junio 07, 2010

Bienaventurados los de limpio corazón. Sobre un Obispo Presidente que busca la gracia de sus amos.

Una nota enviada desde Cuba por correo electrónico sobre el Obispo Presidente de la Iglesia Evangélica de Confesión Luterana de Cuba (IECLC)
Bendiciones:
Queridos hermanos:
Quisiera transmitirles mi criterio muy persona con respecto al Rev. Ramón M. Benito Ebanks. Obispo Presidente de la IECLC
Hermano para mí es todo aquel que hace la voluntad de nuestro Padre, por tanto no es el caso de este Reverendo.
Nuestro Señor dijo: Si vuestro Padre fuese Dios, ciertamente me amaríais; porque yo de Dios he salido, y he venido; pues no he venido de mí mismo, sino que él me envió. ¿Por qué no entendéis mi lenguaje? Porque no podéis escuchar mi palabra. Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. (Juan 8:42-44)
Desafortunadamente el está comprometido con su padre y las obras de este tiene que hacer, pues cualquier Presidente de Obra conoce muy bien de la corrupción del CIC.
Verdaderamente estimo que este Señor. (se refiere a el Obispo Presidente) procura ahora buscar la gracia de sus amos a través de sus publicaciones porque nunca le han hecho caso. Creo le han dado demasiado lugar.
En el amor de Jesucristo.
P.S: Verdaderamente hubiera querido enviarle algunas evidencias de este personaje pero no tengo tiempo ni recursos para ello.
Información relacionada: