marzo 22, 2007

El negocio de la Fe en Cuba.

El negocio de la Fe.
Por: Juan González Febles. *
La Habana, Cuba - Marzo 2007 - El pueblo de Cuba es básicamente un pueblo honrado y trabajador. Lo es, a pesar de estar gobernado por personas muy tendenciosas. La confesión religiosa más extendida en la Isla se basa en cultos de raíz africana. Entre todos estos, las sectas de origen yoruba cuentan con la mayor cantidad de adeptos.
A través de la Oficina del Historiador de la Ciudad, dirigida por el ilustrado Eusebio Leal Spengler, y de la Oficina de Asuntos Religiosos, que dirige la Sra. Caridad Diego, en el gobernante Partido Comunista se controla y comercializa la fe de Ifá.
Los santos que hacen a extranjeros, a precios prohibitivos en moneda libremente convertible, son convenidos por la Sociedad Yoruba de las Letras del Año, complacientes. Es decir, no me refiero a La Comisión de La Letra del Año Miguel Febles Padrón, me refiero a la asociación que dirige el gobierno a través de su Leal historiador.
La asociación Yoruba del gobierno controla los viajes y la representatividad de la secta Ifá en Cuba. Según los mal pensados que no faltan, existe un cordón invisible pero real entre los sacerdotes de esta asociación y los órganos policiales.
Todo parece indicar que los "secretos de confesión" de que son receptores los sacerdotes de Ifá "autorizados" terminan, si a mal no viene, en el despacho de algún "instructor policial".
El negocio de la fe, como el conjunto absoluto y totalizador de la actividad ciudadana, es escrutado por el gobernante Partido Comunista y su infaltable Departamento de Seguridad del Estado.
* Periodista independiente cubano. E-mail: jgonzafeb@yahoo.com
Foto: Mural en el Callejón de Hammel