marzo 25, 2011

Cuba está siendo objeto de la visitación de Dios para vida.

LA LEY DE LA SELVA.
Hoy, cuando parece que la naturaleza se muestra descontenta ante la maldad humana, mostrando su furia a través de maremotos, terremotos, anomalías climáticas que cobran vidas, la Biblia dice la causa del efecto:
También debes saber esto, que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos, porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negaran la eficacia de ella, a estos evita.
Como cubano puedo testificar sobre estas manifestaciones como la naturaleza de muchos ciudadanos en mi País, ha venido a ser la identidad y la base de la cultura y la política de mi Nación, crecí en esta selva rodeado de fieras que cada día buscan su presa para devorarla para de este modo garantizar su vida y la de su familia, hombres que perdieron la integridad por el interés, perdieron el honor por un ideal anti-humano y anti-Dios. Crecí en una casa muy grande y cómoda, fue aquí donde mientras crecía vi al marido de mi tía, marinero y agente de la Seguridad del Estado traer a los grandes líderes políticos de mi ciudad, Generales, Capitanes, Coroneles y otras figuras a mi casa para participar de grandes fiestas y comelatas con los bienes y los recursos del Estado, era en mi casa donde llevaban a sus queridas, traicionando así a su esposa, familia, a la sociedad por la doble vida que llevaban y al Estado a quien juraron fidelidad.
Así crecí, luego me di cuenta que lo que sucedía en mi casa era la identidad del Estado en mi Nación, hipocresía, mentiras, robo, imposición, doble vida, violencias, intereses mezquinos, traición, ruina, pobreza, miseria, dictadura, supe que me esperaba una vida agonizante, pero me tocaba vivirla, en el camino, apareció Jesús y cambio mi vida, gracias a mi amado salvador, pero la selva sigue siendo selva, donde rige la ley de matar y destruir para sobre vivir, las fieras siguen dentro, mi familia, la Iglesia, el Ministerio que apostolamos y yo, hemos sido heridos y saqueados por ellas, pero aquí dentro esto es muy normal para sus habitantes, es la ley de esta selva.
Aquí, los hijos de Dios sabemos lo que es llorar por su vida, familia, por el pan de cada día, por su ayuda y protección para no ser devorado y cumplir el propósito divino, sabemos lo que es vivir por la Fe, gemir por una respuesta, por la Libertad cuando estas detenido, amenazado por las autoridades en los lugares de torturas, sabemos lo que es estar bajo presión, que se le caiga el pelo por la guerra presente, peligro de muerte. La radio cubana, los canales de televisión solo promueven el arte de la violencia, la traición y el engaño es un arma de defensa nacional, ciertamente todo este escenario de maldad confirma la Palabra de Dios cuando dice que en estos tiempos los hombres llamarían a lo bueno malo y a lo malo bueno.
Dios nos da la fuerza, la sabiduría y el valor para pelear contra la maldad y los enemigos de las almas, sabemos que Cuba y los cubanos seremos libres y sobre todo que la salvación será el premio para muchísimos cubanos, las iglesias en la Islas hoy se llenan más que nunca de almas buscando la, los oídos de nuestro Rey están abiertos y su respuesta ya fue declarada, Cuba está siendo el blanco de la visitación de Dios para vida
*Apóstol, Iglesia Emmanuel de Santiago de Cuba. Iglesia de Cristo en Cuba, Desde la Ciudad de Dios- Cuba