julio 11, 2006

Regulación de la ayuda humanitaria para que no caiga en manos de los colaboracionistas del Consejo de Iglesias de Cuba.


“Consejo de Iglesias condena restricciones de Estados Unidos para envío de ayuda a Cuba”
La Habana, Cuba, Julio 10, 2006

La presidenta del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), Rodhe González, condenó las recientes regulaciones recomendadas por la Comisión para Asistencia a una Cuba Libre, de la administración estadounidense, por impedir al Servicio Mundial de Iglesias (SMI) de ese país, el envío de ayuda humanitaria al pueblo cubano.

La comisión que asesora al gobierno estadounidense en materia de políticas con respecto a Cuba y que preside la secretaria de Estado Condoleeza Rice, elevó un informe al presidente George W. Bush, donde recomendó que se intensifiquen las regulaciones para el envío de ayuda humanitaria, para asegurar que no vayan “ a organizaciones controladas, como el Consejo de Iglesias de Cuba".

El presbítero Pablo Odén Marichal, Director del Centro de Estudios del CIC y rector de la Parroquia Episcopal "Fieles a Jesús", de Matanzas, descartó el argumento empleado por Estados Unidos, acusando al CIC de ser una institución controlada por el gobierno cubano. Siendo como es una organización tan infiltrada que resulta controlada en toda su estructura y organización, su colaboracionismo con el régimen dictatorial produce asco.

"Yo he sido presidente del CIC por cinco años, y (...) nunca me he sentido controlado", afirmó Marichal, unos de los colaboradores mayores de la tiranía dentro del Consejo de Iglesias de Cuba.

Lo que se quiere, continuó Marichal, es tratar de “matar al movimiento ecuménico en Cuba, que es uno de los más fuertes de América Latina", tras exhortar tanto al CIC como al CNIC, a hacer valer su derecho a mantener relaciones independientes con las iglesias de ambos países. El movimiento ecuménico hace tiempo le dio el tiro de gracia el propio gobierno al reclutar tantos dentro del Consejo de Iglesias y las iglesias satélites; que la hacen una dependencia del Estado, difícil de soportar para aquellos que tienen un mínimo de decencia.

El colaboracionismo es penalizado, tengan en cuenta eso. Por lo pronto se les acabo el “vivio”

Foto reciente de la entrega de reconocimientos a colaboradores del Consejo de Iglesias de Cuba por parte de dirigentes de la dictadura en la región central de la Isla.