noviembre 27, 2006

Diácono cubano pide oraciones y ayuda internacional.

La Gracia, la Paz y el amor de Dios Uno y Trino estén con usted y toda su familia.

Estimada hermana hoy acudo a usted para pedir su oración y para que a través de su boletín y su red de amistades y colaboradores cristianos recen por el hermano Lorenzo García Rodríguez y su familia, quién injustamente y tras un juicio falto de garantías y verdad, amañado y manipulado, ha sido condenado a un año de prisión por los delitos de estafa continuada y actividad económica ilícita, delitos que son falsos y una muestra de ello son la humildad y pobreza con que vive y las constantes carencias y necesidades que parecen en su casa, de las cuáles yo doy testimonio.
En el juicio el único acusador ha sido la policía política, pues ninguna persona se presentó en el juicio acusándolo. Lorenzo García, su esposa y sus dos hijos menores de 10 años son católicos prácticos, miembros de la comunidad de la catedral de San Isidoro de Holguín.
Este hermano es un hombre humilde, de 40 años de edad, enfermo de diabetes crónica e hipertenso donde esta prisión puede atentar seriamente contra su salud. Lorenzo es el líder del grupo defensor de los derechos humanos "Claridad", de esta ciudad de Holguín, es gestor del Proyecto Varela y participó en el Dialogo Nacional convocado por el Movimiento Cristiano Liberación, también es miembro de la Alianza Democrática Oriental , razones reales por las que lo han condenado y que no constituyen realmente delito alguno.
Su madre, mujer mayor, enferma y retirada; me ha transmitido está información y me ha pedido, en su sufrimiento y dolor, intercedamos ante Dios y la Virgen María, por su hijo, por ella y por toda la familia. Yo os invito a todos los que puedan a unirnos en la oración con está intención. También unirnos en oración por la libertad de todos los presos políticos y para que cese el acoso contra los pacíficos opositores políticos y defensores de los derechos humanos, las detenciones arbitrarias, los procesamientos y condenas injustas y por la instauración pronto en Cuba de un Estado de Derecho.
Agradezco de antemano a usted por su apoyo y a todos los hermanos que acojan este pedido. Pido para todos la bendición de Dios Todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Amen.
Andrés E. Rodríguez Tejeda
Diácono Permanente.
Diócesis de Holguín, Cuba. E-mail: dandres@obiholguin.co.cu
23 de noviembre de 2006
Cuba Católica

4 comentarios:

Camilo dijo...

Lamentablemente casos como los de Lorenzo abundan en demasia en nuestra patria.
Ya llegara la hora en que desaparezca el totalitarismo, y entonces, estas cosas no se veran.

Un abrazo.

EG dijo...

Hay muchos casos , y consideran que los mejor es guardar silencio. Conoci historias desgarradoras que los protagonistas o sus familiares preferian guardar silencio.

St. Jose dijo...

Claro que habrá oraciones por este caso. El poder de la oración puede mucho. Hasta saca a tiranos del poder.

Que así sea.

Saludos.

Edda Diz dijo...

Es el colmo de la desfachatez: defender a un delincuente, abiertamente, sin ningún rubor, y como justificación el hecho ABSOLUTAMENTE POLÍTICO, de que el personaje es "líder" contrarrevolucionario. Es como para que excomulguen al tal diácono por utilizar su investidura con objetivos políticos y nada màs y nada menos que en función de un demostrado comisor de delitos, por los que fue condenado por un tribunal.

Edda Diz
eddadiz@gmail.com