febrero 22, 2008

MENSAJE DEL PAPA A LA IGLESIA CATOLICA DE CUBA.

Por Enrique López Oliva.*
LA HABANA.- El Secretario de Estado de la Santa Sede, cardenal Tarcisio Bertone, durante una Misa Solemne celebrada en la Plaza de la Catedral de La Habana, expreso la noche de este jueves 21 de febrero: "Antes de salir de Roma, para comunicar su augurio, su oración, su cercanía espiritual, el Santo Padre (Benedicto XVI) me ha puesto en mano un mensaje para los Obispos, que he llevado hoy a todos los Obispos de Cuba, del Sucesor de San Pedro, que sigue, con paterna solicitud (abundantes aplausos) la vida y la actividad de la Iglesia en esta querida nación cubana y conoce los anhelos y preocupaciones de todos ustedes. Así mismo les asegura un recuerdo en su oración para que Dios bendiga todos sus esfuerzos evangelizadores y despierte en sus parroquias muchas y santas vocaciones sacerdotales, religiosas, para el servicio del pueblo de Dios. El Santo Padre ha oído bien, yo creo que ha oído bien, la invitación del cardenal de Cuba, esta noche (aplausos). Yo mismo en el dos mil cinco había llevado al Papa Benedicto XVI, la invitación del presidente de la nación cubana para una visita a Cuba. Esperamos que en el futuro el Santo Padre pueda visitar (aplausos)...”
Momentos antes el cardenal cubano Jaime Ortega Alamino, Arzobispo de La Habana, al iniciar la celebración -a la que asistieron en primera fila autoridades cubanas encabezadas por el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba, Ricardo Alarcón, el Ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Pérez Roque, el Primer Secretario del Partido Comunista en Ciudad de La Habana, Pedro Sáenz Montejo, la Secretaria de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del comité central del PCC, Dra. Caridad Diego, el Embajador de Cuba ante la Santa Sede, Raúl Roa Kouri, entre otros-, destaco que las celebraciones de estos días "reviven en cierto modo los días fecundos de la visita del Papa Juan Pablo Segundo a nuestra patria".
"Pedimos a Dios que esta feliz ocasión -destaco el cardenal cubano- sea también el augurio de una visita a Cuba del Santo Padre Benedicto XVI (intensos aplausos). Reciba, Eminencia, nuestra honda gratitud por el tiempo de gracia que viviremos en estos días de recuento y de esperanza. Sea usted también portador del profundo afecto filial de esta Iglesia que peregrina en Cuba, hacia nuestro Santo Padre Benedicto XVI" y al que "su Eminencia de modo especial hace ahora presente entre nosotros".
En su homilía el cardenal Bertone insistió en que "la Iglesia pide ser reconocida y respetada en su misión, sin animo de imponer, sino de proponer el Evangelio a cuantos encuentra en su camino" y afirmo que la Iglesia "aspira a estar cada vez mas presente y activa en medio de la sociedad con las modalidades propias del mundo actual", llevando "su apremiante misión de ensenar, sanar, asistir al pobre y promover la dignidad de todos los seres humanos en su dignidad, ya sean marginados, desplazados o encarcelados".
En ese momento un grupo de familiares de presos políticos, agrupados en el movimiento de las "Damas de Blanco", que se reúne cada domingo en el templo católico de Santa Rita, adjunto al Secretariado de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, en el antiguo barrio aristocrático de Miramar, grito: "¡Libertad!", lo que atrajo la atención de los medios internacionales que cubrían el acto religioso.
Junto a todos los Obispos católicos de Cuba, un numeroso grupo de sacerdotes, diáconos, religiosas y religiosos, asistió a la ceremonia la presidenta del Consejo de Iglesias de Cuba, Rvda. Rodhes González, de la Iglesia Cristiana Pentecostal, la primera mujer Obispa episcopal ordenada recientemente en La Habana, Nerva Cott, y líderes de otras congregaciones cristianas como la Iglesia Ortodoxa Griega y la Iglesia Ortodoxa Rusa, que actualmente construye un templo en la Avenida del Puerto, a corta distancia del templo ortodoxo griego. También asistió una nutrida representación del Cuerpo Diplomático acreditado ante el gobierno cubano. Algunos practicantes de religiones cubanas de origen africano, que tienen como requisito antes de consagrarse a sus "orishas" (deidades) bautizarse en un templo católico, se mezclaron entre los asistentes.
La visita del cardenal Bertone se extenderá hasta el martes 26 de febrero y se espera se reúna con el general de ejercito Raúl Castro Ruz, actual presidente en funciones, que se estima sea designado presidente del Consejo de Estado de Cuba -en reemplazo de su hermano Fidel Castro, quien el pasado 18 de febrero anuncio no aspiraría a su reelección en el cargo-, durante la primera sesión de la nueva Asamblea Nacional del Poder Popular, que se instalara el domingo 24 de febrero. El cardenal Bertone inaugurara el sábado 23 en la ciudad de Santa Clara, al centro de la Isla, una estatua del Papa Juan Pablo Segundo, en el lugar donde oficio misa durante su visita a Cuba en 1998. Además viajara a Santiago de Cuba y visitara el Santuario Nacional dedicado a la Patrona del pueblo cubano, la Virgen de la Caridad del Cobre, identificada en la "santería cubana" como "Oshun", "divinidad del amor". Una imagen de la Caridad del Cobre, replica de la que esta en el Santuario Nacional, presidio la celebración en la Plaza de la Catedral habanera. Al final de su homilía, el cardenal romano dijo confiar a la Virgen "las aspiraciones" que los cubanos "llevan en el corazón".
*Corresponsal en La Habana de Monitor (de México),monitorhavana@enet.cu.monitorhavana@yahoo.es

Foto: A la derecha, con traje gris, Ricardo Alarcón, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular. Frente a él, el Secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone, y a la izquierda, el cardenal Jaime Ortega. (AP).Catedral de La Habana, 21 de febrero de 2008.