diciembre 29, 2008

Navidades y Fin de Año en Cuba.

Por: Enrique López Oliva. *
La Habana, Cuba 29 de diciembre de 2008 -El último domingo del 2008 congregó mucho menos feligreses católicos en sus templos, dedicado a la "Santa Familia", que la celebración de la "Misa del Gallo", la noche del 24 de diciembre, cuando se vieron abarrotados de cubanos de distintas edades, muchas parejas con niños pequeños, y que culminó con la tradicional bendición del Niño Jesús, aunque sorpresivamente en uno de estos, en la parroquia de San Agustín, en el Municipio Playa, donde ofició como todos los años su párroco el Vicario General de la Arquidiócesis de La Habana, Mons. Carlos Manuel de Céspedes, no quedó expuesta la popular imagen del Niño Jesús, para que los asistentes, según costumbre, fueran a besar sus piececitos. Alguien comentó: "Nos secuestraron este año al Niño Jesús".
Cinco obispos cubanos, entre ellos el cardenal Jaime Ortega, celebraron misas de Navidad en prisiones de la Isla por primera vez en cincuenta años y departieron con los reos, informó la publicación católica Palabra Nueva, de la Arquidiócesis habanera. "Fue maravilloso, había lágrimas en muchos ojos, pues nos parecía increíble esta experiencia", dijo el sacerdote Félix Hernández, que estuvo entre los religiosos que acompañó a Ortega a la prisión del Combinado del Este, de la capital cubana, la mayor del país.
Los religiosos "fueron recibidos por el director del penal y otros responsables de la instalación penitenciaria", según la edición digital de la publicación de la Arquidiócesis de La Habana. Por su parte, Laura Pollán Toledo, esposa del periodista independiente Héctor Maseda Gutiérrez, condenado a veinte años de prisión en el 2003, junto a un grupo de 75 opositores políticos acusados de servir de "agentes a sueldo" de la Sección de Intereses de los Estados Unidos en La Habana, señaló que a la misa oficiada por el cardenal Ortega "asistieron algunos presos políticos, no todos".
Frente al templo de Santa Rita, situado junto a las Oficinas del Secretariado de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, en la vistosa Quinta Avenida, del residencial Reparto Miramar, donde residen muchos diplomáticos extranjeros, algunos de los cuales suelen asistir a misa en dicho templo, la Pollán y un grupo de familiares de presos políticos, las llamadas "Damas de Blanco", que también asisten a misa cada domingo allí a rogar por la liberación estos, dijo que "no fue solo en el Combinado del Este, en Canaleta también hubo misa, y creo que no debe ser única y exclusivamente ahora que estamos en vista de una inspección de los Derechos Humanos y que en febrero del próximo año se ira a Ginebra. Es algo que deben dejarlo de forma permanente para que todos los católicos practicantes que se encuentren en prisión puedan asistir a la Santa Misa y recibir la comunión".
Durante la celebración de la misa en Santa Rita Monseñor José Pérez Riera, quien acaba de cumplir 38 años de vida sacerdotal y es Secretario del staff de la Conferencia de Obispos Católicos, insistió en su homilía en que la actual crisis económica va afectar a todos los pueblos y que su origen esta en el egoísmo. Calificó de "aberraciones" contrarias a la Ley Natural las uniones entre personas del mismo sexo, el cambio de sexo y el homosexualismo. "Pedimos por tantas necesidades de la familia cubana y de la familia de la Iglesia", dijo. En el acto litúrgico se suplico a Dios "para que los gobiernos promuevan condiciones favorables para las familias, así como para los que están lejos y por los que sufren por sus familias rotas". Llamó la atención de que no se rogara por los palestinos muertos en la Franja de Gaza, por los ataques de la aviación israelí, ataques que si han sido condenados por el gobierno cubano.
*Corresponsal en La Habana de Monitor (México) Secretario en Cuba de la Comisión para el Estudio de la Historia de la Iglesia en Latinoamérica (CEHILA-CUBA) E-mail: monitorhavana@enet.cu, monitorhavana@yahoo.es
Foto: Bandera cubana sacada de la Prisión “Combinado del Este”, La Habana, Cuba.