julio 15, 2010

“Hay pitirre en el alambre”.

El espíritu de Grecia es el que da origen al show, al teatro, y a las máscaras. La palabra actor en el griego, es la palabra hipócrita, todo esto da lugar a un ambiente de mentira, burla y satanismo.
El apóstol Juan recibió la revelación de la estructura que tendría el sistema de gobierno del anticristo, a este llamó BABILONIA, LA MADRE DE LAS RAMERAS (Ap.17: 5). La manera babilónica de gobernar es la fachada que tapará el verdadero gobierno, este será espiritual, recordemos que los demonios son seres espirituales, y para ellos gobernar solo tienen que hacer funcionar su reino. La brujería con todas sus funciones entrará en acción, y el líder político –anticristo-, será el títere en las manos de Satanás. La raza humana será encantada y de esta manera responderán a la fusión diabólica.
Echando un vistazo al panorama internacional podemos observar el apogeo que está tomando este sistema de gobierno secular. Existiendo una adicción al sistema anticristo, las masas pobres son receptoras de este estilo de gobierno, creyendo obtener de él, la ayuda para sus problemas, no sabiendo ellos que Satanás primero da y que posteriormente cobra.
Es el ensayo de lo que Belcebú hará en todo el Mundo con todos los que no están escritos en el libro de la vida del Cordero, (Ap.13:8). Los hombres serán embrujados, y aceptarán lo malo como bueno y justo, y lo bueno lo llamarán malo, claro, quien los guías ahora es el padre de mentiras, (Jn.8:44). De tal manera que se les mentirá descaradamente, -a quema ropas-, porque el diablo, el anticristo y el falso profeta han trabajado para colocar a estas personas en su condición (la de ellos) y estado de condenación.
No es nada anormal lo que está pasando en Latinoamérica, la asociación político-religiosa que vemos, es el cumplimiento de lo que ya está escrito en la Biblia; la manifestación de un reino diabólico que le quita al hombre su libertad, diciéndole que la ayuda que le brinda es la verdadera libertad, lo despoja de sus derechos y hasta lo puede abusar en nombre de la justicia que no es más que un intento de destrucción a todo lo que se le opone o no responde a sus intereses.
Debemos aclarar que el problema no está en un país o en un hombre, no intentamos ser anárquicos, sino, identificar la manifestación del reino de las tinieblas en las naciones. Todo lo que tome la estructura del sistema del anticristo responde al reino de Satanás, sea quien sea: negocio, política, deporte, educación, religión, etc.
Nos preocupa cuando vemos que en Cuba casi el ciento por ciento de las “fiestas nacionales”, tienen que ver con un muerto o con muerte. Las consignas nacionales tienen que ver con guerra, rebeldía. Las películas, novelas, aventuras, muñequitos; en su inmensa mayoría, están plagados con un espíritu anti bíblico y contra lo que Dios establece.
Los brujos, y la brujería ocupan espacios en la televisión. Temas como el homosexualismo invaden ya nuestros hogares, ya sea en los programas de educación, la radio, TV, y prensa plana, camuflajeandose bajo el ropaje de educación social; mientras ministros de Dios son difamados con toda clase de mentiras, acosados, detenidos, familias desalojadas, edificios de reunión derribados, quitándoles los bienes logrados con el sacrificio de toda la feligresía.
La justicia protege y habilita, la injusticia destruye y saquea. La justicia es de Dios, la injusticia es del diablo, detrás de todo este andamiaje está posado Satanás con todo su ejército, y quién respalde estas obras malignas responde a su gobierno y es parte de su ejército.
Hombres sin revelación ven estas cosas, y disgustados le echan la culpa a hombres o al gobierno. Los creyentes evangélicos son acusados de enemigos políticos, porque solo sus detractores los ven con ojos carnales, llenos de prejuicios y temores, pero no disciernen el espíritu que hay detrás de una enseñanza.
La intención del sistema babilónico es dañina y esclavizante, detrás de la denuncia de esta trampa diabólica hay un espíritu de verdad que te ayuda a ver que la fuente de todo esto es espiritual, los hombres son el medio, pero el orden y el gobierno reside en el mundo de los espíritus, por eso, al ver el panorama internacional y sus programas podemos decir: ¡HAY PITIRRE EN EL ALAMBRE! __
*Apóstol, Iglesia Emmanuel de Santiago de Cuba. Iglesia de Cristo en Cuba, Desde la Ciudad de Dios- Cuba.
Nota del Editor: La expresión “hay pitirre en el alambre” es una frase o dicho cubano que significa : que alguien está escuchando una conversación ajena; o sea, es un cotilla.