junio 30, 2006

Transcripciones tardías.

Por: Eloy Arnaldo González. *

Hace algún tiempo recibí unos documentos que había escrito en Cuba alrededor del 1998 y que me fueron enviados desde Miami. La re-lectura de aquellos documentos motivaron un artículo aparecido en estas páginas titulado: “Aquellos tiempos en que dejé de ser médico”; y que espero hayan leído.

Hace una semana encuentro en mi buzón un sobre que contenía otros documentos que constituyeron en su tiempo denuncias y que fueron sacados de Cuba con el propósito de dar a conocer la difícil situación por las que pasaba junto a mis familiares. Estos como todos y cada uno de los documentos que logre enviar desde Cuba, no fueron dados a conocer. Fue un clamor cuyo eco fue el silencio y la torpeza. La certeza de que no llegaron a ningún lugar ni fueron leídos por persona alguna que pudiera interesarles, a pesar del tiempo trascurrido, resulta desconcertante.

Noto que uno de estos documentos, incluso cuando me llegan en tres copias, falta la página dos y esta fechado el 29 de marzo de 1998, ¿por qué esta página precisamente? El otro documento del 12 de abril de 1997 está completo y de éste tomo las principales opiniones que en estas 8 largas páginas escribí, para hacer esto: transcribirlas aquí a modo de testimonio tal vez a destiempo, pero necesario y útil.

Razón de ser de lo que escribí en aquellos días de inicio del año 1997 en La Habana, cuando todavía había esperanzas y la posibilidad del exilio era remota. Justamente escribí en aquel cruel mes de abril lo siguiente:

‘Consciente del imperativo cristiano de hacer causa común con los desheredados del orden económico, político, moral y espiritual. De aquellos que se debaten en un proceso de angustias y esperanzas dentro de un contexto ambivalente e impreciso en nuestra Patria’.

‘En el más genuino espíritu cristiano pienso en nuestros conciudadanos sometidos al peligro que puede generar la desesperación y la ira ante la imposibilidad de satisfacer las necesidades más elementales y apremiantes. Por aquellos que padecen hambre o están sujetos al miedo, la inestabilidad y las situaciones de extrema angustia. Siento y pienso en los jóvenes que envejecen prematuramente y en los ancianos que se consumen en la angustia y la soledad’.

‘Pienso en aquellos hombres hechos a la imagen y semejanza de Dios, incluyendo a los funcionarios del Estado quienes están en la obligación moral de conducir los destinos de la Nación por mejores derroteros. Porque no creemos que la economía y la política sean regidas por una lógica partidista e incuestionable, en una sociedad gobernada por una clase predatoria’.

‘Esta actitud que asumo esta justificada en el espíritu y la letra de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, sobre todo en sus artículos 19 y 20’.

‘Plenamente convencido del desconocimiento y menosprecio de los Derechos Humanos en mí Patria, los cuales no son protegidos por un régimen de Derecho que garantice la observancia de estos. Testigo de las frecuentes violaciones de estos derechos a los que se suma el deterioro y la peligrosa perdida de valores de nuestra propia identidad nacional.

Sobre la premisa de los principios axiomáticos fundamentales de la prédica y acción de Jesús de Nazaret: lo sagrado de la vida y la personalidad humana, así como, la solidaridad espiritual de los hombres y la práctica del amor al prójimo, asumo mis responsabilidades y riesgos’.

Y de esta forma asumí de tal manera mis responsabilidades y fueron tantos los riesgos que hoy a diez años de aquellos días que me causó la perdida de la estabilidad y el cuidado de mi familia, tanto como mi profesión y el desempeño académico; ando el camino cerril de este exilio en los límites del desaliento y la penuria. Sin embargo, la libertad para mi Patria no deja de ser un caro espejismo. Aunque repetiría, si fuera necesario, ese pasado con todas sus consecuencias; porque nada puede enturbiar un pasado de entrega, ni aún éste presente de desánimo.

Así escribí y aunque estas páginas ahora sirvan de redoma a mis lágrimas, expresé en aquellos momentos con resolución lo que ustedes pueden leer a continuación:

‘Nuestra actitud es un acto de amor por nuestros semejantes, y cuando tenemos temor de enfrenar los riesgos éste temor nos hace perder las perspectivas de actuar con amor, porque “en el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor. De donde el que teme no ha sido perfeccionado en el amor’.1. Jn 4:18

Quisiera concluir con un fragmento de una oración escrita por un pensador católico que en cierta mediada motiva el rompimiento de los retraimientos y el miedo:

“Hazme comprender que fui creado no como un ser acabado y encerrado sino como una tensión y movimiento hacia los demás; que debo de participar de la riqueza de los demás y de que los demás participen de mi riqueza; y que encerrarse es muerte y abrirse es vida libertad, madurez”.

Por aquel entonces, éste fragmento de oración fue un acontecimiento revelador entre tantas angustias; ¿tendrá el mismo sentido ahora? Al menos en estos tiempos y lugar, cuando escribo, no hay peligro de que la sinceridad tropiece en la plaza pública y de que la honradez no pueda presentarse. Doy fe de que en este oficio de escribir, sinceridad y honradez son convocadas, sino juzguen ustedes mismos.
© 2006

* Physician and Freelancer Writer. E-mail: eloy_gnzlz@yahoo.com
Published in: Panorama Hispanic Newspaper and Gentiuno.com. June 2006

junio 29, 2006

Animal killings: Religion freedom or cruelty?

(Ty Chandler, WROC-TV) 6/28/2006 .
When you see the end result, it could be difficult to imagine any justification for the mutilation of animals. The carcasses of several chickens, a dog and goat laid across a metal slab at the Humane Society. They are missing heads, limbs and internal organs. This may seem like a savage act by many mainstream Americans, however animal sacrifices lies at the very core of many very old religions.

"Quite often these animals are specifically purchased for that reason, to be used as animal sacrifice," explained Richard Gerbasi of the Humane Society.

Gerbasi said these acts are usually done as a means of gaining good fortune. He said beheaded chickens have turned up in Rochester before, but never anything at this level.

He described the condition of the goat. "They trimmed out the hide so you had the chest and torso still there with the genitalia and tail all attached, almost as if something you would wear apron style."

David Day, Professor of Anthropology at the Monroe Community College concluded, "There are many signs here that this is part of an Afro-Caribbean religion." Day said one in particular stands out, Santeria. Santeria is a religion that dates back to colonial times in Cuba and before that Western Africa. Santeria has since found a home in the United States, where many find its practices bizarre.

"Santeria without blood offering would be like Catholicism without mass," Day explained.

But are ritual animal killings justified in the name of religious freedom?

"The actual incident of ritual slaughter of animals for the conduct of Afro-Caribbean rituals is so infinitely small compared to the mass slaughter that allows you and me to have a Big Mac," Day argued.

However, the Humane Society sees it a bit differently.

"We think anytime you need to needlessly kill an animal that should be a crime within itself," said Gerbasi. "But by the law if the animal is suffering or inhumanely treated even in the condition it's kept in prior to ritual killing, that would be considered animal cruelty."

Gerbasi said incidents like this are becoming more common nationwide. He believes the displaced Hurricane Katrina and Rita evacuees could have something to do with that, since these religions are more prevalent in the New Orleans area. Investigators are not turning to surveillance video to help them identify a suspect. However, the Supreme Court ruled in favor of the Santeria Church on the issue of animal sacrifice.

junio 27, 2006

Los dioses de los aborígenes cubanos.

http://religionrevolucion.blogspot.com.

Hoy en día no es mucho lo que se sabe, sobre los dioses en que creían nuestros aborígenes, pero se han señalado cinco características en que se fundamentaba la religión de los taínos:

• El Chamanismo o behiguismo
• El cemísmo
• El culto a los antepasados
• El animismo, y
• Residuos totémicos

Sobre el chamanismo o behiquismo vemos la creencia de los poderes mágicos que le atribuían al sacerdote de la tribu llamado Behique o Chamán (Shamán, hombre-médico), que podía curar enfermos, conversar con los muertos, adivinar el futuro y saber lo que orientaba el Cemí, dios sobrenatural que representaban en piedras o maderas que ellos mismos tallaban.

El Cemí o Zemi no era un ídolo de piedra, sino una fuerza natural, desconocida, que equivalía a lo santo, a lo sagrado, y esta fuerza era controlada por el behique, quien era médico y adivino.

Mediante una ceremonia religiosa el Behique entraba en comunicación con los antepasados, para esto tenía que someterse por varios meses a un ayuno donde sólo podía tomar el zumo de ciertas yerbas especiales y después que quedaban flaquísimos eran ya dignos y aptos para que se les apareciese la visión infernal (el demonio), quien le comunicaba si estaban expuestos a enfermedades, temporales, etc.

Cuando el cacique celebraba una festividad en la que participaban todos los miembros de la tribu, al entrar al lugar que fungía como especie de templo vomitaban, metiéndose un palillo por el guargüero, para mostrar al ídolo que no quedaba cosa mala en el estómago. Se sentaban en cuclillas y rezaban; llegaban entonces otras mujeres con cestillas de tortas en las cabezas y muchas rosas, flores, yerbas olorosas encima. Rodeaban los que oraban y empezaban a cantar a aquel dios.

El indocubano también practicó el fetichismo, usando objetos simples como conchas, piedrecillas, sobre todo para lograr una productiva siembra y que el mal tiempo no los afectara, también para tener buena suerte en la caza, pesca, y aunque eran pacíficos, tenían que protegerse de los ataques especialmente de los Caníbales de las Antillas Menores.

Para el aborigen cubano todo animal, planta u objeto en la naturaleza estaba animado de un espíritu, beneficioso o perjudicial, según se le ofendiera o se le reverenciara. Creían en un espíritu superior que llamaban Atabex, en otros espíritus subalternos y en un espíritu malo llamado Mabuya o Babuya.

También creían en el dios Huracán, y en Huión (el sol) quien crea al primer hombre de la tierra llamado Hamao. La Luna, o Diosa de la Noche, nombrada por los taínos Maroya es la que crea a la primera mujer conocida como Guanaroca, para alegrar la soledad de Hamao, y de esa unión nació Imao y Caonao.

Los aborígenes creían en el Paraíso al que llamaban Coyaba, y era el lugar donde iba el alma de los buenos y se gozaba de paz, manjares deliciosos donde ni rayos ni huracanes tenían cabida.

junio 24, 2006

Telaraña. Sigillum arripare, Sigillum maioris partire .

Por: Antonio J. Fernández.

Me imagino que muchos de mis lectores se preguntarán que quiere decir y en que idioma está escrito el tí¬tulo de esta “Telaraña”. Pues bien, creí¬ que era más correcto utilizar el Latín, dado el tema que voy a tratar. Esas palabras significan: “Arriba con sigilo” y “Se fue aún con más sigilo”. Quizás esta traducción no está todo lo correcta que quisiera, pero se entiende. Me refiero a la sigilosa llegada a Los Ángeles de Su Eminencia, el cardenal Jaime Lucas Ortega Alamino, Arzobispo de La Habana, y su aún más sigilosa partida, después de haber celebrado el pasado domingo la anunciada misa en la Parroquia La Sagrada Familia, de la vecina ciudad de Glendale, a pesar de que en esa ceremonia religiosa se anuncia que el próximo domingo 25 de junio iba a encabezar una nueva misa en otra parroquia del Condado.

Hasta ahora, no se saben los verdaderos motivos de su misteriosa visita a esta ciudad y, menos aún, lo que provoca su inesperada partida sin haber celebrado la anunciada segunda misa. El que estas líneas escribe estuvo presente en la del domingo pasado, en la que además de Su Eminencia- participaron diez sacerdotes más. Por lo tanto y sin entrar en conjeturas, voy a hacer una descripción de esa ceremonia y de lo que pasó después.

Se había anunciado que después de terminada la misa, Su Eminencia iba a responder a las preguntas que le hicieran los feligreses. La ceremonia del domingo fue una misa como las que todos conocemos, en la que el sermón estuvo a cargo del invitado. El sermón de Su Eminencia fue exclusivamente dedicado a la materia religiosa y no deja dudas que el Cardenal es un magnifico orador sagrado, y si sus palabras fueron metafóricas yo, por lo menos, no les pude encontrar relación alguna con la tragedia de nuestra patria, que era lo que todos los cubanos allí¬ reunidos esperaban. Quiero destacar que la mayoría de los fieles que asistieron a esta ceremonia no eran cubanos, sino mayormente centroamericanos, entre los que había un buen numero de guardias de seguridad vestidos de paisano que sin ningún disimulo se “colaban” cerca de los grupos de cubanos que conversaban mientras se esperaba a que abrieran las puertas del templo, para escuchar lo que hablaban.

Ya terminada la misa, uno de los sacerdotes que ayudaron en la ceremonia anuncian al publico que para las preguntas y respuestas tendrán que ir a un edificio aledaño, donde Su Eminencia contestara las preguntas “siempre y cuando estas fueran hechas de antemano y por escrito, para evitar la repetición de las preguntas”. Esto, por supuesto, “no me lo trague” como tampoco se lo tragaron la mayoría de los cubanos asistentes. Comprendí¬, que el cardenal Ortega Alamino no estaba en disposición de contestar preguntas “embarazosas”, principalmente si estas eran de raíces políticas y relativas a la situación de Cuba y de la conducta de la Iglesia Católica Cubana bajo la tiranía de Fidel Castro. Eso estaba bien claro, pues a nadie se le ocurrirᬠhacer una pregunta que ya había¬ sido hecha por otra persona, sin necesidad de papelitos para recordárselo. Eso fue una censura mal tramada, por lo tanto, y como era el Día de los Padres, decidí¬ irme a compartir el resto del día con mis hijos, dado que estaba completamente seguro que las preguntas que yo hubiera escrito iban a ser desechadas por los gendarmes religiosos a cargo de la censura. Pasó unos minutos por el local, saludó a unos cuantos amigos y les dije que me iba porque ya a mí me quedaba muy poco pelo para que me lo tomaran. El Señor me ilumina, porque de quedarme me hubiera vomitado de asco públicamente.

Me contaron que Su Eminencia habla y habla sin parar y sin mencionar las preguntas. Que si en La Habana estaban enseñando el Catecismo a unos 50 niños; que si la Capilla de tal lado estaba en construcción, que sí esto, que sí lo otro. Por ultimo, y a instancias del publico, revela que el recientemente fallecido, Su Santidad Juan Pablo II, durante su viaje a La Habana había solicitado de Fidel Castro su influencia para que el gobierno de Vietnam aceptara el nombramiento de cuatro cardenales en su territorio. ¡Vergonzoso! Después, no sé como, se puso a hablar del prisionero político Oscar Elías Biscet, al que califica de “agresivo” y “violento”, y termina diciendo: Ya está en la cárcel, como señalando que ese era el lugar donde le corresponde estar. El doctor Biscet, un médico mulato que es un disidente pací¬fico, y al que nunca le han encontrado un arma, ni un explosivo ni nada que lo califique de “agresivo” y “violento”, está cumpliendo 25 años de cárcel por el sólo delito de pedir elecciones libres, justicia y libertad para todos. Si le hubieran encontrado un fósforo apagado, hace rato que lo hubieran fusilado. Y todo esto lo decía con su eterna y agradable sonrisa, parecida a la que muestra el ya fallecido escritor ingles Oscar Wilde en la foto de la cubierta de su libro “The importance of being earnest” (La importancia de ser sincero). ¡Qué lastima que Su Eminencia, Jaime Lucas Ortega Alamino, no lo sea!

junio 22, 2006

Plegaria de un disidente sin esperanzas.

Por: J. F. Humberto Guerra Perugorría. *

- Centinela por la Paz y por la armonía entre todos los cubanos, en su plegaria solicita...

- Porque todos los presos políticos y de conciencia se pongan de inmediato y sin condiciones en libertad sin destierro

- Porque Cuba tenga Democracia y Libertad

- Al Tirano Castro, principal causante de todos los males que padecemos los cubanos:
¡Basta ya, deja que los cubanos podamos vivir nuestro sueño de tener en Cuba Democracia y Libertad, libre expresión y unas elecciones con democracia. No pisotees más los derechos del pueblo cubano. No nos des más pan acompañados de latigazos y de terror!

- Al mundo democrático

¡Basta ya, rompe tu carnaval político con la tiranía castrista y escucha la voz de este anciano cubano y de los cubanos de a pie que ya han perdido su deseo de seguir viviendo en esta tiranía Castro Estalinista!

Solo Cristo Rey me mantiene vivo frente a los actos de repudio y el acoso permanente, aun a pesar de mi cansancio y mi tristeza. Cansancio y tristeza que permanecen dentro de mi mente y dentro de mi corazón y que me impiden tener la certeza de lo que pueda hacer mañana.

En la tierra de Martí lo único que podemos tener los cubanos que discrepamos de las batallas de ideas del tirano Castro es la cárcel, mientras que nuestro "libertador" compra aviones por el valor de cien millones de dólares y es dueño de la vida de todos.

¡Basta ya!

* El Sr. Humberto Guerra Perugorría es Presidente del Movimiento Libertad. Ciudad de la Habana, Cuba.22 de junio de 2006

junio 21, 2006

Honor thy Father.

By: Roger Carranza.

Ephesians 6: 2 Honor thy Father and Mother: (which is the first commandment with promise). What is the promise? Long life

Life begins with the union of a man and a woman, our earthly Father and Mother. Our earthly Father figure that most of us come to know as “Daddy” or “Dad” or “Papi,” Apa, Papa, “El Jefe,” or even “Mi Viejo”

I was not privileged to have a wonderful “Daddy”. I did have the privilege of knowing who he was, and for that I am thankful to God. He did accept the Lord in his late age and has now passed to be with Jesus.

But I have bitter memories of my earthly Father because he never taught me how to throw a baseball, he never taught me how to hit a ball, or even teach me the rules of the game. Never took me fishing, as so many Daddies do. And I never had the privilege of even sitting on his lap. Never a kind word and I never heard him say I love you son. Though these memories are not happy ones, they will be with me through my life. And they are not in any way so blessed. I didn’t hate him, I didn’t judge him, and I didn’t hold his drunken state against him. I honored him. Why? You see with out him I wouldn’t even be here. So if you are in my shoes this morning and you dishonor your father for what he is, who he is and what he does, Stop it. Honor him because that’s what God, through his Holy word, instructs us to do!!! Long life is the promise.

You see, the reason I feel the way I do is because in my hometown of Sonora, Texas, my earthly Father was known as the Town Drunk, in financial ruins, and could not provide for the family. Abused my mother, hurt her with bad language, and then expected her to be there for him. And you know my mother always took it. She loved him; He was rarely with my family or me. But…my Heavenly Father was always with me and is always there for me. We were ‘Big Time’ poor. My Father took me out of school at the age of 12 while I was still in the 4th grade. Can you imagine twelve and still in the fourth grade? You see we had to do three years in first grade because when we started school we didn’t know how to speak the English language. There was pre pimer, low first and high first. Then Second grade. So when my grandparents found out I wasn’t in school anymore, they rescued me, put me back in school and clothed me as best they could. They were the ones that bought my first trumpet. Thank God for Grandparents.
As I’ve already stated…my Heavenly Father was always there to see me through, comfort me and support my efforts. It wasn’t always easy for me but the faith that my grandmother instilled in me always sees me through.

What proof do I have that God was there for me?

Even with the rough start, with out a baseball uniform even, I became known as the home run champion of my little league and Pony league baseball team. God gave me the skills and the strength to succeed. I finally graduated from high school at the age of 21. God provided me with perseverance to finish at such a late age. I went into the Army and excelled beyond measure, went to fight in Vietnam, and God protected me and brought me back safe and sound. I was able to retire from the Army and was able to work for the U.S. Postal Service. God has always put the right people in my life to help me. I was able to retire from the Postal Service too, and was able to get my associates degree from TCC. I was on the Deans list for the two years I attended. And I was also able to get my bachelors degree from Southwestern Seminary. My life has not all been a bed of roses but what the Bible says is true!

Your Heavenly father will always be there with you to help you and to receive you with open arms. Just remember that whatever happens that we think is bad, God turns it into good for you, and when we don’t get what we want is because we are not ready to receive it. We always get what we need, but what we want comes with God’s timing and in his own beautiful way. So don’t be dismayed, Psalms 37:4 has a promise too, and it says. DELIGHT YOURSELF IN THE LORD AND HE WILL GIVE YOU THE DESIRES OF YOUR HEART. And you can take that to the bank.

God and my wife gave me four children. One girl, and three boys, although I’m not perfect, I try to guide my family in the right direction and I thank God that they are all on their own and have children of their own. They have all received the Lord and are all serving God and the community.

Today we are celebrating Father’s Day. Usually the first thing we think of when we hear “father’s day” is “What can I get him”? But from my own experience as a Dad, a material gift is not always what a parent looks for from a child. They want your love and especially your attention on this day that has been set aside to honor fathers. I urge you to go see your father, or if distance prohibits a visit, call him. It will mean a lot to you in years to come. God does not act on your feelings or emotions; He acts on your obedience. You will feel you did your part as the Lord commands it.
You have a heavenly father too, who is there regardless of whether you have your earthly father is in your life or not. He will never leave you nor forsake you. My earthly father may have not been what I would have liked for him to be, but my heavenly Father is always with me. And that is all I need.

Every child wants a Daddy that he or she can look up to and maybe share the day with him and just know he will be there when we need him. For those of you that are not so blessed with a model earthly father, know that there is a heavenly Father that is always there for us, never judges us, knows us by name and even knows how many hairs we have on our head, He created us and He loves us more than anyone can.

Mathew 15:26 states
BEHOLD THE FOWLS OF THE AIR: FOR THEY NEVER SOW AND NEITHER DOES THEY REAP. NEVER GATHER INTO BARNS: YET YOUR HEAVENLY FATHER FEEDS THEM. ARE YOU NOT MUCH BETTER THAN THE FOWLS OF THE AIR?
Regardless of our age, we are always children to both our earthly father and to our Heavenly Father. In God’s eyes we are special, and He loves us so much that he had his only begotten son lay down his life for us. There is no greater love than this John 10:14 says: I AM THE GOOD SHEPHERD, AND I KNOW MY SHEEP, AND THOSE THAT ARE MINE KNOW ME. AS THE FATHER KNOWS ME, EVEN SO I KNOW THE FATHER, AND I LAY DOWN MY LIFE FOR THE SHEEP

Pray always to the heavenly father and let him know your intimate feeling. He is Omniscient. You see, He feels what you feel; But He wants you to tell him anyway. Most fathers know what their children like and what they want. God also wants you to sit with him and tell him.

Know that your heavenly father will never let you down.

junio 19, 2006

Información amable.



Por: Eloy A González. *
Cuando residía en Miami, con frecuencia veía un telediario en donde una locutora, que se caracterizaba por ofrecer las noticias en tanto que tenia muy cerca en la mesa una flor, terminaba su espacio diciendo en todo mesurado: “ahora le brindamos una información amable”; de lo que se trataba era de dar una noticia que mostrara algo de virtud en el ser humano, y así lo hacia.
Cuando vemos los telediarios la información sólo abarca: crisis de valores, tragedias, crímenes, guerras, violencias, desastres, frías estadísticas y política. En realidad existe un buen número de eventos que muestran más justeza, honestidad y virtud pero que no se dan a conocer a los televidentes, y cuyos protagonistas son hombres y mujeres que andan haciendo lo bueno.
Es así que alcanzo a saber de una moja casi centenaria, Antonia es su nombre, que habiendo abandonado su país natal, los Estados Unidos, ha desempañado todas sus labores de consagración hacia los más desfavorecidos en la remota y empobrecida zona del sur del Perú por más de 50 años.
No llego a entender viviendo como vivo en este país, sometido al afán diario del sustento y el desempleo, en una sociedad marcada por el consumismo; que una mujer rica, feliz y con una formación académica nada despreciable deje todo para ir a un convento donde después de algunos años de preparación y dedicación espiritual, dedique 30 años de su vida al cuidado y apoyo de las miles de reclusas que están o han estado en la cárcel de mujeres de Tijuana.
Muchas veces los argumentos son que, siendo estas personas cristianas, aseguran que: habiendo aceptado a Cristo andan en El y aman porque han conocido a Dios; afirman que Dios es Amor. Pero no crean que personas así andan proclamando sus creencias, su hacer es simple; como no buscan lo suyo, se limitan a amar y hacer buenas obras sin esperar nada a cambio.
Pero parece que la comunidad de personas que se dedican a hacer el bien resulta algo variada, sin que se me mal interprete; veo con admiración como una ex - prostituta enferma del SIDA regresa al hogar que nunca debió de abandonar para ser recibida como hija pródiga. Allí en la casa de sus padres instala, sin contar con los recursos adecuados, un albergue para enfermos de SIDA. Se entrega a la tarea de proveerles alojamiento, comida, ropas y hasta donde le resulta posible cuidados médicos. Nada tiene para dar, sólo la casa de sus padres que se ha convertido por obra del amor en un Sidatorio. Esto ocurre en un poblado de la costa caribeña de Colombia; país este sacudido de un extremo a otro por el mal. Ejemplo único el de una mujer victima de tan terrible enfermedad y con un pasado nada envidiable que muestra en su corazón un amor bien arraigado y de sólidos cimientos; un amor que siendo sufrido es igual de benigno.
Esta que les presento a continuación anda entre los reclusos, casi todos peligrosos pandilleros y drogadictos en las cárceles de la capital hondureña; se trata de una mujer de unos 50 años vestida con ropa casual y que se atreve a deambular por los pabellones entre los peligrosos convictos con los que se sienta a conversar sin preocupación alguna. Es una misionera norteamericana de confesión bautista. Dice que anda colaborando con Dios, peligrosa y muy posible ingrata colaboración, pero allí está como recordándonos que también en una lóbrega cárcel de Centroamérica hay lugar para la probidad.
En la capital de los Estados Unidos, alcanzo a ver una mujer de unos 60 años, ya marcada por los años, la enfermedad y las privaciones; sintiéndose sola y desamparada en un país que le resulta ajeno y caminando por los bordes de la pobreza. Sin embargo, encuentra bien compartir su dedicación con aquellos que están abandonados en las calles, esos que no tienen hogar y cubren sus cuerpos con escasas vestimentas que no les permiten abrigarse del frió. Los hay abandonados y entregados a las drogas, desechos humanos que a nadie les preocupa. Es por eso que esta mujer sin tener como, tiene en cuenta que cuando pone la mesa debe llamar a los pobres y a los enfermos, esos que no le van a recompensar porque nada tienen. Para darles de comer recorre muchas veces caminado los restaurantes del vecindario en busca de comida, esa la que cae de la mesa. No sé cuando esta señora de origen hispano, cuidando de una docena de desamparados, será bienaventurada. Aunque dicen que será recompensada en la resurrección de los justos, estoy seguro que tal vez ni conozca ésta afirmación de la Palabra.
Todas estas personas no saben que en algún momento han sido parte de esa información amable que a veces nos llega, y que debía de multiplicarse en los medios, de forma que sean unas buenas nuevas constructivas que anime a todo aquello que es de buen nombre y que debíamos de tener presente. Estas personas dadas a hacer el bien, y siendo como son partícipes de la mesa del Señor, de cierto que andan muy cerca de la mesa de los demonios; aún así se sienten seguras haciendo lo que creen correcto.
Algunos consideran que estas personas son Ángeles. No lo creo, los Ángeles que he visto en las ilustraciones no tienen rostros enjutos y llenos de arrugas, ni tienen sus cuerpos encorvados por los años. No creo que ningún ángel le guste meterse en el cuerpo de una ex prostituta enferma. Más que reflexionar, dejemos que Dios haga su parte. Porque de que andan asociados con Dios, no me cabe la menor duda.
Estas personas andan en lo verdadero y haciendo lo bueno; algunos creen que, como hacen lo bueno son de Dios. ¿Que creen ustedes? Por lo pronto estamos necesitados de la virtud, como estamos a la espera de que cuando nos sentemos cada tarde delante de la Televisión para ver los telediarios, seamos sorprendidos por muchas de estas informaciones amables.
© 2006
* Physician and Freelancer Writer. E-mail: eloy_gnzlz@yahoo.com . Published in Panorama Hispanic Newspaper. May 2006

junio 16, 2006

Felicidades Papá.

Masiel Díaz Sánchez, hija de Antonio Díaz, prisionero de conciencia de los 75, condenado a 20 años durante la Primavera Negra de 2003. Así le escribe a su padre:

“Quiero que me beses antes de dormir y me leas un cuento .Solo puedo verte en ese lugar tan feo y luces mal. Vuelve pronto, te extraño. Te quiero mucho”.

Ella caminaba con su mamá el 20 de Marzo de 2004, cuando una turba de alrededor de 200/300 mujeres dirigidas por la Policía Política se abalanzó contra 30 Damas de Blanco en la 5ta Avenida de La Habana.

Cuba es el único país que ha condenado a cadena perpetua a 14 personas, en la ola represiva del 2003, por el solo hecho de pensar diferente al régimen gubernamental y expresarlo, manifestando de este modo extremo, la violación de los derechos a la libertad de expresión y reunión, que posee cada ser humano.

De forma absoluta, sin tener en cuenta los procedimientos legales fueron juzgados en juicios sumarios, sin ser militares, ni estar el país en estado de guerra, a 75 disidentes luchadores pacíficos de los Derechos Humanos y sentenciados a altas condenas, de ellos 14 a cadena perpetua.

Estos 75 prisioneros de conciencia y los más de 300 presos políticos cubanos que cumplen injustas condenas en las ergástulas del régimen castro comunista no tendrán un Día de los Padres juntos a sus esposas e hijos (as).

Ninguno recibirá una frase de aliento o una expresión solidaria de alguna de las denominaciones religiosas cubanas que profesan una fe en Cristo y dicen seguir la palabra revelada que afirma:

"Acuérdate de los presos como si tú también lo estuvieras" Hebreos 13-3

http:religionrevolucion.blogspot.com/

junio 14, 2006

Reconocimiento de la Dictadura Castro comunista a labor ecuménica en Villa Clara del Consejo de Iglesias de Cuba.

Celebran aniversario 65 del Consejo de Iglesias de Cuba entregando reconocimientos el régimen totalitario.

En ocasión del aniversario 65 del Concilio Cubano de Iglesias Evangélicas, hoy Consejo de Iglesias (28 de mayo de 1941), se rindió homenaje en Santa Clara, esta noche, a lo mejor del Ecumenismo en Villa Clara, hombres y mujeres que han encontrado en la fe religiosa un sentido de existencia, así como el compromiso en la búsqueda de una sociedad más justa.

El acto fue presidido por Caridad Diego Bello, miembro del Comité Central del Partido y jefa de su Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos y Omar Ruíz Martín, primer secretario del partido en la provincia de Villa Clara, y especialmente la reverenda Rodhe González Zorrilla.

Se entregaron reconocimientos a personas que han trascendido en el ecumenismo porque su legado ha quedado presente en las nuevas generaciones de cristianos.

El reconocimiento firmado por Esteban Lazo Hernández, miembro del Buró Político del Partido fue entregado post mortem a Obed Gorrín Castellanos, Flora Ruth Troyano Ramos y Elsa Hernández Alfonso.

En nombre del dirigente partidista, también recibieron reconocimientos Edelberto Valdés Fleites, Xiomara Arena Lorenzo, Samuel Hernández Hernández, por sus destacadas participaciones en el fortalecimiento y desarrollo del Ecumenismo en Cuba, movimiento que ha contribuido consecuentemente a la defensa de los derechos inalienables del pueblo cubano, su soberanía, libertad, igualdad y desarrollo social.

Nehemias Cárdenas Morales, vicepresidente del Consejo de Iglesias de Cuba; Ana Margarita Mayor Puerta, Heber Romero Armas, Julio Alonso Milanés, Rogelio Castillo Moreno y David Tache Romano, personalidades destacadas del Ecumenismo en Villa Clara recibieron reconocimientos a nombre de Omar Ruíz Martín.

A nombre del pueblo villaclareño, el Primer Secretario del Partido en Villa Clara entregó un reconocimiento al Consejo de Iglesias de Cuba, recibido por los reverendos Rodhe González Zorrilla, Presidenta del Consejo de Iglesias de Cuba y Nehemías Cárdenas Morales.

El pastor Edelberto Valdés Fleites expresó palabras de agradecimiento en nombre de los homenajeados, mientras Juan Carlos Díaz Gómez, miembro del Buró Ejecutivo del Partido en Villa Clara, destacó la trayectoria destacada de los homenajeados.

www.vanguardia.co.cu
Foto: Omar Ruíz Martín (centro), entrega reconocimiento a Rodhe González (izq.) y Nehemías Cárdenas (der.)

junio 12, 2006

Crece descontento ante actitud de la Iglesia Católica en Cuba.


¿Ha perdido Pedro Meurice la pelea frente al Cardenal Ortega?

Se dice que el descontento de muchos fieles ante la actitud muy pasiva de la jerarquía de la Iglesia Católica cubana frente al régimen de Fidel Castro ha crecido en los últimos meses, según apuntan fuentes que solicitaron el anonimato.

El mayor medidor de tal estado de cosas radicaría en el alto número de misivas que han estado recibiendo varios obispos y sacerdotes en todo el país.

Uno de los principales argumentos sostiene que en los últimos meses han viajado a la Isla varios cardenales y altos dignatarios del Vaticano, con alguna cobertura por parte de los medios oficiales, sin que ninguno haya alzado la voz para criticar el progresivo deterioro de los derechos humanos y las libertades fundamentales aquí dentro, incluyendo la imposibilidad de que la Iglesia realice normalmente sus funciones esenciales y tenga acceso a los medios.

"Es como si (la Iglesia) hubiera bajado bandera" y se hubiera plegado al escepticismo reinante hoy ante el futuro tan incierto de este país, dijo un asistente a misa en el templo de San Juan de Letrán, en La Habana.

Otros afirman que algunos obispos han preferido callar o desentenderse de la situación ante la posibilidad de utilizar esporádicamente los medios estatales para divulgar mensajes de carácter religioso especialmente autorizados por el gobierno, en ocasión de celebraciones puntuales como la Navidad y la Semana Santa, tal como ocurrió en las provincias de Granma y Holguín a propósito de esta última fecha. Los obispos de ambas diócesis (Dionisio García y Emilio Aranguren) leyeron una alocución en las emisoras de esos territorios.

Ello también equivaldría, acotan, a un repliegue importante, que incluye sustituir las polémicas y arbitrarias expulsiones de sacerdotes incómodos para el régimen por el otorgamiento de becas en el extranjero, en el mejor de los casos, o la salida en total silencio y sin protestas.

"Cuando mejor parece que están las relaciones entre Iglesia y Estado, Fidel Castro envió a Esteban Lazo a condecorar en acto público a varios pastores protestantes por su apoyo al régimen, esa fue una señal inequívoca hacia la jerarquía católica", señaló un joven sacerdote habanero, quien agregó: "Es como si Meurice hubiera perdido la pelea frente al Cardenal Ortega", en alusión a la tendencia menos contemplativa dentro de la Iglesia frente al régimen, encabezada por el arzobispo de Santiago de Cuba, Pedro Meurice, contrapuesta a la visión mucho más moderada del Cardenal Jaime Ortega.

Recientemente, los obispos cubanos sostuvieron un encuentro con Fidel Castro en ocasión de cumplirse 70 años del establecimiento de relaciones diplomáticas entre el Vaticano y Cuba.

Fuente: Baracutey Cubano. 2006-06-10

junio 10, 2006

Olvidado de los hombres pero no de Dios.




Expulsados de la Iglesia en Cuba por mostrar solidaridad con los presos.
Por: Froilán Osmany Rodríguez.

La década de los años 90 fue testigo de una masiva conversión de jóvenes en todas las iglesias de la isla. De la más diversa extracción social, desde doctores hasta estudiantes de ingeniería, carpinteros, y amas de casa; el “llamado a la salvación” por medio de la Fe en Cristo estaba produciendo un impacto en los corazones de miles de jóvenes a lo largo y ancho de nuestra amada nación. Entre ellos dos jovencitos: Edgar Gálvez Vega y María Esther Márquez, también encontraron consuelo, dirección y esperanza en el glorioso Evangelio de nuestro Señor Jesucristo.
Con el decursar de los años y como miembros de la Iglesia que les había visto nacer al Reino de Dios: “La Iglesia Evangélica Pentecostal Vida Abundante” que era pastoreada en aquel entonces por el Reverendo Héctor Hunter Wright; tanto Edgar como su esposa María Esther pusieron sus talentos al servicio de Dios y de su amada congregación, Edgar como chofer, albañil y mecánico y María Esther como Directora de Teatro y música.
El fogoso temperamento de Edgar, a la vez alegre y sincero con un tremendo corazón de cubano genuino y transparente comenzó a prestar atención y a sensibilizarse con la profunda desgracia y triste condición de vida de su amado pueblo cubano. Como cristiano, no podía permanecer impasible y al margen de la reiterada violación de los más elementales derechos humanos que victimaza desde hace más de cuatro décadas a los cubanos en general. De ahí que tomara la decisión más lógica con sus pensamientos y convicciones, la de confraternizar y colaborar con miembros pacíficos y defensores de los derechos humanos. Fue miembro del Partido Democrático 30 de Noviembre Frank País, trabajó con la Asociación de Presos Políticos Pedro Luís Boitel y hoy es Delegado de Ciudad Habana de la Comisión de Atención a Presos Políticos y de Conciencia y Familiares y miembro del Movimiento Liberal Cubano, todo lo cual lo realiza en pleno acuerdo con su conciencia cristiana. ¿No está escrito en la Biblia, en palabras del mismo Jesús, que los que padecen de hambre y sed de justicia serán saciados? ¿No condena el Apóstol Santiago en su Carta Universal a los ricos opresores por haber maltratado a sus semejantes? (Santiago 5: 4-6)
Para Edgar, no había desviación doctrinal en su comportamiento y aun cuando el facto del miembro de su Iglesia declaraba tácitamente que el mismo no se inmiscuye en bandos políticos, él sentía la necesidad de tomar partido del lado de la justicia. ¿Acaso no es Dios un Dios justo que dice en su palabra que no debemos callar en el juicio de los débiles y que debemos defender la causa de los desvalidos? (Prov. 31: 8-9). Sin embargo, los líderes religiosos de la Iglesia de Edgar y María tienen una idea diferente respecto de la justicia, la equidad y el defender el derecho de los débiles y desvalidos. El día 28 de septiembre del año 2005 Edgar recibió la visita de los representantes de La Iglesia Evangélica Pentecostal Vida Abundante, organización en la cual Edgar había sido miembro activo desde hacía ya 15 años, tiempo en el que no sólo había servido como chofer por todas las carreteras de Cuba, tanto en ciudades como en las zonas más recónditas, intrincadas y montañosas con su corazón lleno de amor y gozo, si no en el que también había aprendido a ver de cerca el sufrimiento de los cubanos en cualquiera de sus rincones. En esta visita es citado de modo verbal a una reunión oficial con tres miembros del Liderazgo Nacional de su iglesia .Los señores Héctor Hunter Wright, Superintendente General, Alfredo Gómez Arce, Secretario General y Herminio Pupo, Tesorero Nacional.
En esta reunión que acontece el 29 de septiembre del 2005 en la Oficina General de las Asambleas de Dios, sito en 10 de Octubre e/ Bella Vista y San Leonardo, Arroyo Naranjo, a Edgar se le comunica que oficiales del Departamento de Seguridad del Estado se habían personado en las oficinas nacional antes referida para reclamar que Edgar cesara en sus funciones de chofer de esta organización por: transportar y distribuir literatura subversiva por todo el país y por transportar personas contrarrevolucionarias. Sin más miramientos, Edgar Gálvez Vega recibe una carta de baja definitiva de esta organización en la cual se encontraba como profesante de su fe cristiana por 15 años. De un solo golpe de pluma, se queda sin trabajo y por tanto sin medios para sustentar a su familia la cual incluye a su esposa María Esther y a su dos niñitas de 2 y 6 años. Esto fue solo el comienzo de una larga historia de rechazos y abandono espiritual y emocional por parte de sus antiguos hermanos de Fe.
En dos ocasiones es citado a reunión en su Iglesia local, la Iglesia Evangélica Pentecostal Vida Abundante, sito en Maceo e/ Caña y Pañuelo, Diezmero, San Miguel del Padrón, Ciudad Habana y finalmente el licenciado Samuel Saavedra, pastor de esa Iglesia, le extiende a Edgar una carta de baja según ellos, “por incumplir los preceptos bíblicos”. En ningún lugar de la carta se le aclara cuáles preceptos él había violado. Para su asombro e indignación, sus otros hermanos también le vuelven la espalda. Algunos le hasta le niegan el saludo y dejan de visitarlo Uno de los pastores territoriales, en un encuentro fortuito, al ser interrogado por María Esther quien le preguntó la razón por la cual ya no les visita, le responde tajantemente ¿Para qué, si ya Edgar es baja definitiva? Se ignora o se pasa por alto que ya hubo un hombre dentro de la trama bíblica que fue rechazado y sus palabras nos llegan como una dura advertencia en el libro de Job (6:14 - 16)
En un pronunciamiento público, el pastor Saavedra esclarece ante toda la feligresía de Vida Abundante que: “si cualquiera de ustedes va a la cárcel por la causa de Cristo, tendrá nuestro apoyo, pero si es por razones políticas; no tendrá ningún apoyo”. Cabe preguntarse de qué Biblia salen tales razonamientos ¿No dice Hebreos 13:3 claramente "Acordaos de los presos, como si estuvierais preso juntamente con ellos, y de los maltratados...? No se especifica aquí si son presos políticos, comunes, criminales o vulgares rateros: presos y nada más y añade este versículo que “debemos acordarnos de los maltratados”.
Durante casi todo el año desde septiembre de 2005 hasta la fecha, ninguno de los antiguos líderes de Edgar les ha visitado para saludar, para saber de su situación espiritual o con cualquier buen pretexto. Nada. El más absoluto silencio, distanciamiento completo y el rechazo más frío y brutal.
Para esos líderes religiosos, el ser un defensor de los derechos humanos es pecado. De hecho, en las reuniones con el Licenciado Samuel Saavedra y demás líderes se le declara a Edgar abiertamente que defender los derechos humanos es pecado, que ningún cristiano esta llamado a defender ningún derecho humano y para ello esgrimen un débil y poco lúcido argumento: “Al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios”. Es interesante y hasta curioso el hecho de que las mismas personas que se revelan contra todo tipo de defensa de los derechos humanos y condenan al rechazo a los que tal hacen no tienen reparos en viajar cada vez que pueden a los países del mundo libre, a disfrutar de los beneficios y bendiciones que otros defensores de los derechos humanos lograron para sus países y para extender ayudas a otros países. ¿Por qué a nadie se le ocurre criticar a George Washington por defender los derechos civiles de los estadounidenses cuando de visita Miami se engullen una jugosa hamburguesa con una Pepsicola bien fría?
A nadie se le ocurre pensar que para llegar a ese estatus de vida, muchos tuvieron que defender la justicia y la equidad, no callarse cobardemente; sino enarbolar lo que consideraban bueno y justo.
Hoy Edgar continúa con su lucha pacífica y pertinaz en medio de un país que se derrumba moralmente, declina económicamente y cuyos valores espirituales están en abierto descenso. Aun muchos de aquellos que profesan ser cristianos asumen la postura del avestruz que oculta la cabeza bajo la arena para no ver (o no querer ver) lo que sucede a su alrededor, algunos como papagayos repiten la doctrina que se les enseña no como algo que deben meditar y profundizar en sus corazones, sino como algo a lo que deben plegarse so pena de sufrir el rechazo y aislamiento de sus semejantes.
La cobardía moral es la peor de todas y Edgar y su familia están sufriendo en carne propia de su secuela la complicidad cobarde con el régimen imperante en la isla de parte de los líderes religiosos antes mencionados. Es una vergüenza cuando la iglesia no se pone de parte de la justicia de los pobres y desvalidos. Cuando cobardemente hace fuera a uno de sus hijos, cuando no tiene misericordia ni piedad ni amor, entonces su rol social y ético está en bancarrota. ¿Que hubiera hecho Jesús Dios soberano? Seguro estoy que no empujaría con violencia ni despreciaría a un hombre por amar la justicia y la libertad.
Sirva este documento como petición de oración por estos jóvenes y encuentre un eco en cualquier corazón amigo.
Oremos por Cuba, por los presos, por estos jóvenes y por todos los que sufren.En el nombre de Jesús, Amen

junio 07, 2006

Episcopal Resolution turn blind eye to Castro’s Gulag.




Che Guevara's bloodstained prisons still survive in Fidel Castro's Cuba filled with yet another generation of dissidents and human rights activists. Not that you would learn this fact from reading the resolution on Cuba offered by the Standing Commission on Anglican and International Peace with Justice Concerns of the Episcopal Church Executive Council.
The Episcopal Church recently released its "Blue Book," containing reports from church committees and commissions which meet throughout the three-year interim between General Conventions. There are also resolutions written by these official bodies for consideration at the General Convention, which is meeting this June in Columbus, Ohio.

The resolution offered on Cuba, A016, does not mention Castro's gulag:

Resolution A016 U.S. Policy toward Cuba
Resolved, the House of _____ concurring, That the 75th General Convention of the Episcopal Church call for an immediate end to all portions of the United States economic embargo against the Republic of Cuba, particularly revisions to the embargo implemented by the U.S. Department of State in 2004; and be it further
Resolved, That dioceses and parishes in the Episcopal Church consider the establishment of companion relationships with the Episcopal Church of Cuba in order to help support the IEC spiritually and, where possible, financially; and be it further
Resolved, That, in order to promote the exchange of religious and political ideals, all members of the Episcopal Church are encouraged to travel to Cuba subject to the availability of licenses from the U.S. government; and receive delegations from the Episcopal Church of Cuba subject to approval by the U.S. government; and be it further
Resolved, That the Episcopal Church recommit itself at all levels to pray for the reconciliation of the United States and the Republic of Cuba, in the Name of the Prince of Peace whose most passionate desire for the Church is the ministry of reconciliation.
The problems that it sees inside Cuba are economic, and it blames these on the United States and its embargo against the communist Caribbean dictatorship. The resolution calls for "an immediate end to all portions of the United States economic embargo against the Republic of Cuba." It also encourages Episcopalians to visit the country in order to "promote the exchange of religious and political ideals."
Some of Cuba's political ideals include "short-term detention, frequent summonses, threats, eviction, loss of employment and restrictions on movement" for dissidents, according to a report by Amnesty International. These dissidents include many whose stand against the dictatorship is motivated by their Christian faith. They are frequently imprisoned for specious crimes such as "potential dangerousness," which is defined in the Cuban penal code as the "special proclivity of a person to commit crimes, demonstrated by his conduct in manifest contradiction of socialist norms."
The proposed resolution goes on to state that the Episcopal Church "recommit[s] itself at all levels to pray for the reconciliation of the United States and the Republic of Cuba." Perhaps it might also offer prayers for people like Dr. Oscar Elias Biscet, who is now serving a 25-year sentence for flying the Cuban flag upside-down (as a sign of distress over the human rights situation on the island). Biscet has reportedly experienced beatings, brutal interrogations, threats, and attempted blackmail.
ECUSA Presiding Bishop Frank Griswold visited Cuba in February, meeting with Fidel Castro. In his sermon, Griswold said, "I have been saddened to see the suffering caused by the policies of my country's government." He claimed that U.S. policies "have driven wedges through your country, wedges that are profoundly at odds with the Scriptural call to unity among all people in Christ." The bishop said nothing about the suffering and social divisions caused by the policies of Castro's government.
Proposed Episcopal Resolutions Blame Israel, U.S., Turn Blind Eye to Hamas, Castro. By: Erik Nelson. http://www.ird-renew.org/

junio 02, 2006

Le exigen a sacerdote acogerse a plan de “reeducación” penal en Cuba.



Por Katia Sonia Martín Véliz
La Habana, Cuba, mayo de 2006.

El jueves 11 de mayo se personó ante el Reverendo Ricardo Santiago Medina Salabarría, el jefe del Departamento Técnico de Investigaciones (DTI) de la prisión Taco-Taco del municipio de San Cristóbal, provincia de Pinar del Río, quien dijo llamarse Mario, para exigirle que se acogiera al plan de “reeducación”.

Ricardo se negó rotundamente, alegando que: ha estado preso por 10 meses de forma injusta e ilegal; mantendría a toda costa su negativa a ponerse de pie ante cualquier oficial en los tres recuentos que le hacen a la población penal en el día; no va a corear lemas alegóricos al proceso castrista, del cual él disiente; no comería ningún alimento del penal.

Intervino un capitán que se conoce por Wilbert, alegando ser muy instruido en materia de religión, quien manifestó que esa postura dejaba mucho que desear de la Iglesia que el Padre Ricardo Santiago representaba, ''máxime cuando lo hacía a nivel nacional", palabras textuales, y que eso era una falta de ética.

Medina Salabarría le manifestó que la falta de ética la tenía el gobierno cubano y la seguridad del estado en contra de su familia y su persona, pues por ordenes de ellos su familia era objeto de actos de repudio todos los domingos, de constantes provocaciones, sin importarles la estabilidad psíquica de 2 niñas de tres años de edad.

Medina aseguró al capitán que él padecía de un quiste en las cuerdas vocales que lo mantenía afónico desde el 15 de marzo y que hasta el momento no había recibido asistencia médica especializada, que al reclamo de su familia a esta necesidad, y derecho que le asistía, a las máximas autoridades, tanto gubernamentales como al órgano represor de la seguridad del estado, habían conseguido trasladarlo a un lugar mucho más intrincado. Asimismo le aclaró que le urgía el tratamiento médico para la diabetes, pues tenía bastante irregularidad con los valores de glucosa en sangre.

El capitán Wilbert le dijo que debía ser ahorcado y salió bruscamente del lugar cuando el sacerdote aceptó que Luís Posada Carriles debía ser extraditado a Venezuela y juzgado por un tribunal internacional, siempre y cuando a su lado estuviera el “presidente” cubano Fidel Castro, a quien le pesaban algunos muertos sobre sus espaldas.

El referido oficial Mario amenazó a Medina Salabarría con que su jaba sería pesada y calculada en 25 libras para obligarlo a consumir los alimentos del penal y el religioso le dijo que sería capaz de caer en hipoglucemia pero no comería el salcocho que ellos le dan a los presos.

Información recibida del P. Ricardo Santiago Medina Salabarría, Vicario General del Catolicado Ortodoxo Romano Bizantino de Cuba y Pdte. de la Comisión de Asuntos Religiosos de la APSC, desde la prisión Taco-Taco, Cuba el 12 de mayo de 2006. http://www.bitacoracubana.com/