noviembre 11, 2011

El Pastor Morejón Soler, director de Alianza Misionera Cubana, una organización de inspiración cristina es hostigado en Cuba.

HOSTIGAMIENTO A PASTOR EVANGÉLICO CUBANO.
La Habana, 8 de noviembre del 2001 .El día 1º del corriente se personó un mensajero del MININT (Ministerio del Interior) en la casa del pastor evangélico Manuel Alberto Morejón Soler ( foto a la izquierda)  para hacerle entrega de una citación oficial del CIRP (Carnet de Identidad y Registro de Población) del municipio capitalino de Plaza de la Revolución, para que se personara en dicho lugar al cabo de una semana, esto es como para que estuviera bien cocinado psicológicamente, tampoco se le hizo mención de la razón de esta orden. (Foto a la derecha de la citacion). El pastor Morejón se presentó en dicho lugar puntualmente para conocer cuál era la razón del mensaje, era un día bastante lluvioso y pese a la inclemencia del  tiempo y al pésimo transporte urbano el pastor y su esposa llegaron calados hasta los tuétanos al lugar, pero cuál no sería la sorpresa de estos al percatarse de que la Jefa del CIRP, quien era la que firmaba la citación, desconocía haberlo citado. Entonces los mandó a esperar afuera, pero pasados 30 minutos el pastor con su esposa se personaron de nuevo ante la J’ de la Unidad. Esta se excusó y los invitó a pasar a su oficina. Después de concluir un dialogo telefónico extendiendo una hoja de papel en blanco, le pidió al pastor que escribiera sus datos de identificación y residencia. Cuando el pastor le entregó lo solicitado la teniente jefa le hizo una pregunta completamente fuera de contexto, le dijo:
- ¿Sr Morejón tiene Ud. pensado salir del país? 
- ¿A qué viene esa pregunta? ¿Esto es un test?, respondió este.
– No, es que en otro momento unos compañeros lo van a entrevistar, ya se pueden ir, dijo la jefa.
De ahí estas preguntas:
¿Acaso ahora el CIRP es un centro de interrogatorios para saber lo que uno piensa hacer?
¿O es una oficina para intimidar a la población?
Un amigo interesado por mi situación, cuando supo del caso me dijo:
-¡Te quieren… lejos! 
* Esta nota nos fue enviado por el Pastor Morejón Soler por correo eletrónico.