enero 03, 2010

¡Ánimo: Dios está con nosotros!


Creo lo que en 2 Corintios 2:14 dice:
Dios… siempre nos lleva en triunfo en Cristo Jesús”.Por eso podemos decir como el apóstol: “Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: ¡Regocijaos!” (Filipenses 4:4).
Los que conocemos la verdad de Dios y tenemos sus promesas debemos ser personas optimistas y entusiastas. El entusiasmo optimista crea energía, emoción y esperanza.
Soy muy optimista respecto al sueño que Dios puso en el corazón de nuestros padres espirituales de que “CUBA SERÁ PARA CRISTO”.
Creo que nunca en la historia de nuestra nación la mies ha sido más abundante que en este momento.
Como nunca antes, hoy, nuestra generación podrá ver ese sueño realizado.
¡Creo que la verdad de Dios va a triunfar!
Creo que la iglesia cubana será exactamente lo que Dios intenta que sea: ¡una iglesia gloriosa! “Cristo mismo amo a su iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha”. (Efesios 5:25-27)
¡Eso va a suceder! El propósito de Cristo para su Iglesia no será frustrado.
Su deseo de “que todos procedan al arrepentimiento” (2 Pedro 3:9), no ha cambiado.
Si miramos el caos actual, es probable que tengamos muchas razones para desanimarnos.
Pero si uno mira más allá, comprenderemos que el propósito de Dios para su iglesia se cumplirá. “Tened animo; porque yo confío en Dios que será así como se me ha dicho” (Hechos 27:25).
Podemos mirar más allá de las circunstancias temporales y poner nuestra esperanza en la promesa del triunfo. De ahí podemos sacar el valor y la confianza para seguir trabajando en la obra de Jesucristo.
Si nos damos por entero al cumplimiento de la Gran Comisión de: “id y haced discípulos” (Mt 28.19-20), tenemos la promesa del propio Señor Jesucristo de que Él estará “con nosotros todos los días, hasta el fin del mundo”. Y si Él está con nosotros, ¡Todo será posible!
¡Animo amados hermanos!, PENTECOSTÉS 2010, puede ser la oportunidad de congregar un millón de cubanos en cien mil grupos de diez creyentes en toda Cuba.
¡Muchas Felicidades en el nuevo Año!
¡Que Dios nos conceda la bendición de UN MILLON de cristianos en CUBA 2010!
¡Oremos y trabajemos por ello!
En el amor de Cristo:
Promotor de Oración CBCOcc.(Convención Bautista de Cuba Occidental)