febrero 23, 2007

Fraude con licencias de viajes religiosos a Cuba. Ni Iglesias, ni pastores...., ni cristianos, pero eso si mucho dinero en juego.

En lo que constituye el primer caso judicial contra los viajes fraudulentos a Cuba por parte de organizaciones religiosas, la fiscalía federal encausó a dos hombres por solicitar licencias de viaje a nombre de iglesias inexistentes, lo cual permitió el viaje de ''miles'' de cubano americanos.
Además, a través de un agente encubierto y un informante confidencial, las autoridades aparentemente confirmaron que bajo el manto religioso en Súper Cuba, una agencia de viajes de Hialeah, se vendían los pasajes a la isla a quienes no tenían derecho a viajar.''El 26 de enero del 2007, un oficial encubierto se dirigió a Súper Cuba, y al preguntar sobre los viajes dijo que nunca había estado en la isla, que no tenía familia allí, y que no cumplía los requisitos para obtener el permiso bajo las regulaciones actuales. Un funcionario de Súper Cuba le aseguró que el detalle no constituía un problema, y que podía viajar con una licencia religiosa'', afirmó el agente especial de la Oficina de Inmigración y Aduanas Daniel Flores en una declaración jurada entregada a un juez en Broward.
La declaración precisa que los dos acusados obtuvieron las licencias de viaje para religiosos a través de una compleja red de apartados postales y direcciones ficticias en la Florida y fuera del estado, y las entregaron a varias agencias de viaje, que no identificaron excepto Súper Cuba, en Hialeah. A consecuencia de ello, por lo menos 4,500 viajeros pagaron una tasa de $250 para acogerse a la licencia religiosa para viajar a la isla.
Según Flores, las autoridades tuvieron el primer indicio del fraude en enero del año pasado, cuando la OFAC descubrió que, desde el 2004, los dos hombres había pedido licencias de viaje a Cuba a nombre de, por lo menos, tres iglesias y dos pastores inexistentes.
Toda la información haciendo CLIK AQUI