abril 02, 2006

Presidente de la Iglesia Prebisteriana de los Estados Unidos negó la presunta falta de libertad religiosa en Cuba.


El presidente de la Iglesia presbiteriana de Estados Unidos, Rick Ufford Chase, se pronunció hoy en La Habana por una mayor apertura de las visitas pastorales a Cuba, y negó la presunta falta de libertad religiosa en la isla.
El religioso estadounidense fue presentado hoy durante un culto en la Primera Iglesia Presbiteriana Reformada de La Habana. Chase señaló que recientemente algunos líderes religiosos de su país visitaron el Congreso de EEUU para expresar su preocupación por las limitaciones a las visitas religiosas a la isla.
El líder presbiteriano negó la presunta falta de libertad religiosa en Cuba que mencionaba un reciente informe del Departamento de Estado de EEUU sobre la situación mundial de los Derechos Humanos.
"Hay una creencia en el gobierno oficial de EEUU de que no hay libertad de practicar la religión en Cuba. Después de una semana aquí, obviamente eso no es la verdad", dijo Chase, tras visitar una docena de iglesias en varios puntos del país.
"Es obvio que las iglesias aquí están activas y están creciendo y lo están haciendo abiertamente", señaló Chase, aunque agregó que "también hay preocupaciones legítimas sobre la apertura para poder funcionar en todas formas como iglesias".
El presidente de la Iglesia presbiteriana de EEUU dijo no haberse entrevistado con ninguna autoridad gubernamental cubana, ya que su visita, que concluye hoy, es únicamente pastoral.
Chase explicó que en EEUU existen "más de 11.100 iglesias presbiterianas, con 2,3 millones de feligreses", mientras que en Cuba "hay unos 13.000 practicantes de esta fe", aunque desconoce el número de templos existentes en la isla.
Por su parte, el Reverendo Héctor Méndez, presidente e la Iglesia Presbiteriana Reformada en Cuba, destacó la importancia que le concede a la visita de Chase. "Ambas iglesias son hermanas con una larga tradición de labor común y estamos trabajando juntos por mejorar las relaciones entre nuestros dos países", indicó. "Nuestras iglesias están tratando de evitar en cualquier lugar aquello que interrumpa las relaciones comunes y normales entre las iglesias y los pueblos", agregó el religioso cubano.
En tanto, el reverendo Carlos Camps, secretario general del Sínodo de la Iglesia Presbiteriana Reformada en Cuba estimó que "siempre una visita de un moderador que representa la iglesia en EEUU es para nosotros una gran cosa, sobre todo en este momento de diálogo para evitar que las tensiones continúen".

2 comentarios:

Stop the NCC dijo...

I can't believe that this poof is getting away with saying this - he looks like a freak. The world needs to know about this.

El Editor. dijo...

Payá, que ha vivido desde su nacimiento (1952) en la Isla, en una reciente entrevista concedida a la revista electrónica de la diáspora cubana, Encuentro en la Red, precisó que "en muchas comunidades es palpable", la persecución a la Iglesia, y ésta se puede observar concretamente en "agentes que van permanentemente a escuchar las Misas, y en algunos casos a hacerse visibles", lo que "intimida a las comunidades".

"Aunque esto no es público, tengo que hablar, porque lo conozco, sobre cuántas religiosas y religiosos son víctimas de amenazas, de llamadas por teléfono, de chantajes", añadió Payá.

Además, destacó "la solidaridad humana de comunidades religiosas, sacerdotes, monjas, con los familiares de los prisioneros".