noviembre 16, 2009

Una mujer que muere allá en La Habana.


Una mujer se está muriendo en Aquella Isla, ha sido discreta en su lucha, y esa discreción es su verdad. Ella no necesita salir cada día en la prensa, ni tampoco que la consideren una heroína. Ella sólo se está muriendo, por la libertad. Zoe Valdés
Martha Beatriz Roque Cabello no sólo es una mujer que muere lentamente allá en La Habana. Su ejemplo de mujer entregada al quehacer por la Patria, su voluntad a prueba en momento tan difícil y su consagración a la causa de la libertad la hacen merecedora de nuestra atención y compromisos.
Ella es aquella mujer que en su activismo político llegó a cumplir 6 años de cárcel; primero como co-autora del conocido documento: “La Patria es de todos”; unos años después volvió a prisión esta vez entre los 75 opositores detenidos e injustamente condenados en los hechos conocidos de la Primavera Negra de Cuba. Fue la única mujer detenida y condenada en aquel proceso mañoso.
Hoy forma parte del grupo de comunicadores comunitarios, que en protesta por los desmanes de la policía política en Cuba se agruparon en una casa de La Habana y allí permanecen arrinconados, agredidos y vilipendiados por las turbas organizadas por el régimen castro comunista que los mantienen bajo permanente acoso y confrontación. Esta situación por demás peligrosa, de estas personas sitiadas desde hace un mes, se caracteriza por la dejadez de los medios de comunicación, la impunidad con que actúan los agentes parapoliciales del régimen y el silencio de tantos.
A la casa de los sitiados no se permite entrar o salir a nadie, ni aun para obtener alimentos. Han sido apedreados y atacados de palabra por parte de una chusma servil y miserable. En respuesta, una huelga de hambre iniciada por Martha Beatriz Roque, quien sufre de enfermedades de evolución crónica, la tiene al borde de la muerte. Hoy la situación es crítica, nuestra meritoria compatriota, Martha Beatriz Roque Cabello está al borde de la muerte y no se adelanta ni una sola gestión dentro o fuera de Cuba para que no muera.
Se impone desde este momento una acción concertada en la Red que permita diseminar esta información por todos los medios.
Es cierto que hay un silencio de los medios sobre la situación de los sitiados que se ha prolongado por más de tres semanas. Pero los constantes actos de repudio permiten suponer que este asunto lo han tratado los esbirros de la Dictadura castro-comunista como un asunto de máxima prioridad, mientras que la oposición dentro y fuera de Cuba se ha desatendido o lo ha minimizado. Hoy la circunstancias es crítica, nuestra meritoria compatriota, Martha Beatriz Roque Cabello está al borde de la muerte y no se adelanta ni una sola gestión dentro o fuera de Cuba para que no muera.
¿Cómo es posible que permanezcamos impasibles mientras vemos morir a Martha Beatriz?........., los sitiados sufren el acoso y los actos de repudio de manera permanente y hoy nuestra inclaudicable y valiente Martha Beatriz está muriendo lentamente.
Aun estamos a tiempo. Que la inconsciencia de muchos y la obnubilación de tantos no nos permita ver cuán apremiante es llevar a cabo una campaña en la Red que llegue a todas las personas que de una forma u otra pueden influir para que Martha Beatriz…, no se convierta en una víctima más de una Dictadura corrompida y oprobiosa. No es el momento de escribir notas en Internet o de recoger firmas. ¡NO hay tiempo!
Este y otros mensajes sobre la situación crítica de los sitiados, deber hacerse llegar a:
• Las autoridades de la Iglesia en Cuba; sobre todo la Iglesia católica teniendo en cuenta que un sacerdote católico ha dado los últimos sacramentos a Martha Beatriz.
• Solicitar un compromiso inmediato de las demás organizaciones de oposición dentro y fuera de Cuba para que se manifiesten en contra de este asesinato político.
• Enviar comunicados, correos electrónicos y hacer llamadas de urgencia a las representaciones diplomática en Cuba para que envíen a un miembro de sus legaciones en La Habana a la casa de los sitiados.
• Solicitar una acción inmediata de los congresistas cubanos – americanos en los Estados Unidos de Norteamérica.
• Comunicar a los medios en el exterior y dar a conocer la grave situación de una opositora cubana que puede fallecer en las próximas horas.
• Uno y otro gesto de solidaridad, compromiso, condenas que se mantenga hora a hora. minuto a minuto, que permita salvar la vida de tan inapreciable compatriota.
• Toda página Web, Blogs, lista de correos electrónicos deben incluir y dar prioridad a la difícil situación de Martha Beatriz Roque y Los Sitiados.
Hoy no se acueste tranquilo sin haber mandado un correo electrónico, haber escrito en algún foro que trate este asunto, haber llamado a un amigo o familiar, o haber elevado una oración a Dios pidiendo su intersección y cuidado para con Martha Beatriz.
No fue esta la única información que circuló por la Red; 24 horas después más de una docena de sitios Webs se hacían eco de esa información. Al día siguiente fue enviada una ambulancia con un médico para atender a Martha; horas después por gestiones de una legación diplomática en La Habana, la opositora cubana fue examinada por un médico cercano a la familia. Sabemos que se conducen gestiones de solidaridad y apoyo en muchos lugares.
La solidaridad es una premisa necesaria, su práctica está a tono con una genuina vocación cristiana. Sabemos que ahora los asediados allá en La Habana, entre ellos Martha Beatriz Roque, pueden contar con nuestra dedicación y entrega para que la impunidad con que actúan los esbirros y el silencio cómplice de tantos , no provoquen un final impredecible y trágico.
©2009
*Columnista. Panorama de Nuevos Horizontes. Hispanic Newspaper. Fort Worth, TX. 15 de noviembre de 2009. E-mail: eloy_gnzlz@yahoo.com
Foto de la destacada opositora cubana, Martha Beatriz Roque.