noviembre 12, 2011

Dos líderes religiosos en Cuba entregan una carta en el Consejo de Estado dirigida al sátrapa Fidel Castro.

La Habana, 20  de octubre de 2011. 
Señor Fidel Castro:
             Después de algunos días de oración, meditación y conversación con los líderes de mi iglesia me dispongo a escribirle tal como mi Señor y Dios Jesucristo me ha inspirado. Tengo por cierto que todo hombre tiene un propósito que cumplir en la vida y no descansará en paz hasta ponerlo por obra, como es propósito de mi Dios que todo hombre proceda al arrepentimiento.
2 P  3:9: El Señor no se tarda en cumplir su promesa, según algunos entienden la tardanza, sino que es paciente para con vosotros, no queriendo que nadie perezca, sino que todos vengan al arrepentimiento.
Escribo estas líneas a Usted cinco minutos después de leerme por 2da vez el libro “Fidel y la Religión” de Frei Betto, la primera vez siendo militante de la Juventud Comunista de la cual me expulsaron por mis concepciones religiosas en el año 1994 y ahora, siete meses después de ser expulsado de mi iglesia por mis concepciones políticas. Al estudiar todo lo que me fue posible respecto a Usted y la religión noto un mal en común en todos los que le han asistido en este tema y es la falta de razonamiento en la necesidad que usted tuvo y tiene de arrepentirse de todos sus pecados y reconocer a Jesucristo como su único y suficiente Dios y Señor.
Is  30:15: Porque así ha dicho el Señor DIOS, el Santo de Israel: En arrepentimiento y en reposo seréis salvos; en quietud y confianza está vuestro poder. Pero no quisisteis,
2 Ti 2:25: Corrigiendo tiernamente a los que se oponen, por si acaso Dios les da el arrepentimiento que conduce al pleno conocimiento de la verdad, Señor, el conocimiento de la verdad y la aplicación de ella a la vida produce bendiciones, mas no produce salvación, hacer las cosas parecidas al cristianismo o perseguir los mismos propósitos que el cristianismo no salva; la salvación del alma está exclusivamente sujeta al arrepentimiento y las exclusivas manos de Jesucristo.
2 Cr  7:14: Y si se humilla mi pueblo sobre el cual es invocado mi nombre, y oran, buscan mí rostro y vuelven de sus malos caminos, entonces yo oiré desde los cielos, perdonaré su pecado y sanaré su tierra. 
Hecho  4:11,12: Este Jesús  es la PIEDRA DESECHADA por vosotros LOS CONSTRUCTORES, pero QUE HA VENIDO A SER LA PIEDRA ANGULAR. Y en ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre bajo el cielo dado a los Hombres, en el cual podamos ser salvos.
Voy a creer que a Usted no le cuentan la verdad de lo que está pasando en Cuba hace tiempo y en los últimos años se está incrementando mucho más. En Cuba hay hambre, prostitución (adulta e infantil), homosexualidad abierta en las calles en todas sus manifestaciones, matonismo, grandes conflictos laborales y financieros, incremento del divorcio, grandes problemas de alcoholismo, adicciones a las drogas, mendigos, limosneros, desamparados en las calles, grandísimos y gravísimos problemas de vivienda.
El carácter de los cubanos por demás es insolente, activo, vanaglorioso, glotones, sin afectos, arrogantes, obstinados, con iras, envidias, resentimientos, deseos de venganza, raíces de amargura.
Tanta idolatría, homosexualidad y adulterio en Cuba, acompañado del alcoholismo, las drogas y el sexo desenfrenado y pecaminoso han traído como consecuencias enfermedades, desánimo y descontento.
¿Cuál es la raíz de estos males? el pecado, la idolatría y la hechicería; más cuando en nuestro país es permitido, profesado y difundido por los medios de difusión masiva y la mayoría de los altos dirigentes, cosas que usted permitió en su período de gobierno y que el actual presidente ha incrementado.
2 R  17:35, 41: Con los cuales Jehová había hecho pacto,  y les mandó diciendo: No temeréis a otros dioses,  ni los adoraréis,  ni les serviréis,  ni les haréis sacrificios. Más a Jehová,  que os sacó de tierra de Egipto con grande poder y brazo extendido,  a éste temeréis,  y a éste adoraréis,  y a éste haréis sacrificio. Los estatutos y derechos y ley y mandamientos que os dio por escrito,  cuidaréis siempre de ponerlos por obra,  y no temeréis a dioses ajenos. No olvidaréis el pacto que hice con vosotros,  ni temeréis a dioses ajenos; más temed a Jehová vuestro Dios,  y él os librará de mano de todos vuestros enemigos. Pero ellos no escucharon;  antes hicieron según su costumbre antigua. Así temieron a Jehová aquellas gentes,  y al mismo tiempo sirvieron a sus ídolos;  y también sus hijos y sus nietos,  según como hicieron sus padres,  así hacen hasta hoy.
Gen  6:13: Dijo,  pues,  Dios a Noé: He decidido el fin de todo ser,  porque la tierra está llena de violencia a causa de ellos;  y he aquí que yo los destruiré con la tierra.
Es responsabilidad de los reyes guiar al pueblo a Dios, para que la bendición nos alcance y todos nuestros enemigos sean alejados. Nada resuelve echar la culpa de nuestras desgracias a nadie cuando somos nosotros los culpables de nuestros males, todo lo demás no es más que lógica consecuencia  de nuestro pecado. Están tan mal las cosas en Cuba que hasta la misma Iglesia está perdiendo en integridad y se ha cruzado de brazos en su misión de predicar el evangelio y se ha callado las muchas injusticias de las que ha sido víctima o testigo de los atropellos que, a instancias del gobierno, nos han provocado por la sencilla razón de que los cubanos no aman al gobierno, les temen y esto es pecado también.
Señor Fidel Castro, le hago un llamado al arrepentimiento para salvación de su alma, también por usted murió Cristo.
Jn  3:16: Porque de tal manera amó Dios al mundo,  que ha dado a su Hijo unigénito,  para que todo aquel que en él cree,  no se pierda,  mas tenga vida eterna.
Sólo una sugerencia, comente esto con su hermano y ayude Ud. a que en Cuba haya verdaderos cambios que beneficien al pueblo.
En los días 11, 12 y 13 de noviembre convocaré al mundo cristiano y a mi pequeña Iglesia a orar porque mis palabras encuentren lugar en su entendimiento y su corazón se incline a estos cambios.
Ex  15:26: Y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios,  e hicieres lo recto delante de sus ojos,  y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos,  ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti;  porque yo soy Jehová tu sanador.
Mi teléfono es (053) 29 96 76 para que si en algo le puedo asistir tenga a bien comunicarse conmigo. E-mail: apostolcarlosmontoya@gmail.com

Apóstol Carlos Alberto Montoya
Pastor de la Iglesia Independiente
Apostólica Profética Bet-El Shalom
Nota del editor: Según especificación que se adjunta a la carta esta fue  entregada en el Consejo de Estado de la República de Cuba dirigida al ex presidente Dr. Fidel Castro Ruz, por el Apóstol Carlos Montoya Palomino y el Rev. Manuel Alberto Morejón Soler.