noviembre 25, 2011

¿Podrá la Virgen cambiar a Cuba?

Desde el 8 de Agosto del 2010 hasta Diciembre del 2011 la Imagen de la Caridad del Cobre es  llevada por los diferentes pueblos y ciudades de nuestro país, y los sacerdotes católicos proponiendo a nuestro pueblo que le hagan peticiones de prosperidad y protección.
Y el calendario del año 2011 publicado por la misma Iglesia  indica que la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre remonta su origen al siglo XVII: “Se tienen noticias de que en el año 1648, en la Parroquial Mayor de Bayamo, había un altar dedicado a la Virgen de la Caridad.” Apunta que en la Parroquial  “había un altar a su imagen”.
De igual forma el anuario vincula su devoción  a patriotas independentistas en tiempos de guerra. Como la familia Grajales, Planas Ulloa, entre otros.
“Hay datos que en la Parroquial Mayor en el año 1875, en plena guerra, se celebraba solemnemente la fiesta de La Caridad con la asistencia de gran número de fieles.”
Es de imaginar que la Virgen, y su significado, eran llevada en la mente y el corazón por los insurrectos mambises y soldados españoles católicos al campo de batalla.
Todos -criollos e hispánicos- se encomendaban al cuidado de la misma  y al Dios todopoderoso cuando salían a la guerra.   
Según el periodista independiente Jaime Leygonier -católico catequista  y Licenciado en Historia- el sobrenombre de “Mambisa” no corresponde a sus recuerdos ni a la tradición popular: "Esta referencia a la Virgen como "mambisa" nadie la mencionó, invocó o recordó con este vínculo patriótico hasta las vísperas de la visita del Papa Juan Pablo II en 1998.”
Por estos días durante las distintas procesiones con la Imagen, los sacerdotes católicos proclaman: “Viva la madre de Cuba”. “Viva la Virgen Mambisa”. “Viva Cuba”. “Viva Jesús”.
El sobre nombre de “Mambisa” quizás sirva para recordar el valor extinto de los mambises que lucharon por la independencia de Cuba, y que se opusieron a la tiranía del momento histórico en que les correspondió vivir.
Según el calendario, a la Imagen la llevaron por todas las provincias del País entre los años 1951-1952, en la Misión Nacional para conmemorar los 50 años de la Independencia de Cuba y en la actualidad  (años 2010-2012) la motivación es “los 400 años del hallazgo de la Bendita Imagen de la Virgen de la Caridad en la Bahía de Nipe.”
En el almanaque se le asigna una petición a la Virgen para cada mes del año. Motivos lógicos que todos los creyentes de cualquier profesión religiosa haríamos  a la Virgen, santo o a Dios mismo según la creencia de cada cual.
Puesto que no soy católico discrepo con algunas creencias fundamentales que enseña la Iglesia Católica, y no usaré de esto para censurarla.
No creo que la Virgen sea la Protectora de Cuba, en todo caso de los creyentes católicos. Su patronato contradice las enseñanzas de la Biblia y el evangelio, confiriéndole roles y poderes propios de Dios o Jesucristo, quien es el  Rey de Reyes y Señor de Señores”.
No creo que la peregrinación de la imagen en el territorio nacional cambie para nada la vida del pueblo cubano, católico o no. En todo caso Cuba necesita volverse al Dios vivo, único y verdadero, poniéndole en primer lugar y respetando su Palabra. Mat. 4:10.
La adoración es debida solamente a Dios (Exo. 20:3; Apoc 22:9).Cualquier representación, honra, plegaria o veneración de algo en los cielos o en la tierra es señalado por las Sagradas Escrituras como un acto de idolatría.
La idolatría consiste en honrar a las criaturas en lugar de al Creador, postrarse ante los ídolos en adoración, plegaria o veneración. Por estas razones la Virgen es la protectora de la comunidad católica excluyendo a quienes no aceptamos el dogma de María.
Esta peregrinación solo contrasta con épocas donde el gobierno expulsó en masas a sacerdotes católicos y otros no gratos para la naciente revolución en la década de los  60 generándose una crisis religiosa nacional.
Las  confiscaciones de propiedades e inmuebles de las distintas organizaciones religiosas, hoy  en usos gubernamentales me remontan a esos momentos de la historia.
Es visible que la Iglesia Católica ha recibido como nunca antes “facilidad de expresión”, más que las evangélicas u otras. Esta cruzada y el arreglo de algunas calles bacheadas en el interior de la ciudad por donde habría de pasar las procesiones con la Virgen es una muestra de ello. 
Poco o nada cambiará la triste realidad cubana aunque se ronde a la estatuilla por toda la Isla y que venga a Cuba el Papa Benedicto XVI el próximo año 2012, si no existe el libre derecho a la expresión, el pluripartidismo, así como la  libertad religiosa plena y no las ínfimas concesiones a las que estamos acostumbrados a ver. 
* Pastor de confesión Bautista. Graduado en el 1991.  Fue excluido como Pastor de la Convención Bautista de Cuba Occidental. Sus trabajos de opinión pueden leerse en el Blog Religión en Revolución. También colabora con Hablemos Press.