobrevivir en esta plaza, insertado en el denominado mercado negro. Por razones de mi trabajo como profesor de instituciones teológicas viajo semanalmente a Santa Clara. Dios permitía que Wilfredo y yo sostuviésemos un encuentro semanal cada miércoles, que a la vez que robustecía nuestra amistad personal, facilitaba mi relación pastoral para con él. Pero ni él ni yo imaginábamos la situación para la que Dios nos estaba preparando.
El día anterior a la golpiza, miércoles 4 de mayo, Juan Wilfredo y yo sostuvimos nuestro acostumbrado encuentro en el parque donde como siempre me puso al tanto de su salud. A pesar de sus padecimientos crónicos se sentía bastante bien y con muchos deseos de luchar, en el sentido de sobrevivencia en que lo entendemos los cubanos. Su mayor preocupación era su mamá que en días anteriores había recibido una cirugía por causa de fractura de cadera. Oramos por ella. Lejos estábamos de imaginar nuestro último encuentro al día siguiente bajo circunstancias embarazosas y precipitadas que nunca olvidaré.
Como cada jueves en los últimos meses, me encontraba acompañando a un enfermo para tratamientos ambulatorios en el Hospital Oncológico de Santa Clara. Esta institución hospitalaria se ubica a mitad de camino entre el centro de la ciudad, donde se encuentra el parque, y el Hospital «Arnaldo Milián», adonde se dirigía Wilfredo poco después de pasadas las once de la mañana.
Quiso la providencia divina que yo, -el Pastor de Juan Wilfredo, con quien este había sostenido una relación afectiva significativa durante su último año de vida; que había departido con él justo el día anterior para evidenciar que se sentía bien; que poseía una cuenta en Twitter plenamente activada: @maritovoz, con la posibilidad de publicar en ella los ciento cuarenta caracteres desde el móvil, sin necesidad de acceder directamente a Internet; que un día antes había colocado dinero a mi número ya que por más de veinte días permaneció prácticamente en cero- coincidiera en tiempo y espacio con el amigo golpeado, como para sentir la necesidad de denunciar el abuso en aquel tweet publicado a las 11.55 am de ese triste 5 de mayo.
Fue Juan Wilfredo, desde la bici-taxi en que se trasladaba, el primero en divisarme. Como para que confirmara que, a pesar de la violencia y desorden que reinan todavía en este mundo, existe un Dios interesado en nuestros sufrimientos, ya sean físicos o espirituales, hizo detener el bici taxi para acercárseme como quien encontrara abiertas las puertas mismísimas del cielo.
Esta gente me mató Pastor. Me molieron a tonfasos. Voy al hospital porque no puedo con el dolor que tengo.»- me dijo Juan Wilfredo en un evidente quebrantamiento físico y espiritual. No era el mismo del día anterior, la diferencia la habían hecho aquellos golpes. No albergo la menor duda al respecto y estoy dispuesto a declararlo ante cualquier tribunal que se digne a ofrecer justicia a Juan Wilfredo y que reconozca mi derecho como testigo de referencia de primer orden; de otra manera, qué hacía yo publicando un tweet de aquella índole la misma mañana del crimen, cuando no podía ser capaz de prever las consecuencias tan fatídicas de la impiedad.
El enfermo que me encontraba acompañando escuchó las palabras quejosas de EL ESTUDIANTE. A pesar de sus propias dolencias pudo percibir la urgencia y seriedad de la denuncia que nos estaba haciendo y quedó sumamente impresionado. Nosotros habíamos salido en ese preciso instante a la calle pero no habíamos concluido las gestiones. Me vi impelido entre dos seres humanos que me necesitaban.
¡En que situación me has puesto ESTUDIANTE! No te puedo dejar marchar así solo, pero no puedo abandonar a esta persona que acompaño y que depende de mí»- le declaré angustiado.
No se preocupe Pastor que yo no lo llamé para que me acompañe. Yo le agradezco con que le avise a alguien que pueda ir a acompañarme. Si puede hágaselo saber al Coco.»- me tranquilizó.
-«Cuenta con eso Wilfredo, sigue rápido para el hospital que yo le aviso al Coco para que le haga saber enseguida a tu familia»- le declaré.
Lo último que recuerdo es aquella bici taxi y a Juan Wilfredo alejarse de nosotros para siempre. Luego supe en mis pesquisas que el bicitaxero que le conducía es miembro de una de las Iglesias de la ciudad pero que hasta el momento no ha podido vencer el miedo y no está dispuesto a realizar declaraciones, como otros muchos testigos. Tengo la esperanza de que este hermano atemorizado, y muchos más, echen fuera el miedo porque como dice la Escritura: «En el amor no hay temor sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en si castigo. De donde el que teme no ha sido perfeccionado en el amor (1 Juan 4.18).»
Después de este inolvidable encuentro con EL ESTUDIANTE volví a las gestiones del enfermo que estaba acompañando y una vez reubicados envié un mensaje al móvil de Guillermo Fariñas cumpliendo el último favor que Juan Wilfredo me pidiera. No satisfecho con mí inevitable decisión de haberle dejado proseguir solo, sentí la profunda necesidad de enviar al menos mi tweet amplificando su denuncia. No sería la primera vez que enviara un tweet denunciando algún abuso. Lamentablemente muchos de estos tweets han caído en el olvido sin que se les conceda la debida importancia. Estamos tan acostumbrados a este tipo de noticias como a los golpes, parecen ser algo tan normal en Cuba como sus palmas reales. Lamentablemente alguien tiene que morir para que el mundo reaccione, y esta vez le tocó a nuestro inolvidable Juan Wilfredo.
Después de enviados los mensajes y confiado en que los médicos, los numerosos amigos y los familiares se encargarían, proseguí en mis obligaciones y rutinas hasta que finalmente confirmé totalmente que lo que Juan Wilfredo me había transmitido no era ningún alarde ni un fingirse la víctima. Comprendí que cuando me dijo -«Esta gente me mató Pastor… »-, Juan Wilfredo no se expresaba metafóricamente sino horriblemente de manera literal, aunque mucha gente no le creyera ni quisiera atenderle. La mayor confirmación de que lo que me dijo fue la pura verdad fue su penosa muerte.
Lejos estaba de imaginar que aquel viaje que realizó Juan Wilfredo al Hospital «Arnaldo Milián» había sido infructuoso, y que por órdenes de la Seguridad del Estado, que había llegado primero que él al hospital, el personal médico que le atendió le despachó rápidamente apenas midiéndole la presión. Héctor Duniesky Bermúdez Santana,( Foto a la izquierda )  quien luego fuera apedreado el martes 10 recibiendo una herida en la cabeza, fue a quien correspondió ser testigo de la escena, y tras enfrentar con algunas palabras a la policía política condujo en su auto a Juan Wilfredo hasta su casa. Otros afirman haber visto también a efectivos de la inteligencia cubana en el parque a la hora de los sucesos sosteniendo la terrible hipótesis de que nos encontramos en presencia de un estilo de ejecución.
Tal vez más criminal que la golpiza misma sea el hecho de que quienes debían haber cumplido con su juramento médico prefirieron acatar otras órdenes y no brindaron a Wilfredo la atención que con urgencia necesitaba, ni siquiera le realizaron un ultrasonido. Cuando al día siguiente EL ESTUDIANTE fue conducido nuevamente al hospital por familiares, ya era demasiado tarde, su vientre estaba lleno de líquido, el ácido de su páncreas herido por la golpiza se había desparramado a su alrededor cual una batería averiada carcomiendo al propio páncreas, el hígado y tal vez incluso algo de sus riñones y vejiga. Puede resultar valioso en este sentido la valoración realizada por el doctor Oscar Elías Biscet (+5352769405) quien ha realizado una propuesta muy científica de lo que suele ocurrir cuando un páncreas es dañado por algún efecto externo, como en este caso. De nada valían ya los esfuerzos de la Terapia Intensiva, los daños eran irreversibles, fue como cuando corrieron al final con Orlando Zapata Tamayo, primero al Hospital de Camagüey, después al Hospital Militar del Combinado del Este para llevarlo finalmente a morir al Hospital Almeijeiras. La muerte de Juan Wilfredo se había iniciado en conteo regresivo cuando el pueblo uniformado, como ha llamado el general Raúl Castro a la policía, le aporreó con sus tonfas. Y se aceleró cuando tocando desesperado las puertas de una institución de salud pública le enviaron a su casa a morir.
Grosso modo esto es todo lo que tengo que decir respecto a la dramática muerte de Juan Wilfredo Soto García, a quien la providencia divina ha querido rodear de testigos como yo. Otro tema relacionado a este podría ser el suicidio, aquel mismo domingo Día de las Madres en el que sepultamos a Wilfredo, del patrullero Alexis a quien el pueblo santaclareño relaciona con la golpiza a EL ESTUDIANTE. Según se rumora en el vecindario tras dos sospechosas visitas de la Seguridad del Estado al agente, terminó propinándose un disparo. Si resultaran ciertos los extendidos rumores estamos ante un elocuente ejemplo de lo que resulta de que un gobierne incite a su pueblo a la violencia: la familia de un opositor pacífico, y la de un policía, enlutadas ambas para siempre, y no quiero ni pensar en esas madres precisamente respirando la tragedia en un día en que debían estar celebrando.
Foto abajo a la derecha, sepelio de Juan Wilfredo Soto.
No me detendré nuevamente -ya lo hice en post anteriores- en la vileza con que el régimen sucedió al crimen en sus tres desesperadas declaraciones en el Granma, manipulando declaraciones, enmascarando hechos, cuestionando mis palabras y las de alrededor de otros treinta testigos dispuestos a declarar, aunque el gobierno no haya mencionado públicamente nuestros nombres. Yo personalmente me siento irrespetado como ciudadano. Al rebatirse mi testimonio considero que además son cuestionadas conmigo también las instituciones religiosas que represento. Si soy un mentiroso deberían juzgarme como tal y expulsarme entonces de ministerios de los que entonces soy indigno de participar. Me siento agraviado por el régimen que sigo afirmado es responsable por la golpiza a Juan Wilfredo y exijo una investigación seria llevada a cabo por instituciones imparciales de carácter internacional. Emplazo una vez más en nombre de Dios al régimen cubano y exijo que se demuestre quién de nosotros dos está mintiendo. Las congregaciones locales y las respectivas comunidades en las que pastoreo, la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental que me reconoce oficialmente como Pastor, y los Seminarios Teológicos donde imparto docencia, necesitan conocer quién es el mentiroso en este caso. Si soy yo, entonces quedo invalidado para continuar ejerciendo; pero si el gobierno, como afirmo, entonces este queda invalidado para seguir gobernando.
Me ampara la seguridad de creer en un Dios al que la sangre de cualquier víctima, desde la antigua historia de Caín y Abel, no pasa inadvertida. Él ama la justicia y la verdad sobremanera. Él promete: «Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados (Mateo 5.6)». En su nombre estoy levantando mi voz por Juan Wilfredo, esta muerte no quedará impune.
*Pastor Bautista radicado en Cuba y Miembro de la Convección Bautista de Cuba Occidental, quien desempeña su ministerio en la Iglesia Bautista de Taguayabón y Rosalía, VC, Cuba. Profesor Seminario de Santa Clara, y filial del Seminario de La Habana en Vueltas. Edita desde Cuba el Blog Cubano confesante

mayo 27, 2011

La Iglesia de Jesucristo prevalecerá.

Por: Misionero Lucas IMM.
"Las puertas del hades no prevalecerán contra la iglesia de Jesucristo"
Ayer realicé un estudio de la carta del Rev. Homero Carbonell, he visto la sinceridad de alguien quien ha servido fielmente a nuestro Señor por más de 4 décadas en un sistema que todos conocen se ha mostrado hostil hacia la Iglesia. Sépase, cuando hablo de Iglesia no me refiero al edificio estructural, si no, al cuerpo de Cristo que somos todo los que le recibimos como Señor y Salvador. No tuve la dicha o la desgracia de nacer en esa época donde fueron perseguidos tantos por solo tener una Biblia, donde alcanzar una carrera universitaria era imposible para un joven por decir que era cristiano y que incluso el derecho al trabajo se le era negado, nadie puede negar esto.
Mi objetivo no es un comentario político, sino más bien solidario a la misiva del Rev. Carbonell, quien valientemente ha expresado sus argumentos. Parecerá que a muchos les falta o les falla la memoria cuando se habla de este tema, que es espinoso por ser parte de las paginas oscuras del comunismo en Cuba; nunca se ha pedido perdón a las familias de aquellos misioneros que cumplieron prisión, de los que fueron enviados a la UMAP, o los que fueron obligados  exiliarse por presiones; ni tan siquiera a los que no se les permitió la entrada nuevamente al país. Foto a la derecha abajo , Pastores enviados a la UMAP
Los comentarios de censura a esta carta por parte de Pastores, que en muchas ocasiones son parte del sistema gubernamental; títeres movidos por cuerdas que son tiradas del Consejo de Iglesias el cual es parte anexa y practicante del Partido Comunista. Sus pastores politizados son parte de la Iglesia Pública que se vende por migajas de una libertad con cadenas, ¿a cambio de qué? De una Visa religiosa, de simpatías con los dirigentes y de intercambios. Da vergüenza que se venda lo que realmente por derecho pertenece a cada hombre y mujer libre y constitucionalmente.
En Cuba existe el pueblo de Dios que realmente ama al Señor y cumplimos el mandato de honrar a los gobernantes, pero siempre y cuando sus leyes no vayan contra la Ley de Dios y contra los principios básicos y morales constituidos por la Palabra de Dios. El miedo enmudece a muchos, las presiones callan a otros, Jesús dijo que si callábamos las piedras hablarían. ¿Dónde están los cubanos valientes y libres, de pensamiento profundo y de largos debates?
Esta carta del Rev. Homero Carbonell  no se ha comentado, no se ha publicado en medio de la prensa plana o por lo menos no ha existido un ápice de Solidaridad. No estamos obligando a nadie, solo pedimos justicia y Justicia, Recuerde hermano:  al que sabe hacer bien y no lo hace le es contado por pecado;  no vivamos un Evangelio silente, dominguero; vivamos un Evangelio vivo donde podamos apoyar a los Siervos de Dios.
¿Quiere conocer cuáles son las principales violaciones que se denuncian en la carta?
Acá están:
1. No autorización a cristianos extranjeros que opten por una visa religiosa para visitar la Primera Iglesia Bautista de Santa Clara.
2. No autorización para la compra del auto Van que se estaba gestionado para la Iglesia.
3. No permiso de salida religiosa a mi favor para visitar la República Checa; a donde debía asistir al Concilio de la Alianza Bautista Mundial en mi carácter de Secretario General de la Convención.
4. Negación del protocolo establecido por esa Oficina para salida del país a mi favor, aunque en algún momento llegase a ser Presidente de la Convención, exceptuando a mi esposa la misionera Migdalia Rodríguez Pérez.
5. Se hace referencia a la posibilidad de cancelar la cuenta bancaria de la Iglesia en el Banco Financiero Internacional (BFI) que poseemos desde el año 1988.
Estos son algunos señalamientos que hacen las autoridades al Pastor Carbonell:
1. Que mantengo vínculos con la contrarrevolución y que este era ya un asunto de la Seguridad del Estado Cubano.
2. Que sostengo lazos con el Sindicato de Trabajadores Cristianos (Movimiento de Derechos Humanos).
3. Que estoy relacionado con las casas cultos "ilegales".
4. Que también estoy relacionado con una multa que se me impuso de $1000.00 CUC, igual a $1080 USD.
5. Que mi nombre está relacionado con ilegalidades.
6. Que mi nombre está relacionado con la radio afición.
7. Que mi nombre está relacionado con el Comité de Principios Bautistas.
8. Que mi nombre está relacionado con La Celebración Evangélica Cubana.
Pida el cese de las injustas acusaciones a un siervo de Dios.
No estamos pidiendo nada imposible, si Usted se solidariza, mande un correo electrónico a la sede diplomática cubana en su país o a las dependencias de Derechos Humanos y libertades religiosas del mundo; baje esta carta y hágala llegar a sus contactos, pida a Dios por esta hermana Iglesia, comente sus impresiones en el Blog y envié copias a los periódicos y programas de noticias. De esa forma estará cooperando.
Dios les bendiga,
Misionero Lucas IMM
Nota del Editor: La presente colaboración ha sido enviada desde Cuba. Se trata de un gesto de solidaridad y expresa opiniones que merecen ser tenidas en cuenta.

mayo 26, 2011

Cristianos, ni fanáticos ni supersticiosos.

La Habana, Mayo, 2011.-Dos artículos publicados en el Herald de temática religiosa atraparon mi interés a opinar y disentir, según cada caso en particular. “A las puertas del fin”, por Vicente Echerri, el 19 de mayo y “Romanos alarmados por profecía de terremoto”, por EFE, el 11 de mayo.
Esta última noticia reflejó que producto de una falsa “profecía científica” adjudicada al astrónomo aficionado y sismólogo autodidacta italiano Raffaele Bendardi (1893-1979), habría un temblor de gran intensidad que destruiría la ciudad de Roma, incluyendo al Coliseo. Debido a esto, -según el artículo- “En las últimas semanas los medios de comunicación se han hecho eco de esta profecía desatando la psicosis entre los romanos…/ La mayor parte de las tiendas regentadas por chinos entre la central plaza Victtorio y calles adyacentes han anunciado el cierre para mañana, ya sea por “festivo”, por “inventario” o por “motivos de salud”, aunque según los medios ello se debe al “miedo ante el terremoto”.”
La noticia en cuestión manifiesta a una sociedad crédula – en mi opinión- ante cualquier vaticinio, quizás inspirado en el exitoso filme “2012 El fin del mundo”, por sus efectos especiales y el también anunciado fin de la humanidad sacado por el calendario maya para finales del próximo año.
A diferencia de esto, desde el punto de vista bíblico la ciudad de Roma será - tiempo futuro no determinado- destruida por un gran terremoto:
El séptimo-ángel- derramó su copa sobre el aire; entonces salió del Santuario una fuerte voz que decía: «Hecho está». Se produjeron relámpagos, fragor, truenos y un violento terremoto, como no lo hubo desde que existen hombres sobre la tierra, un terremoto tan violento. La Gran Ciudad se abrió en tres partes, y las ciudades de las naciones se desplomaron; y Dios se acordó de la Gran Babilonia para darle la copa del vino del furor de su cólera. Entonces todas las islas huyeron, y las montañas desaparecieron. Apocalipsis 16:17-20. Biblia Jerusalén.
El comentario de la Biblia Latinoamérica, Ediciones Paulinas Verbo Divino, católica, refiere que el texto identifica en este pasaje a la ciudad de Roma: “aquí volvemos sobre la esperada caída de Roma, para ver en forma más desarrollada su significación religiosa…/La duración del imperio, que le acarrea la reputación de invencible y divino, es puro engaño: era, no es y desaparece. (8), a diferencia de Dios, que es y ha de venir. Está descrito como una mujer endemoniada .La púrpura, color de los emperadores, y el oro, signo de su riqueza, tapan su impureza y su crueldad. Es al mismo tiempo la que lleva a los hombres a servir a divinidades falsas y la que asesina a los mártires.Páginas 482-483.
El comentario presenta a una Roma antigua aunque Apocalipsis se refiera a acontecimientos futuristas – “Así que, escribe las cosas que has visto, y las que son, y las que han de ser después de éstas”. Apocalipsis 1:19
Referente a “A las puertas del fin” armonizo en parte con el análisis y sentido crítico de su escritor. El señor H. Camping por muchos años ha estado trasmitiendo su programa Family Radio brindando un mensaje bíblico cristiano que llega a recónditos lugares de nuestra Isla, de lo cual muchos hermanos dimos gracias a Dios sobre todo porque en Cuba carecemos de una emisora de radio cristiana.
Soy testigo de la conversión religiosa de unos contados hermanos y crecimiento espiritual de otros muchos al escuchar la Emisora en tiempos pasados. Lo que lamento es que desde hace años el señor Camping ha insistido en el tema del fin del mundo y otros, - que en mi opinión se han salido de las Escrituras acarreándose descrédito público por afirmar cosas que la Biblia no dice.
Sucesos así no son nuevos en la historia, desde antes, mucho tiempo atrás, existieron agoreros y “profetas” que anunciaron destrucción y “castigos divinos”.
Lamento que personas de bien que por ignorancia y buena fe como el citado señor R. Fitzpatrick inviertan sus ahorros en prevenir o advertir sobre algo malo que “vendrá sobre todos” – evidencia palpable de no tener una mala intención.
Lo que repudio es la inescrupulosidad de “creyentes, líderes o reverendos” oportunistas de estas personas para sacarles el dinero o manipularles sus vidas, incluyendo a políticos y de cualquier sector social. De hecho la propia Biblia descalifica a este tipo de “profetas”:
Pero el profeta que se atreva a hablar en mi nombre una palabra que yo no le haya mandado hablar, o que hable en nombre de otros dioses, ese profeta morirá. Puedes decir en tu corazón: ‘¿Cómo discerniremos la palabra que Jehovah no ha hablado? Cuando un profeta hable en el nombre de Jehovah y no se cumpla ni acontezca lo que dijo, ésa es la palabra que Jehovah no ha hablado. Con soberbia la habló aquel profeta; no tengas temor de él”. Deuteronomio 18:20-22.
El periodista Echerri, de manifiesta filosofía escéptica, arremete contra quienes si aceptamos como cierto el fundamento bíblico como razón de existencia del mundo y subsistencia del mismo, calificándonos de supersticiosos en igual medida al caso referido en su artículo.
Usa de pasajes bíblicos de “difícil” comprensión y debate, que por supuesto no es este el medio para tratar al detalle polémicas religiosas.
No creo en un Dios colérico, injusto ni mucho menos que odia a la humanidad -“el carácter feroz del Padre Eterno que vive conteniéndose las ganas que tiene de hacernos desaparecer”-. Sus palabras me dejan la sensación de ser tratado como si los cristianos fuéramos miembros de Al Qaeda y Dios Osama Bin Laden. Ni judíos ni cristianos se visten con bombas para quitar la vida a género humano alguno.
El columnista debiera revisar si lo que escribe proviene de una mala experiencia en el pasado con personas “cristianas” que desemboca en su análisis generalizado. Si él es ateo que lo sea, pero que no irrumpa contra todos los cristianos incurriendo en el error de interpretar cosas que no conoce del tema religioso con profundidad.
Desacredita” los relatos bíblicos de la ocurrencia del diluvio – que dicho sea de paso las culturas más antiguas de diferentes partes del mundo la recogen como un suceso mundial-y las destrucciones de las ciudades de Sodoma y Gomorra.
Respeto su razonamiento personal de aceptar o no estos eventos narrados en las Sagradas Escrituras. Me imagino que el señor Echerri ignora o subvalora el trabajo de arqueólogos e historiadores de culturas antiguas que por generaciones se han dedicado a la investigación seria de la veracidad de estos relatos y de otras culturas milenarias transmitiéndonos sus conocimientos basados en la ciencia arqueológica e histórica.
Predicciones específicas como las de los profetas Isaías y Jeremías acerca de la ciudad de Babilonia pueden ser un ejemplo claro de realidad y no de superstición. Babilonia imperio antiguo de mayor esplendor y desarrollo del Cercano Oriente, finalizó con Darío rey persa que la conquistó en 539 a.C.
Lo interesante es que alrededor de 200 años antes – 756 a.C. - el profeta Isaías profetizó que Babilonia sería como Sodoma y Gomorra, nunca volvería a ser habitada, los árabes no colocarían sus tiendas allí, no habría rebaños de ovejas allí, las fieras del desierto infestarían las ruinas Isaías 13:19-22, no se tomarían las piedras de allí para otros proyectos de construcción-Jeremías 51:26 y 43.- La antigua ciudad no sería visitada con frecuencia y estaría cubierta con lagunas de agua. Isaías 14:23.
Todas estas predicciones se han cumplido bastante al pié de la letra aunque gobiernos Iraquíes se hallan propuesto reedificar la ciudad. Datos tomados de “Evidencia que exige un veredicto” por Josh McDowell, Editorial Vida.
Como quiera que sea el tema de catastrofismo mundial hace ya algún tiempo pasó de la mesa de análisis religioso a la mesa de análisis científico, como un posible, sorpresivo y quizás inminente peligro de destrucción mundial sin la intervención de la mano del hombre.
En lo que a mí respecta sobre el tema del fin del mundo me anima saber que así como este planeta ha permanecido en su órbita funcionando bajo el rigor de innumerables leyes invisibles a nuestros ojos, puestas y controladas por el poder de Dios, de igual modo su Palabra me asegura que no tema porque “El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.” Palabras de Jesús.
“Estando él sentado en el monte de los Olivos, sus discípulos se acercaron a él aparte, y le dijeron: —Dinos, ¿cuándo sucederán estas cosas? ¿Y qué señal habrá de tu venida y del fin del mundo? .Respondió Jesús y les dijo: —Mirad que nadie os engañe; porque muchos vendrán en mí nombre diciendo: "Yo soy el Cristo," y engañarán a muchos. Oiréis de guerras y de rumores de guerras. Mirad que no os turbéis, porque es necesario que esto acontezca; pero todavía no es el fin. Porque se levantará nación contra nación y reino contra reino. Habrá hambre y terremotos por todas partes. Pues todas estas cosas son principio de dolores. Muchos falsos profetas se levantarán y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, se enfriará el amor de muchos. Pero el que persevere hasta el fin será salvo. Y este evangelio del reino será predicado en todo el mundo para testimonio a todas las razas, y luego vendrá el fin. Si aquellos días no fuesen acortados, no se salvaría nadie; pero por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados. Porque se levantarán falsos cristos y falsos profetas, y darán grandes señales y maravillas de tal manera que engañarán, de ser posible, aun a los escogidos. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. Pero acerca de aquel día y hora, nadie sabe; ni siquiera los ángeles de los cielos, ni aun el Hijo, sino sólo el Padre. Porque como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Pues como en aquellos días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dándose en casamiento hasta el día en que Noé entró en el arca, y no se dieron cuenta hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre. Velad, pues, porque no sabéis en qué día viene vuestro Señor.” Evangelio de Mateo 24. Fragmentos.
*Pastor Bautista de Cuba Occidental. Graduado en el 1991. Se ha desempeñado como Pastor en las Iglesias de San Luis (PR), Fomento (SS) y, Cárdenas (MTZ). Licenciado en Estudios Bíblicos por la Facultad Latinoamericana de Estudios Teológicos (FLET).Ha cursado estudios de: Teología Pastoral, Actualización Bíblico-Pastoral, Talleres de Teología Pastoral. Superación Profesoral y de Iglesia y Crecimiento, este último auspiciado por la Alianza Bautista Mundial.

mayo 25, 2011

El régimen Castro comunista evoluciona hacia la Democracia, eso dicen dos Obispos.

De esto nos enteramos por dos obispos católicos, suerte de pitonisos políticos que ahora se aparecen con que los cambios que se producen en Cuba, que aunque lentos producen un cambio de mentalidad que “pudiera indicar” que vamos hacia una democracia… pero eso si con características propias. Aquí la información que fue dada en Radio Martí.
Obispos ven evolución hacia democracia en Cuba. Sin embargo, activistas cubanos han cuestionado la visión de los prelados sobre el cambio en la isla.
Dos obispos cubanos dijeron en Uruguay estar viendo en Cuba un cambio de mentalidad que podría indicar que en la isla se está yendo hacia una democracia con características propias.
En declaraciones que publica el diario uruguayo La República, el obispo de Holguín, Emilio Aranguren, dijo percibir determinados cambios y situaciones en el gobierno de presidente Raúl Castro que tienden a una progresiva evolución hacia un Estado más democrático.
Caricatura a la derecha de Santana; los Obispos cubanos camino a la Democracia.
Los prelados Aranguren y Juan de Dios Hernández, Obispo auxiliar de La Habana, participaron en la 33 Asamblea Ordinaria del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) en Montevideo.
Según Aranguren, "el país va dando pasos que no son exactamente iguales a los de antes. Esto es un indicador de que es posible que lleguemos hasta una democracia con nuestras características, con un modo de gobernar".
De Dios Hernández afirmó que “hace cinco años no se escuchaba mucho a quienes opinaban de manera diferente, y hoy se escucha, y se tiene en cuenta, lo que opina una persona o algún grupo de personas".
En cuanto a la relación de la Iglesia con el gobierno comunista, ambos Obispos dijeron que "se vienen implementando cambios, lentos, pero cambios al fin".
Sin embargo, el periodista independiente Normando Hernández González, quien fuera condenado a 25 años de prisión en la Primavera Negra de 2003, y resultara excarcelado por la mediación de la iglesia, la cual lo condujo a un destierro obligatorio como condición para su liberación, afirmó a martinoticias.com que no sabe a qué tipo de cambios se refieren los obispos católicos.
Hernández González añadió que se da cuenta de que ya no es sólo el cardenal Jaime Ortega quien se ha parcializado con el régimen cubano, sino que esa traición se ha extendido a otras zonas de la iglesia y que los obispos que asistieron a la 33 asamblea de la CELAM, actúan más bien como ministros de exteriores del gobierno que como religiosos imparciales.
Por otra parte, el activista Luis Felipe Rojas, afirmó que "hay un cambio de mentalidad en el gobierno, que tiene que ver con que Raúl Castro ha ordenado más represión" e ironizó, "estos dos obispos están viviendo en un país diferente al mío".
Los obispos cubanos también catalogaron de inmoral y éticamente inaceptable el embargo de Estados Unidos al régimen cubano.
Tanto Aranguren como De Dios Hernández son mencionados como posibles sucesores del cardenal Jaime Ortega al frente del Arzobispado de La Habana.
En octubre próximo o en fecha posterior, el Papa deberá decidir si mantiene activo o no al Cardenal Ortega como Arzobispo de La Habana, por razones de edad.

mayo 24, 2011

Visita de advertencia de la policía política al Obispo de Holguín.

Esta es la nueva mentalidad que existe en Cuba, según los propios o bispos cubanos; esto son los cambios que se producen en Cuba, esta es la democracia en evolución que viene en camino…, según los Obispos.
Seguridad del Estado presiona a Obispo de Holguín.
LA HABANA, Cuba, 23 de mayo del 2011. -Emilio Aranguren, Obispo de Holguín, fue presionado por la policía política.
Conforme a la información suministrada por Marco Antonio Lima Dalmao, quien reside en Holguín, al oriente de Cuba, el diacono Roberto Pupo Tejeda comunicó a Armando Leyva Sánchez, del opositor Movimiento Nueva Luz, que agentes de la policía política visitaron al Obispo de esa ciudad, Monseñor Emilio Aranguren, para advertirle que no permitirán la presencia de Damas de Blanco en la Catedral San Isidoro.
El hecho, ocurrido según la fuente el 18 de mayo de 2011, originó que Monseñor Aranguren censurara al diacono Pupo Tejeda por su amistad con Leyva Sánchez y Adisnidia Cruz , madre de los hermanos Lima Cruz, quienes permanecen encarcelados desde el 25 de diciembre de 2010 bajo cargos de Desorden Público y Ultraje a los Símbolos de la Patria.
*Periodista independiente, reside en Cuba y edita el Blog Desde Cuba.