mayo 25, 2010

En Cuba se preguntan religiosos y ateos: ¿Qué quiere decir esto?

Cuba: "¿Qué quiere decir esto? (Hechos 2.12), Preguntan religiosos y ateos.
Por: Mtra. María Ileana Faguaga Iglesias. * y Prof. Enrique López Oliva. **
LA HABANA, Cuba, 25 de mayo de 2010.- Como todos los domingos, unas cuarenta mujeres de las llamadas "Damas de Blanco" (familiares de presos políticos) asistieron a misa este 23 de mayo, "Día de Pentecostés", en el templo católico de Santa Rita, situado frente a la Quinta Avenida, del antiguo reparto residencial de Miramar, en el habanero Municipio de Playa.
En su homilía el Secretario del Secretariado de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, Mons. José Félix Riera, insistió en que "si falta el Espíritu" tendremos muchas falsedades" y exhorto a que "construyamos un mundo mejor a nuestro alrededor". En el transcurso de la misa se rogo: "Para que todos los hombres y mujeres de buena voluntad que trabajan por un mundo justo, no desfallezcan", y para que: "el pueblo cubano reciba abundantes bendiciones".
La liturgia del Día de Pentecostés, cincuenta días después de la resurrección de Jesús de Nazaret, se baso en el Salmo 103 (102), 6, que dice: "Yahve, el que hace obras de justicia, y otorga el derecho a los oprimidos", y en el Libro Hechos de los Apóstoles, donde al aparecerse Jesús de repente, los apóstoles "estupefactos y perplejos, se decían unos a otros: ¿Que significa esto?" (Hch. 2.12) Pregunta que en los últimos días se hacen muchos en Cuba, tras darse a conocer el extenso encuentro (más de cuatro horas) entre el Presidente-General Raúl Castro, la Lic. Caridad Diego jefa de la Oficina de atención a los asuntos religiosos del Comité Central de Partido Comunista de Cuba, el Cardenal y Arzobispo de La Habana Jaime Ortega Alamino y el Arzobispo de Santiago de Cuba Dionisio García Ibáñez.
Decía Mons. Riera: "Dios devuelve la vida (...) en cuanto a motivación (...) cuando el hombre ha perdido las ganas de vivir". Es lo que pareciera estar aconteciendo en estos días en La Habana.
Después de la misa, como todos los domingos, a excepción de varios en que fueran hostigadas por grupos declarados "revolucionarios", que las insultaron y agredieron, sacándolas violentamente del lugar ---incluso ante la prensa extranjera tomando imágenes de los sucesos---, y que culminaron custodiadas por la policía hacia sus domicilios, las "Damas de Blanco" volvieron a desfilar en el mediodía de este domingo por la Quinta Avenida, portando gladiolos rosados, ahora con una autorización gubernamental obtenida por gestión del Cardenal Ortega Alamino.
Este domingo las aguardaban a la salida del templo no un grupo de agresivos "revolucionarios" para gritarles "mercenarias" (de la Sección de Intereses de los Estados Unidos en La Habana) y "contrarrevolucionarias", sino representantes de los principales medios de prensa extranjera acreditados en La Habana, y como es habitual la prensa oficial nacional no se hizo presente.
Los corresponsales querían conocer directamente de ellas sus reacciones ante las gestiones que realiza la jerarquía católica de la Iglesia en Cuba con el gobierno a favor de los presos políticos, principalmente de aquellos que están enfermos.
"Tenemos mucha esperanza. No tenemos nada cierto, pero tenemos mucha esperanza. Dios nos da mucha fe, mucha fuerza, y sabemos que el Espíritu Santo hoy en Pentecostés, nos tiene que ayudar...”, declaro a este corresponsal Laura Pollan, esposa del periodista Héctor Maseda Gutiérrez (condenado a 20 años; periodista opositor vinculado al Grupo "Decoro" y presidente del Partido Liberal Democrático).
Preciso que cree que "la vida de Guillermo Fariñas (más de ochenta días en huelga de hambre y sed) se va a salvar" pero que "para ello tienen que liberar a algunos presos (y) acercar a otros a su provincia de residencia, así que esperamos muchos cosas buenas en nombre de Dios".
Apunto que actualmente hay 26 presos políticos enfermos en estado crítico, en primer lugar Ariel Sigler Amaya (condenado a veinte años, miembro del Movimiento Opción Alternativa), Normando Hernández González (condenado a 25 años, Director del Colegio de Periodistas Independientes de Camagüey), Librado Linares García (condenado a 20 anos, presidente del Movimiento Cubano Reflexión), José Luis García Paneque (condenado a 24 anos, medico, miembro de la directiva del Movimiento Todos Unidos), Jesús Mustafá Felipe (condenado a 25 anos, del Movimiento Cristiano de Liberación), Arnaldo Ramos Lauzurique (condenado a 18 anos, economista, del Instituto Cubano de Economistas Independientes), quien tiene 68 anos, y que por su edad ya no debe estar en prisión, y "muchos más".
Dijo que habían pedido reunirse con las autoridades cubanas para hablar sobre la situación de sus familiares, pero no les han contestado. Apunto que lo solicitaron por intermedio de la Iglesia Católica, "pero no sabemos si lo van a conceder". Expreso que si se reúnen con las autoridades cubanas abogarían por "la libertad de nuestros presos, que es el objetivo fundamental de las Damas de Blanco".
La economista Marta Beatriz Roque Cabello, promotora de la Asamblea para Promover la Sociedad Civil, quien se encuentra en libertad por una Licencia extrapenal, y que fue la única mujer entre los 75 opositores políticos detenidos en el 2003, cuando se le condeno a veinte años, aclaro a este corresponsal:
"El gobierno no está conversando con la Iglesia, sino con la jerarquía de la Iglesia, ya que la Iglesia somos todos los que estamos en ella. Y pienso que en estos momentos el gobierno está utilizando a la Iglesia para salir de un grave problema. Es una lástima que la Iglesia se deje utilizar por el gobierno".
Añadió: "yo pienso que algunas soluciones va haber, porque indiscutiblemente el hecho de que el último domingo de abril hayan tenido a estas mujeres siete horas y media paradas aquí en el Parque (a un costado del templo de Santa Rita), dándoles ese mitin de repudio, incluso con acoso sexual, fue algo que disminuyo muchísimo la credibilidad del gobierno en el mundo y está tratando de recobrar esa credibilidad, que indiscutiblemente no la va a recobrar".
"Pienso que va haber algunas liberaciones, no (...) muchas, si los presos más enfermos. (...) como el caso de Ariel Sigler, que esta parapléjico, y nadie se imagina porque Ariel esta en prisión, que no se puede ni mover. Entonces creo que va a haber liberaciones, pocas, y que también va haber algún movimiento de los presos acercándolos a sus lugares de procedencia", apunto.
Subrayo la antigua profesora de la Universidad de la Habana, que "el gobierno tiene una solución muy fácil: aplicar sus propias leyes. Hay presos que ya en estos momentos pueden estar en libertad condicional, porque han cumplido el cincuenta por ciento de su condena y hay otros presos que por su edad también pueden ser excarcelados".
Por su parte Bertha Soler, esposa de Ángel Moya (activista del Movimiento Democrático por la Libertad de Cuba), quien cumple una condena de 20 años acusado de "traición a la patria", parecía optimista. "¡El gobierno aprendió a escuchar! Vale la pena", manifestó respecto a las actuales conversaciones entre el gobierno cubano y la jerarquía católica, que dijo les hace sentirse fortalecidas. Y confiada aseguro: "¡No habrá más represión para las 'Damas de Blanco'!", que "somos mujeres de fe y esperanza".
Aunque las "Damas..." no han solicitado directamente la intervención de otros interlocutores ante el gobierno cubano, y en general parecen aceptar con confianza el desempeño en ese rol por parte de la jerarquía católica, de estas las que son evangélicas dicen esperar que el Consejo de Iglesias de Cuba en sus encuentros con el gobierno también interceda en favor de los presos políticos, y algunas ya han tratado esta situación con sus Pastores.
Este domingo, en su improvisada rueda de prensa, la "Damas..." dieron a conocer que han sostenido tres encuentros con la jerarquía católica, los días primero, quince y veintidós de mayo, y esperan que en los próximas se susciten otros. Mientras este clima de aparente apertura existe en La Habana, las mujeres dijeron que en el oriental poblado de Banes, Reina Tamayo, la madre de Orlando Zapata Tamayo, preso de conciencia afrocubano fallecido en febrero pasado tras más de ochenta días en huelga de hambre, continua siendo hostigada y no se le ha permitido salir de su casa ni conmemorar el que seria cumpleaños numero 44 de su hijo.
En el mediodía de este domingo, al finalizar su caminata y luego del rezo del Padre Nuestro y el Ave María, situadas frente a la parroquia de Santa Rita, durante varios minutos las Damas de Blanco hicieron escuchar a coro sus voces gritando: "¡Libertad!"
* Capitulo cubano de la Comisión para el Estudio de la Historia de la Iglesia en Latinoamérica (CEHILA-Cuba) ** (CEHILA-Cuba) y corresponsal en La Habana de Monitor (México). E-mail: monitorhavana@enet.cu, monitorhavana@yahoo.es