abril 03, 2008

El cubano y la Religion

En Cuba la Religión ha estado asociada a una diversidad de influencias culturales que de un modo u otro han contribuido a la conformación de la identidad cubana. Con modelos socioculturales distantes entre (español, africano, norteamericano y otros) se han instalado en el país expresiones religiosas diferentes (catolicismo, santería, palo monte, abakua, protestantismo, espiritismo, judaísmo, etc.) que hacen del cuadro religioso cubano un conjunto muy heterogéneo por el contenido y origen de sus componentes, en el cual, además, existe un tipo de religiosidad que al igual que la cultura cubana es resultante de un prolongado proceso de transculturación, mestizaje, sincretizacion, que puede identificarse como religiosidad popular; por cierto muy extendida en la población ("La conciencia religiosa. Características y formas de manifestarse en la sociedad cubana actual", DESR, CIPS, La Habana, 1993).
En el de cursar histórico cubano se pueden distinguir cuatro etapas:
Etapa Aborigen: Cuando los españoles llegaron a Cuba en 1492, se encontraron con dos grupos de indios: siboneyes que en lo religioso se manifestaban principalmente en formas de animismo, y tainos en los que la religión alcanzaba... una rica mitología que personificaba principalmente las fuerzas naturales. La población indígena que encontraron los españoles oscilaba entre 500 000 y 112 000, pero en pocos años se redujo, hasta desaparecer, junto con su religión.
Etapa Colonial: Con la colonización, el catolicismo quedo prácticamente como religión exclusiva. Para el año 1503, llegan los primeros esclavos africanos y con ellos se iniciaba la evangelización del africano y su descendencia; sin embargo se mantuvo la continuidad de tradiciones religiosas africanas. De las religiones africanas originales, derivaron tres grandes complejos religiosos cubanos: la llamada Regla Ocha, mas conocida como santería; la Regla Conga, denominada también palo monte y las Sociedades Abakua. En sus esfuerzos por esconder su religión africana y sus prácticas mágicas, los africanos identificaron sus deidades africanas con los santos del catolicismo. El silencio fue el mecanismo de defensa de los africanos para mantener sus creencias, las que fueron ganando simpatizantes entre los cubanos.
A finales de la etapa colonial comienza una ampliación en el campo religioso con la entrada del protestantismo. En 1883 Alberto J Díaz (episcopal y mas tarde iniciador de la obra bautista) y Pedro Duarte (episcopal) se convierten en los primeros cubanos en propagar la fe protestante en el país. En esta etapa, en el año 1893 se acuñaba el lema: “Cuba para Cristo”. Esta frase ha sido el ideal de los cristianos cubanos.
Etapa Republicana: El escenario religioso de esta etapa se caracteriza por la diversificación de formas religiosas concretas. La primera Constitución republicana establece la separación de la Iglesia y el Estado antes incluso, que otros países latinoamericanos independizados con anterioridad. Esta concepción y la de no privilegiar religión alguna, quedaron reiteradas en la Constitución de 1940.
Luego de 1898 las direcciones de las iglesias protestantes estuvieron fuertemente influenciadas por la iglesia norteamericana. Sucesivamente fueron llegando representantes de las Juntas de Misiones Domésticas de las Iglesias Metodista del Sur, Episcopal, Congregacional, Discípulos, Cuáqueros, Presbiterianos del Norte y del Sur, Bautistas del Norte y del Sur. Otras se unirán posteriormente formando, el cuadro denominacional del protestantismo en Cuba. Durante este periodo las iglesias protestantes edificaron templos, abrieron seminarios para la preparación del personal especializado, nacieron publicaciones, se construyeron escuelas. En el censo de 1956, aparece 72.5 por ciento Católico, 19 por ciento Indiferencia, 6 por ciento Protestante, 1 por ciento Espiritista, 0.5 por ciento Francmasón, 0.5 por ciento Santería. (Real International Statistics on Religion. Adhesion, Believers and Beliefs, by Carles Vilar.)
Etapa Revolucionaria: Luego del triunfo revolucionario, las relaciones entre el estado y la religión fueron bastante tirantes; se cometieron excesos como la no entrada a la universidad de religiosos, la no participación en organizaciones políticas. En 1959 había casi 700 sacerdotes católicos en Cuba, la mayor parte de ellos españoles, 140 fueron expulsados por actividades políticas reaccionarias, y otros 400 dejaron la isla por su propia decisión.
En 1965 se radicó una causa contra 48 pastores bautistas y algunos laicos. A finales del mismo año se crearon las Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP). En ellas se incorporaron a todos los anti-sociales de ciudades, pueblos y campos. Homosexuales, vagos, drogadictos, pleiteros, junto con jóvenes cristianos, fueron llevados a los campos para hacer trabajos agrícolas fuertes. El Éxodo, las prisiones y la UMAP, casi liquidaron el cristianismo en Cuba.
En este el tiempo la iglesia católica pierde su hegemonía con respecto a los demás campos religiosos cubanos.
Desde finales de la década de los años 80 y principios de los años 90, con el derrumbe del modelo euro-soviético; se comienzan a dar en la política de la Revolución cubana cambios con respecto a la religión. Los cambios más significativos fueron:
• Se publica en 1985 el libro “Fidel y la Religion”, de Frei Betto.
• A inicios de 1990 fueron aprobadas las “casas culto” para favorecer las actividades religiosas en algunas zonas donde no había congregaciones.
• En el IV Congreso del PCC celebrado en la ciudad de Santiago de Cuba del 10 al 14 de octubre de 1991, se reconoce la posibilidad de ingreso de creyentes al Partido Comunista.
• En el año 1991, el Presidente de la República se reúne con más de 70 líderes ecuménicos y de iglesias en Cuba.
• En este período se reafirma el reconocimiento, respeto y garantía constitucional a la libertad religiosa y se introduce el carácter no confesional del estado cubano y la garantía de la no discriminación por motivos religiosos. La constitución fue cambiada para presentar al estado como laico, en lugar de ateo.
• En 1997 la Navidad fue oficialmente reconocida como día feriado por primera vez desde 1969, y al año siguiente se la restableció permanentemente como feriado nacional.
• En enero de 1998, Cuba es visitada por el Papa Juan Pablo II. Durante la visita del papa el gobierno permitió cuatro misas al aire libre, ofreció cobertura noticiosa y ayudo transportando fieles a las misas.
• Del 3 de mayo al 20 de junio de 1999, se realizo en el país la Celebración Evangélica Cubana que fue la mayor de todos los tiempos efectuada en la Isla.
El panorama religioso de estos Últimos años de la etapa revolucionaria ha cambiado. Se hace muy difícil de evaluar los porcentajes de los grupos religiosos. Según apreciaciones la santería es realmente usada por el 70 por ciento de los cubanos (Año 1998). Otros cálculos de esta década, muestran que hasta un 75 por ciento practica la religión afrocubana. Según encuestas realizadas en 1997, hay un 1 por ciento de practicantes católicos y un 51 por ciento se hacían llamar religiosos.
Nuevas estadísticas indican que el 6 por ciento es ateo; 43 por ciento ateo o agnóstico; 1 por ciento Protestante; 1 por ciento Católico; 49 por ciento Sincrético o Espiritista santero. (Real International Statistics on Religion. Adhesion, Believers and Beliefs, by Carles Vilar.)
Junto con el catolicismo y las religiones afrocubanas que son mayoritarias, en Cuba deben haber unos 3000 musulmanes sin mezquita, casi 2000 judíos con 5 sinagogas, 58 denominaciones protestantes y evangélicas, una iglesia asirio ortodoxa, y un número indeterminado de budistas, espiritistas, Testigos de Jehová, masones, y algunas otras sectas pintorescas, como la de los Acuáticos en la provincia de Pinar del Río, que no toman ningún medicamento sustituyéndolos todos por el agua pura y dura, a la que atribuyen poderes curativos.
En la historia de nuestra nación los evangélicos nunca han sido mayoría. Hoy vivimos uno de los mejores momentos. Dios ha estado obrando y puede ser este un momento importante para lograr un impacto tremendo dentro de la sociedad cubana. ¿Como se verá Cuba con un 50 o 60 por ciento de su población activa en la fe cristiana?
Los bautistas deseamos contribuir con este sueño y lanzamos el reto de llegar a alcanzar el 10 por ciento de la población de Cuba para Cristo.
Oremos Juntos: “Padre; el panorama religioso de nuestra nación es sombrío. La santería, el humanismo ateo y el sincretismo de algunos cristianos, te han dejado a un lado a Ti, el Único Dios verdadero. Oh Dios, cambia esta situación para siempre. Que Tu seas Rey y Señor absoluto de los cubanos”.
Para Meditar: ¿Te imaginas que cada 10 personas con las que te encontraras, una tuviese tu misma fe?
Estas direcciones son de utilidad: Español: inscripcion@50dias.org .Ingles: signup@50dias.org .fiftydaysofprayer@50dias.org .http://www.50dias.org
Artículo recibido por correo electrónico. NO tenemos el nombre del autor, si conocemos del mismo le daremos el debido crédito. Se trata de un material que corresponde a la campaña de oración “50 días” que se viene desarrollando por la Iglesia Bautista en Cuba.