agosto 13, 2006

La Secretaria del Consejo Ecuménico de la Republica Checa pide no enviar ayuda a Cuba a través del Consejo de Iglesias de inclinación pro castrista.


Ginebra, Suiza, Agosto 10, 2006

Una funcionaria eclesiástica de la República Checa pidió que el apoyo a los cristianos en Cuba, país que ha sido gobernado desde 1959 por el presidente Fidel Castro, no debería ser enviado a instituciones que cuentan con respaldo gubernamental. Entre ellas el Consejo de Iglesias de Cuba, una organización controlada por el gobierno cubano.

"Por nuestra experiencia en Europa Central y Oriental sabemos lo que es vivir bajo un régimen totalitario represivo, que según nuestra opinión, existe en Cuba"
, dijo Jitka Klubalova, secretaria general del Consejo Ecuménico de Iglesias de la República Checa.

Klubalova formuló estos comentarios en una carta remitida el 3 de agosto al secretario general del Consejo Mundial de Iglesias (CMI) Samuel Kobia. En la carta ella se refirió a recientes comentarios hechos por el líder del CMI denunciando la intensificación de las sanciones de Estados Unidos contra Cuba.
En su carta a Kobia, Klubalova o Krausova escribió: "Yo estoy trabajando en el Consejo Ecuménico de Iglesias de la República Checa que fue una institución controlada y dirigida por un régimen comunista antes de 1989. Por eso, yo entiendo aquellos que tienen dudas acerca de ayudar a los cristianos cubanos a través de organizaciones oficiales".

Agregó: "Como veo, el flujo de ayuda médica y de artículos no agrícolas a través del Consejo de Iglesias de Cuba podría cesar, pero debería buscarse otros canales para el envío de tal ayuda".

Klubalova anotó que la iglesia protestante más grande de su país, La Iglesia Evangélica de los Hermanos estableció "contactos con la oposición cubana y con las iglesias no afiliadas al Consejo de Iglesias de Cuba porque creyó que era una buena vía para ayudar a las personas necesitadas, que no reciben apoyo de instituciones oficiales".

Dijo que su organización estaría dispuesta a auspiciar una reunión en la República Checa donde iglesias miembros del CMI podrían discutir cómo ayudar y apoyar a los cristianos cubanos.

Loable iniciativa de la líder ecuménica checa, quien conoce muy bien lo que es vivir bajo una dictadura comunistas y las humillantes relaciones de trabajo que se crean entre algunas instituciones que se llaman religiosas y la policía política de estos regímenes que violan sistemáticamente los derechos humanos y desprecian la libertad de cultos.

Nota del editor: Aparece como Jitka Krausova en algunos textos. Ver Foto.