abril 27, 2011

El Reverendo Raúl Suarez, los Bautistas y el Consejo de Iglesias de Cuba.

Una entrevista en dos partes fue realizada al progubernamental Reverendo Raúl Suárez Ramos, Diputado a la Asamblea del Poder Popular y Director del Centro Martin Luther King, en el programa de la Televisión cubana “Videoteca contracorriente”, los pasados miércoles 13, 20 de abril, a altas horas de la noche. La entrevista fue retransmitida en Semana Santa. El Reverendo habló de su vida, desempeño revolucionario y religioso.
Por cuanto los mencionados bautistas occidentales, perdón, los directivos bautistas occidentales pronunciarán un ruidoso silencio y no tratarán de apoyar o desmentir las palabras del Reverendo Suarez ( Foto a la izquierda) , me siento obligado a hacerlo, a dilucidar algunas de sus afirmaciones en mi derecho a opinar.
También porque el Reverendo Suárez y yo tenemos algunas cosas en común:- ambos recibimos formación bautista y estudiamos en el mismo seminario de la Habana “Rafael Alberto Ocaña”; habló de personas que yo conocí, fuimos separados de la misma institución religiosa -por razones políticas opuestas-; y hasta comparto algunas de sus afirmaciones, por eso escribo de estas cosas que conozco.
Entre sus afirmaciones coincido con que la Iglesia cubana está sumida en un “micro mundo religioso”. En Cuba la Iglesia es nula ante los problemas sociales. En algunos casos no le importa, en otros teme expresarse porque el gobierno la censura y recorta aún más sus libertades religiosas.  Ella actúa  como el avestruz. Suárez  refiere que realizó una crítica revolucionaria a la religión. Estas críticas aparecen  en su libro  Cuando pasares por las agua”, publicado 2007.  Se refiere a los creyentes que no optaron  por el modelo socialista impuesto en Cuba,  cito:
"Es la gran espectadora, y desde su balcón nos condena; pero no se identifica. “Los ministros religiosos y sus seguidores están más interesados en la estructura, los sermones y adoración en el intramuros eclesiástico que en el vivir diario de los seres humanos/…/Ustedes han mantenido un largo silencio frente a las graves situaciones que hemos vivido. En medio de las crisis nacionales, la voz de la Iglesia ha estado ausente. Cuando han hablado, lo han hecho demasiado tarde y con un lenguaje abstracto; ha faltado la consecuencia con la palabra.”
Retrato en blanco y negro de la Iglesia cubana. Solo que no encuentro el mérito a la censura cuando el que la hace pertenece al grupo de los poderosos y no tiene nada que perder y sufrir. Aunque desde el punto de vista espiritual lo haya perdido todo.
Este proceso de micro mundo se inició a partir de 1960 cuando el gobierno comenzó a recortar y abolir lo que efectivamente es la libertad religiosa y todas las libertades. En las 2 primeras décadas (años 60 – 70 y en menor medida desde los 80 a la actualidad) se agudizaron las detenciones y hostigamientos a creyentes por "proselitismo religioso" y "diversionismo ideológico". Expulsión de centros de trabajo a maestros de confesión religiosa. Acoso a niños estudiantes y trabajadores de manifestación religiosa.
De ahí que podemos testificar que hubo una fuerte discriminación por motivos religiosos en estas décadas. En la actualidad los términos utilizados son menos fuertes como la restricción (limitación, reducción y coartación) de las libertades de expresión religiosas. Pero con un precedente así se justifica la existencia del micro mundo religioso.
La política no es pecado”, es otra de sus afirmaciones muy acertada. Toda nación usa de la política para regir y legislar. Establecer el orden social y determinar un curso establecido como Nación a seguir. Pero en Cuba hacer política “sí es pecado”. Opinar y creer diferente al Proyecto Socialista “sí es pecado”. Es de ahí el silencio de las iglesias.
Por años he escuchado este argumento a muchos creyentes. La mentalidad teológica-política que se ha venido difundiendo en las últimas generaciones de creyentes cubanos alega que:
participar en la política es negar la Fe o salirse de ella”. “Protestar u oponerse frente a cualquier poder estatal es rebeldía y faltar al testimonio, calificándose como desobediente a las autoridades”. Contrario y paralelo a esto “apoyar incondicionalmente las directrices políticas del régimen "socialista" cubano equivale a obedecer a Dios, como enseñan las Escrituras”.
Tales aseveraciones son una máxima en el contexto religioso actual cubano. Esta doctrina constituye una mordaza teológica. Por supuesto el telón de fondo es el miedo a expresarse. Hoy sí se promueve en los templos bautistas que los creyentes "cumplan su deber" participando en las votaciones para confirmar la permanencia del único partido Comunista. Cosa muy diferente a antes de 1959, donde un nada despreciable número de cristianos, -líderes y pastores-, tenían cargos públicos asociados a diversos partidos políticos.
En la actualidad los bautistas occidentales publicaron un supuesto “Manual de Oracióncargado de instrucciones y mensajes políticos de respaldo al gobierno. Por citar un ejemplo en la semana 6, día 41, "Intercediendo por los gobernantes" encontramos la siguiente meditación:
"Para Meditar: Puedo pensar en Cornelio"(Hechos de los apóstoles, capitulo 10)"vestido con el uniforme de la P.N.R. (Policía Nacional Revolucionaria). También puedo pensar en el Jefe de Sector de mi barrio, invitando al Apóstol Pedro a su casa.” página 69.
Este “manual de oración” está siendo releído en muchas Iglesias cada año. La Convención Oriental y otras obras evangélicas se han hecho eco de este proyecto de "oración".
Además de asistir – los directivos bautistas - a las actividades convocadas por el Consejo de Iglesias. Aplauden con esmerada simpatía sus declaraciones, considerándoles hermanos honorables. No protestan por lo mal hecho y se callan cuando deben hablar.
Suárez admira al Pastor, Teólogo y Mártir “Dietrich Bonhoffer”, muchos lo hacemos también. Bonhoffer no fue indiferente a los crímenes contra los judíos en Alemania. Se opuso a ello. Desafió a las autoridades Nazis, siendo perseguido por ello. Organizó una nueva iglesia - Los Confesantes - que no se hacían eco de las injusticias sociales de su país y tiempo.
El Consejo de Iglesias abraza la Teología de la Liberación. No admiten la Biblia como la definitiva revelación de Dios. La Teología de la Liberación procura interpretar doctrinas y basamentos históricos bíblicos al plano de convertirlos en paradigmas o prototipos. Y responde en gran medida a análisis ofrecidos por las ciencias sociales con una influencia marxista, donde la iglesia debe estar colocada junto a las clases pobres u oprimidas.
Suárez manifestó en su entrevista que “adoptó una actitud pública a favor de la Revolución y una prédica distinta” – a la de las iglesias históricas -.
También hizo referencias al Centro Martin Luther King que “reconoce a la figura de un hombre- Luther King -que unió su fe y su vocación en la experiencia de servir a su pueblo identificándose con él y echar su suerte con su pueblo”.
El Centro brinda “programas de educación teológica, formación bíblica teológica. Y surge sobre dos pilares: Acción por la inspiración cristiana basada en una ética evangélica que no entra en contradicción con la ética socialista y la opción con la Revolución y por el Socialismo.”
En lo personal critiqué la postura y educación teológica asumida por el Consejo de Iglesias cuando celebró un culto en el Pabellón Cuba el pasado 15 de mayo del 2010 promoviendo el homosexualismo como estilo de vida. Y la confabulación de "cristianos" al mostrar su aprobación e invitación a participar de los mismos actos pecaminosos. Todo amparado en la no discriminación sexual. El propio Suárez predicó en la actividad apoyando este estilo de vida. Según otras publicaciones en el Internet.
Por otra parte afirmó en la entrevista: “Fidel es la voz profética de este tiempo.” Tal declaración no es más que una adulación y una confesión sacrílega al “canonizar” la figura de un auto confeso ateo.
El Consejo de Iglesias de Cuba debiera cumplir su proyección de trabajo social. Debieran trabajar al lado de los pobres y oprimidos, en vez de respaldar al gobierno cubano, como lo han estado haciendo. La acción "cívica" que esta organización "no gubernamental" muestra al mundo sólo está encaminada a apoyar el poder político y económico del gobierno, porque ellos son parte del gobierno con fachada religiosa. Una opinión mayoritaria es que se han convertido en la religión oficial del Estado, recibiendo a cambio privilegios económicos y de poder. Mal que se ha extendido inclusive a las denominaciones no pertenecientes al Consejo.
Por último expresó que “a causa de su Fe, él participa en la vida, en la política". Y que “Sirve a su pueblo al igual que Eusebio Leal, Marichal, Castañeda de los Yorubas, Arce, Ortega"- ¿Arzobispo de la Habana?- "y nos sintamos de una manera sin contradicción.”
Habló que “le preocupa el silencio de las iglesias". Verdad está muy cierta. La Iglesia en Cuba evita pronunciar algún criterio referente a la política o diferencia con el gobierno. Por su parte el C.I.C combate las injusticias en Estados Unidos y defiende a los 5”héroes” presos en cárceles del imperio. Pero nunca ha expresado algún desacuerdo o critica con los problemas de Cuba.
*Pastor Bautista de Cuba Occidental. Graduado en el 1991. Se ha desempeñado como Pastor en las Iglesias de San Luis (PR), Fomento (SS) y, Cárdenas (MTZ). Licenciado en Estudios Bíblicos por la Facultad Latinoamericana de Estudios Teológicos (FLET).Ha cursado estudios de: Teología Pastoral, Actualización Bíblico-Pastoral, Talleres de Teología Pastoral. Superación Profesoral y de Iglesia y Crecimiento, este último auspiciado por la Alianza Bautista Mundial. Fue excluido del pastorado por razones aparentemente políticas. Colabora con la Agencia de prensa independiente, Hablemos Press.