octubre 10, 2006

Judíos en la Habana de la primera mitad del siglo XX.

Presencia hebrea en La Habana.

Por: Lucas Garve.*

La Habana, Cuba – Septiembre 2006- La mayoría de los habaneros ignoran la presencia de judíos en La Habana desde el siglo pasado. En la actualidad quedan algunos descendientes, tan "
cubanizados", que han perdido sus rasgos.

En Marianao está el cementerio judío. Además, existen en la actualidad dos sinagogas. Una en la calle Acosta, en la Habana Vieja, y otra en el Vedado, en la calle K. Ambas cuentan con dos buenos edificios. Pero la más antigua, es la de la Habana Vieja.

Muchos judíos se instalaron en La Habana por los años 20 del pasado siglo. Esto quedó atestiguado en la Guía Provincial de La Habana comercial, industrial, profesional, agrícola, social, publicada por la Editorial Panamericana en 1944.

Esta Guía es un testimonio de la riqueza que acumulaba la ciudad en aquellos años. Al revisarla, encontré un número donde se habla de 28 negocios de hebreos instalados en la ciudad. Provenientes en su mayoría de Polonia, algunos de Rusia y de otros países centro europeos, ellos escogieron la Habana Vieja para establecer allí su comunidad. En el año en que se publicó la Guía de referencia, la mayor parte de ellos habían adoptado la ciudadanía cubana.

Crearon una red de comercio especializado, según la descripción de sus ocupaciones, en la confección de ropas, calzado y artículos de peletería. En anuncios de la época aparecen publicitados la marca Diva de Industrias Tarzán, de Elías Gurian, nacido en Rusia en 1906, y ya en 1944 era ciudadano cubano; la fábrica de bolsas y carteras de señora La Argentina, de Jaime Terner, sita en la calle Luz; La Habanera, peletería y fábrica de calzado, instalada en la calle Belascoaín 258, de Isaac Zaider, proveniente de Varsovia en el año 1926, quien formó familia en Cuba uniéndose con Perla Grauzalc; Almacén y Taller, de Moisés Schlesinger, natural de Polonia, llegado a La Habana en 1924, naturalizado cubano en 1934 y presidente de la Cámara de Industriales y Comerciantes Hebreos de Cuba en 1944; Shaftal, Terner y Cía, fábrica de bolsas y carteras, ubicada en Compostela 528; almacén de pieles de Lázaro Livovich, llegado a Cuba en 1924 y establecido en 1935 como peletero en la calle Cristo 42; La Casa Century, de ropa de hombre, propiedad de Wolf Werbin; el almacén de ropa masculina de los señores Niemann y Colodner, en Bernaza 218, y otros.

Vale apuntar lo anterior para darnos cuenta lo importante que fue la emigración de hebreos europeos a Cuba en lo concerniente a la creación de una red de comercio, y del enriquecimiento del tejido de la sociedad civil habanera, gracias al surgimiento de asociaciones y entidades que los identificaran y defendieran sus intereses.

Más no solamente contribuyeron con el aporte de su labor en la creación de industrias, sino que además publicaron periódicos y revistas que reflejaron los intereses sociales y comerciales de su comunidad.

No puede dejar de mencionarse a Eliecer Aronowsky, nacido en Polonia en 1904 e instalado en La Habana en 1924, donde fundó la revista Aurora y redactó los semanarios Vida Habanera y La Palabra Israelita. En 1928, publicó Cuentos de Cuba, y fue corresponsal en La Habana del periódico neoyorquino The Day.

La prensa hebrea tuvo su momento de gran auge entre los años 1928 y 1938. Son las fechas de aparición de publicaciones pertenecientes a la comunidad hebrea que nos ofrece la enciclopedia popular Cuba en la mano (1944). Aparecen en la sección dedicada a la prensa escrita la revista mensual La Aurora (1928), cuyo redactor era el mencionado E. Aronowsky; La Unión Árala (1929), revista dirigida por Cegrí J. Barclini; La Palabra Israelita (1930), La Belleza Israelita Cubana (1931), El Estudiante Hebreo (1931), dirigidas por Fiodol Valbé; El Mundo Hebreo (1932), periódico quincenal de David O. Kurliad; Tiferet Israel (1935), publicado por José Abrany, y OYFGANG (1938), semanario de Fiodol Valbé.

Esta parte de la diáspora hebrea que tocó nuestra tierra dejó un recuerdo para siempre en La Habana y otros lugares de Cuba. Pero fue en la capital donde afirmó su presencia. Ello consta gracias a las publicaciones de esa época.

*Periodista independiente cubano. Fundación por la Libertad de expresión.

Información relacionada: Tras el recuerdo de la vida .Por: Lucas Garve, Fundación por la Libertad de Expresión

3 comentarios:

Hellen Soriano dijo...

Yo estuve en Cuba en junio de 2006, fui con una Fundación de México a llevar ayuda económica a los judíos que aún viven ahí. Los donativos se entregan de acuerdo a una lista que la presidenta de la comunidad, Adela Dworin, entrega, en la cual se dice cuánta gente hay en cada familia.
El nivel de pobreza que vi personalmente no se iguala a nada que haya yo conocido. Hay mucho que hacer por ayudar a la gente que aún está ahí a no morir de hambre y sentimientos de abandono.

Anónimo dijo...

Lucas : Interesantes tus comentarios acerca de la vida judia en Cuba, sin embargo, no veo nada en la prensa independiente cubana que refleje el antisemitismo del gobierno cubano a traves de la demonizacion del estado de Israel en los medios. Como cualquier otra religion, el judaismo es controlado por la Oficina de Asuntos Religiosos del CC del Partido Comunista cubano. Los judios cubanos, son cubanos; muy cubanos, por asi decirlo y, tambien son victimas de la violacion de sus derechos humanos como el resto del pueblo de Cuba..Saludos y Shalom amigo Lucas.

Anónimo dijo...

hola me gustaria tener contactos con judios que viven en la habana gracias maggy mduboys@yahoo.es actualmente vivo en España gracias