diciembre 13, 2011

Aspectos Fundamentales de la Primera Reclamación de la Coalición Apostólica de Cuba (CAC) al gobierno de Cuba.

Considerando:
• Que la Nueva Reforma Apostólica en Cuba ha dado lugar al nacimiento de centenares de Ministerios, Iglesias y Redes que funcionan separadas de las Instituciones Eclesiásticas establecidas; que para mantener la unidad y la sana doctrina nos hemos asociados para formar la Coalición Apostólica de Cuba.
• Que la libertad de creencia, de reunión, manifestación y asociación religiosa es un derecho reconocido por la comunidad internacional en la Declaración Universal de Derechos Humanos y reconocidos además en la Constitución de la República de Cuba.
• Que en Cuba no hay ley de Asociación y Culto que permita inscribir y legalizar nuevos Ministerios, Iglesias o Redes ministeriales, por lo que centenares de estas funcionamos actualmente sin status legal, privados de los derechos y libertades elementales.
• Que el gobierno de Cuba ante la opinión pública nacional e internacional proclama que en la Isla las diferentes religiones gozan de todas las libertades y derechos; y que son tratadas sin distinción alguna con igual consideración.
Denunciamos:
• Que la Coalición Apostólica de Cuba somos víctima de la más absurda discriminación. Se nos pretende privar de los más elementales derechos y libertades de creencia, de reunión, manifestación y asociación religiosa.
• Que los ministros y discípulos de nuestras congregaciones estamos siendo acosados y perseguidos, se les expulsa de sus trabajos, desaloja de sus casas fundamentalmente a los pastores, destrucción de los locales de reunión, decomiso de los bienes y útiles que usan en las celebraciones, cartas de advertencias, detenciones, amenazas, etc., de lo cual tenemos constancia; tenemos evidencias que no son hechos aislados, sino orientaciones de la más alta dirección del Gobierno, el Partido Comunista y la Seguridad del Estado.
• Que no se nos escucha, y cuando hemos reclamado o denunciado estos abusos ante órganos estatales pertinentes, hacen caso omiso; No se respeta la Carta Magna de la República de Cuba y se menosprecia la Declaración de Derechos Humanos; y en lugar de actuar contra los violadores de la Ley y el derecho individual se ensañan más contra nosotros.
• Que para justificar estas violaciones contra nuestros derechos y libertades, el gobierno y sus instituciones, han recurrido a la difamación y la calumnia, se nos tilda de “Ilegales”, nos llaman contrarrevolucionarios, agentes de la CIA, vagos, que alteramos el orden público, etc. Lo cual es una farsa para tener la justificación de actuar arbitrariamente y buscar el apoyo popular.
• Que nuestras familias, y en especial nuestros hijos (niños), están recibiendo un trato diferenciado discriminatorio; lo cual está afectando su normal desarrollo en las escuelas, en la obtención de empleo y en todo proceso social.

Reclamamos:
• El cese de las amenazas, la difamación, la represión, la persecución y el acoso del gobierno cubano contra los Ministerios e Iglesias apostólicas; pues no somos un grupo de oposición política, sino parte de la Iglesia que estamos trabajando fuera de los concilios tradicionales institucionalizados y reclamamos un espacio en nuestra nación para expresar nuestra fe en Dios.
• La puesta en vigor de una Ley de Asociación y Culto que viabilice la legalización e inscripción de los centenares de Ministerios, Iglesias y Redes apostólicas y que garantice la libertad y el derecho de reunión, manifestación y asociación religiosa.
• La autorización para la construcción de nuevos templos o locales de reunión, así como la posibilidad de adquirir terrenos para ello, en caso que sea necesario.
• La libertad para manifestar nuestra creencia en público a través de los medios de difusión masiva (TV, Radio, prensa, Internet), así como la utilización de lugares públicos (teatros, cines, plazas, parques, estadios, etc.) para celebraciones de actividades especiales.
• La libertad para que ministros apostólicos foráneos puedan entrar a Cuba a ministrar en nuestras congregaciones y que ministros apostólicos cubanos podamos salir a otros países.
• La libertad para recibir Biblias, literatura y materiales cristianos desde el exterior, así como de imprimir y distribuir materiales en la Isla.
14 de Octubre del 2010.
En fecha próxima publicaremos la segunda reclamación de este grupo religioso radicado en Cuba al gobierno (o desgobierno) de Cuba. Este documento fue enviado por Bernardo de Quesada Salomón, líder de esta agrupación religiosa.