junio 16, 2011

Relaciones Iglesia (católica) y Estado totalitario en Cuba: “¡Aquí no pasa nada…, aquí no ha pasado nada!”

El tema de las relaciones entre la Iglesia y el estado en Cuba se enrarece. Hablo de la Iglesia católica aunque el asunto es más abarcador; si usted asume la información parece que las relaciones ente Iglesia – estado en Cuba se refiere solo a la iglesia católica , deja fuera a los protestantes o evangélicos y ni por asomo trata el asunto de los así llamados “cultos sincréticos” esto la Santería.
En esta semana surgió el asunto por las declaraciones de Monseñor Carlos Manuel de Céspedes en un programa de la televisión cubana donde fue entrevistado( Foto a la derecha) . Es una entrevista bastante extensa y usted puede leerla en Cubadebate, que no es más que el DOR en la Red; allí aparece con el título de: “Cuba y la Iglesia son las dos pasiones mías”. Fue de esta entrevista que el Blog Penúltimos días pone una nota sin más que un título: “Un balance cobarde”, le califica de pacato..., el balance,  y a renglón seguido las palabras de Monseñor Céspedes:
Ahora bien, en Cuba había habido enfrentamientos entre Gobierno e Iglesia. No es cuestión ahora de hacer balances pormenorizados, que yo he escrito y ha escrito otra gente sobre esa historia. Creo que la responsabilidad en eso es compartida. Además, Cuba no fue una excepción frente a los gobiernos marxistas. En todos los países que fueron marxistas, desde el punto de vista ortodoxo, hubo conflictos con las iglesias, sea con la católica, fuera con los protestantes o con los ortodoxos orientales.Afortunadamente, afortunadamente, siempre hubo alguien, o más que alguien, no solo en singular, sino en plural, en los dos sectores, por decirlo de algún modo, que se preocupaba porque eso no fuera así e iban sembrando, iban sembrando. Y eso fue lo que creo que a la larga dio sus frutos. Que no ha sido una cosa ni impuesta, ni rápida, ha sido de una maduración lenta, pero creo que sincera por las dos partes.
Y hoy día, yo creo que no digo ningún disparate, la situación de la Iglesia en Cuba, es una situación normal, completamente normal, como puede ser en cualquier otro país católico y mejor que en muchos.”
Hoy, muchas reacciones a las palabras de Monseñor Céspedes pueden leerse en la Red. Tomo una nota que me fue enviada por correo electrónico y firmada por Rene Montes de Oca que dice: “Mons. Carlos Manuel y la actitud de la Iglesia en Cuba”:
Sí, es normal para los que tienen un Espíritu cómplice y entreguista, es normal como fue en la antigüedad, cuando Roma Acepto la religión para poner a la Iglesia al servicio del estado y no al hombre al servicio de Cristo, es normal que Judas haya besado a Cristo y lo haya entregado por 30 denarios, es normal el destierro masivo del 70 por ciento de los lideres eclesiásticos de Cuba a partir de 1959. Es Normal, las sanciones impuesta a los Cristianos Cubanos a los cuales los han sometido a largas condenas de prisión sin delito alguno, e incluso, sometiéndolos a trabajos forzados y en algunos casos a torturas y pena de muerte. Sí, todo puede ser muy normal para los Judas de todos los tiempos que han comulgado con los regímenes totalitarios y con el anticristo. Pues ellos nacieron con una conciencia tan normal, que han invertido el término de las palabras y su significado. Por supuesto No porque sean tan normales, si no normados por el mal que radica en sus conciencias. Pero para desgracia de personas Como Céspedes, hoy en el mundo no existimos tantos anormales. Muchas gracias”.
Que el asunto anda dentro de la normalidad lo demuestra el prolongado desplazamiento de la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre por todo el territorio y más reciente un VI Encuentro Nacional de Historia – el VI-, con el tema de : “Iglesia Católica y Nacionalidad Cubana”. Es en el Blog de Gaspar el Lugareño donde nos enteramos del evento y aunque no hay texto sí una secuencia de fotos que tienen los créditos de: Fotos por Annette Pichs. Allí en el evento se trataron temas como: “La Virgen de la Caridad y el patrimonio espiritual de la nación” por el Dr. Eusebio Leal, “La virgen de la Caridad, una época, un hallazgo, una identidad” por el Dr. Eduardo Torres Cuevas, “Aproximaciones a las ideas sobre la cultura en el siglo XIX cubano” por Dr. Luis Álvarez y Dra. Olga García y un panel: “Indicios para nombrar lo cubano” donde participaron: Dr. Eduardo Torres, Cuevas, Dr. Emilio Cueto, Dr. Roberto Méndez y el Lic. Osvaldo Gallardo como moderador.
Para completar el panorama siempre impreciso de la religiosidad en Cuba, una nota que aparece en el Blog de Zoe Valdez, completa la visión que hoy tenemos del asunto…, en la Red. Se trata de una nota que dice: “El Mico Mandante se hace Santo en Cuba”; y es según la información un mensaje anónimo..., “de buena tinta” que viene desde La Habana..., no tiene desperdicio, dice:
“Espero que este mensaje que escribo desde Cuba llegue a la mayor cantidad de personas posible. En estos días se ha dicho que Hugo Chávez se encuentra en la isla para firmar contratos millonarios y para operarse primero de una rodilla y después de un absceso pélvico. Bien, los comentarios que recorren La Habana y ciertos lugares de poder en Cuba es que el presidente venezolano está haciéndose Santo, para lo que ha tenido que quedarse más tiempo debido a que como todos saben esta iniciación requiere que la persona duerma desnudo durante un tiempo, en una estera en el suelo, y demás ceremonias que necesitan de tiempo. Nadie ignora que Hugo Chávez se hizo Caballo de Changó en Cuba, y que apela a los trabajos de brujería cada vez que puede, como hizo recientemente con los restos de Simón Bolívar, los que desenterró por orden de los hermanos Castro para trabajar el poder de los huesos del Libertador.
Soy venezolana, vivo temporalmente en Cuba, y es la razón por la que no puedo dar mi nombre.”
Nada pasó, entonces recuerdo superando lo ya narrado cuando hace algunos años escribí aquel artículo donde casi pedía perdón porque siendo apenas un adolescente andaba por las calles de una ciudad del interior de la Isla gritando: “ los curas m………, que se quiten la sotana y se pongan pantalones”. No la historia no es buena ni es mala es solo historia, lo real es que no se cuenta como es debido; siendo así me voy a caminar…, más tarde leeré a los clásicos.