agosto 06, 2006

El exilio critica a la Iglesia cubana por obviar "el dolor que vive el pueblo y los crímenes que se han cometido contra él"


Grupos del Exilio cubano han participado este domingo en una vigilia para mantener viva la llama de "un cambio hacia la democracia en Cuba", durante la cual abundaron las críticas a la Iglesia Católica cubana por su mensaje sobre la enfermedad del dictador Fidel Castro.

"Aquí hay felicidad no porque Fidel Castro se esté muriendo, sino porque (la enfermedad) separó a un dictador del poder"
, ha dicho Ramón Saúl Sánchez, presidente del Movimiento Democracia. Sánchez ha manifestado que como institución religiosa la Iglesia católica de la isla debe transmitir un mensaje "consolador", pero ésta ha obviado "el dolor que vive el pueblo de Cuba y los crímenes que se han cometido contra él"

Toda la información haciendo Click

2 comentarios:

Muela Quieta dijo...

Praying for Castro is like praying for the antiChrist

The Cuban Cardinal, Jaime Ortega y Alamino, and the Cuban Catholic Bishops' Conference issued a pastoral letter asking the faithful to pray for Castro's health and also to pray for for those temporarily
standing in for him to be illuminated' in their tasks.

I have never heard Ortega asking for prayers for the health of Dr. Oscar Elias Biscet, who is languishing
in Castro's Gulag with thousands of other dissidents, and whose only crime is wanting a free and
independent Cuba. I have never heard Ortega asking for prayers for Guillermo Fariñas, who has been on
a hunger strike demanding access to the Internet, a privilege that is available to Cardinal Ortega and to
members of Cuba's Communist party, but not to regular Cubans living in Castro's prison island.

I consider it an insult for Ortega to ask Cubans, who have been suffering Castro's oppression for almost50 years, to pray for his health; and to ask for "illumination" for a murderer like his brother Raul. Theonly worthy "illumination" would be a lightning strike on top of both of their heads.

I consider it an insult to all those young Catholics who died in front of a firing squad and whose last words were "VIVA CRISTO REY" (Long live Christ the King).

Miguel Angel dijo...

El cardenal Jaime Ortega, arzobispo de La Habana, afirmó hoy que la Iglesia Católica cubana no aceptaría una intervención extranjera en Cuba y subrayó la importancia de mantener la paz en el país. Al inicio de la misa en la catedral de La Habana, Ortega leyó el comunicado divulgado esta semana por la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, en el que piden que Dios acompañe al presidente Fidel Castro en su enfermedad e ilumine a los nuevos responsables del gobierno y se encomiendan a la Virgen de la Caridad, patrona de la isla, para que se mantenga la paz.
Nota:
Ese comunicado no fue firmado por la totalidad de los obispos cubanos. El comunicado lo firmó el cardenal, un obispo auxiliar de La Habana y quiza uno o dos obispos mas. Esto nos indica -a las claras- que la inmensa mayoria de los obispos cubanos no apoyan la medida tomada por el cardenal Jaime Ortega Alamino.

Es importante que se sepa: La Conferencia Episcopal de Obispos de Cuba no fue quien firmó el documento pidiendo por la salud del dictador cubano. Ha llegado a mis oidos (de buena fuente) que fue un Comité de la Diocesis de La Habana y no la Conferencia Episcopal de Obispos cubanos (como tal).
Saludos,
Miguel Angel