marzo 28, 2007

¿Una nueva denominación cristiana en Cuba?

La pasión de Cristo.
Por: Yosvani Anzardo Hernández. *
Holguín, Cuba –marzo 2007– La forma más fácil de luchar contra el enemigo es lograr dividirlo. Y así lo han dicho muchas personas a lo largo de la historia.
Las necesidades y vicisitudes humanas, alimentan la fe de muchas iglesias. La pasión y el placer de vivir, alimentan las creencias de otras.
En San Germán, una nueva denominación religiosa acaba de hacer acto de presencia, y escuchando su doctrina, expuesta de forma magistral por el pastor Abel Fonseca, no me quedó la menor duda de que crecerán en acólitos, ¡o feligreses!, como él les llama.
Su prédica se basa en la Biblia Reina Varela de 1960, aunque usa, sin dudas, información muy parecida a la que se expone en el libro “El Código Da Vinci”.
Pronto comenzará a ser atacada por otras Iglesias, pues los interesados en ella están llegando de todas partes.
Su atractivo radica en la libertad, y la justifica con el hecho de que Dios le dio al hombre el libre albedrío para decidir por cabeza propia.
El Bien y el Mal lo definen con lo que es más o menos peligroso para su gente. Esto coincide con la naturaleza y el carácter de Dios.
No están obligados a vestir de determinada forma, aunque sí deben presentarse correctamente vestidos a la casa de culto.
Aseguran que la Ciencia no contradice al dogma religioso, sino que por el contrario, lo apoya. Y hasta exponen ejemplos de ello, aunque reconocen que no todo, ni todos, podemos entenderlo.
Pretenden desarrollar como doctrina social el respeto de cada persona a hacer lo más importante por encima del estafador “bien común”.
Tienen esbozado un programa de apoyo económico que confía en la concesión de micro créditos como vía para el mejoramiento del nivel de vida de los cristianos, aunque están concientes de que esto, los enfrentará con las autoridades.
El tema de la mujer y la sexualidad, tiene una importancia capital.
Plantean que Dios creo el sexo no sólo para la reproducción, y en este punto se apoyan en los análisis teológicos de Josh McDowell, quien demuestra que es además para el placer, y hace hincapié en que lo único penado son las prácticas que induzcan al dolor, y expresarlo ante personas que no forman parte del acto. O sea, no importa las formas y gustos, siempre y cuando no haya dolor, sea voluntario y no haya espectadores o un público pasivo.
¡Como ven, ahora sí los convencí!, la Iglesia crecerá.
Consideran además que Cristo sintió el amor carnal, y tuvo una hija con María Magdalena. Y que el Santo Grial esconde esa verdad. Y ahí es cuando yo digo que “El Código Da Vinci” ha influido en su forma de pensar.
La búsqueda de una Iglesia adaptada a la idiosincrasia del cubano, y a los nuevos matices, parece ser el objetivo. Ojalá tengan suerte y que sea para el bien de muchos, y no para penas de todos.
* Periodista independiente cubano. Agencia de Prensa Jóvenes sin Censura.
Foto: Quien no Lleva la Cruz al Menos la sujete .Pelly (Pedro Blanco Aroche). (San Cristóbal, Cuba), Oil on Canvas (12 x 17 1/2), 1995.

3 comentarios:

St. Jose dijo...

Interesante...preocupantemente interesante.


Saludos!

Anónimo dijo...

Josh Mc Dowell estaria horrorizado con que se mezclara su nombre, con una secta que cree en el hoax del codigo da vinci.
Los microcreditos son una estafa; para un pais estafado desde siempre, y bajo un asfixiante tirano que ha cometido un holocausto, eso es una tragedia mas. Dios mio, apiadate de Cuba, libera a su sufrido pueblo de su criminal regimen, e ilumina sus consciencias, para que se liberen de los vicios y del espiritismo.
Rafael Gonzalez.

Anónimo dijo...

Hola, Estuve en cuba del 11 al 15 de setiembre del 2009. Un pais bellisimo, con mucho potencial humano, gente muy calida. Me encantaria regresar para apoyar la evangelizacion. Siento y no dudo en asegurar que los principales problemas que agobian al pueblo cubano ES LA FALTA DE DIOS empezando por sus gobernantes. La idolatria a otros dioses (por influencia africana y otros), idolatria a heroes de la independencia y de la revolucion y la rebelion a las autoridades, gobiernos e ideologias politicas han socavado el pasado, presente y futuro de Cuba. Jesucristo es el camino, la verdad y la vida. En la medida que todo el pueblo cubano se una en un solo sentir, cumpliendo los estatutos divinos, respeten e intercedan por sus lideres y se retracten de sus practicas idolatras y pecaminosas... experimentaran la bondad, la sobrenaturalidad y el amor de Dios... no tengo duda que Dios hara lo suyo, cuando el pueblo haga tambien el suyo= Creer en Jesuscristo como su UNICO Señor y Salvador.

Un abrazo fraternal de su hermano en Cristo, atte Byron Villalobos, Costa Rica